Latinoamérica

Posada Carriles y sus tres intentos para matar a Fidel Castro

El exagente de la CIA, que murió este miércoles, estuvo dos veces preso por ataques contra Cuba.

Posada

Posada Carrillo luchaba contra un cáncer de garganta que finalmente acabó con su vida el pasado miércoles.

Foto:

Joe Raedle/ AFP

24 de mayo 2018 , 03:38 p.m.

Nacido en Cienfuegos, Cuba, el 15 de febrero de 1928,  Luis Posada Carriles se opuso al gobierno de la Revolución cubana desde su inicio y escapó de su país hacia Estados Unidos, donde adquiriría un papel clave entre el exilio cubano de Miami.

Cuba lo responsabilizó por la voladura de un avión comercial de Cubana de Aviación que había despegado de Barbados en 1976, dejando 73 muertos. Por este hecho fue encarcelado en Venezuela. También en Panamá estuvo en prisión en el 2000 por planear un atentado contra el líder de la Revolución, Fidel Castro .

Aquí las tres las oportunidades que tuvo Posada para acabar con la vida de Fidel.

Visita de Fidel Castro a Chile en 1971

Se trataba de un operativo "cuidadosamente planeado" por Posada, entonces agente de la CIA, que asesinaría a Castro con un revólver escondido en una cámara de cine, que portarían "dos testaferros de Posada", acreditados como periodistas venezolanos en Chile, según narró al semanario 'Granma' Internacional el general (r) Fabián Escalante, entonces jefe de la Seguridad del Estado de la isla.

Durante la cuarta Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado en Cartagena

En 1994, con ocasión de la cita de los Jefes de Estado de 21 países, Posada Carriles introdujo al centro de conferencias de la Cumbre un fusil Barret calibre 50, pero no pudo realizar el atentado debido a los fuertes esquemas de seguridad. 

Tres caminos para matar a Fidel en Panamá

Posada  arribó a Panamá el 5 de noviembre de 2000 con documentación falsa. El plan consistía en volar el Paraninfo de la Universidad de Panamá, donde Fidel hablaría. Para ello Posada contaba con la colaboración de los terroristas Gaspar Jiménez Escobedo, Pedro Crispín Remón y Guillermo Novo.

Ellos estudiaron más de una variante: volar el avión del Comandante en Jefe en el momento del aterrizaje, hacer un atentado en el trayecto del aeropuerto al hotel donde se hospedaría, o en algún otro de los recorridos que hiciera durante la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado a la que había asistido, y, por último, hacer estallar el Paraninfo de la Universidad. Sin embargo, ninguno de los tres planes fueron ejecutado con éxito.

Fidel Castro (1926-2016) acusó en su momento a Posada, fallecido este miércoles en Florida (EE.UU) a los 90 años, de ser  "el mayor terrorista del hemisferio occidental".

INTERNACIONAL*
Con EFE y AFP​

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA