Latinoamérica

'Está hecho el camino para que Assange deje la embajada de Ecuador'

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, habló de la situación del fundador de Wikileaks.

Assange, en la embajada ecuatoriana en Londres.

Assange, en la embajada ecuatoriana en Londres.

Foto:

Andy Rain / EFE

Por: AFP
07 de diciembre 2018 , 10:06 a.m.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo este jueves que "está hecho el camino" para que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, decida abandonar la embajada ecuatoriana en Londres, donde está asilado desde 2012.

"Está hecho el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad", declaró Moreno a la prensa, al afirmar que Reino Unido le ha garantizado que el australiano no sería extraditado a un país donde su vida corra peligro.

"Digo casi libertad porque no olvidemos que él no se presentó a los juzgados británicos y tiene que pagar una pena no larga por aquello. Eso lo decidirá la justicia británica", precisó el mandatario.

El australiano, de 47 años, teme ser extraditado a Estados Unidos por difundir miles de secretos oficiales de ese país a través de su página web. Ecuador sostiene que Assange no afronta ningún pedido de extradición. Sin embargo, en noviembre WikiLeaks indicó que su editor fue aparentemente inculpado por la justicia estadounidense por publicar documentos robados al Partido Demócrata durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

"Nos enviaron una comunicación oficial del gobierno británico indicando de que la Constitución de Gran Bretaña impide que una persona sea extraditada a un sitio donde corra peligro su vida", indicó Moreno.

Digo casi libertad porque no olvidemos que él no se presentó a los juzgados británicos y tiene que pagar una pena no larga por aquello.

Assange se refugió en 2012 en la embajada de Ecuador para evitar ser enviado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales. Esas causas no prosperaron. Ante la negativa de Reino Unido de concederle un salvoconducto, el australiano no ha abandonado la delegación ecuatoriana. Además mantiene vigente una orden de detención en su contra por incumplir obligaciones de su libertad condicional.

Casi encarcelado

Moreno, quien en otras ocasiones ha dicho que el caso del australiano es "una piedra en el zapato" para su gobierno, expresó que le desagrada la presencia del fundador de Wikileaks en la embajada de su país.

"A mí no me agrada la presencia del señor Assange en la embajada de Ecuador", agregó Moreno en un encuentro con periodistas de radios locales, que se realizó en el palacio de Carondelet, sede del gobierno nacional.

A mí no me agrada la presencia del señor Assange en la embajada de Ecuador.

Empero agregó que su país ha sido respetuoso de los derechos humanos del fundador de WikiLeaks, quien desde octubre último debe cumplir pese a su rechazo un protocolo especial establecido por Quito que regula sus visitas, comunicaciones y salubridad.

"Dentro de ese respeto a los derechos humanos nos parece que seis años es demasiado tiempo para que una persona permanezca casi encarcelada en una embajada", manifestó Moreno. Ecuador ha tratado infructuosamente de hallar una salida al caso.

En dos ocasiones solicitó sin éxito al Reino Unido que conceda un salvoconducto. Además en diciembre del año pasado le dio la naturalización y rango diplomático, lo que no fue reconocido por Londres.

Según las autoridades ecuatorianas, la estancia de Assange en la legación ecuatoriana le ha costado al país unos seis millones de dólares.

A su vez, la justicia ecuatoriana tiene pendiente resolver, en segunda y última instancia, la apelación de Assange para que sean suspendidas las normas impuestas por Ecuador. El incumplimiento de esas reglas derivará en la "terminación del asilo", según el documento.

¿Por qué lo busca la justicia?

Julian Assange tiene dos órdenes de arresto emitidas por Suecia en 2010 por dos casos de presunto abuso sexual. Algo que Assange calificó de "campaña para acabar con WikiLeaks". Sin embargo, su mayor preocupación es que de ser extraditado, Estados Unidos podría condenarlo por "espionaje" y "terrorismo", por revelar en el portal cientos de miles de cables secretos del gobierno estadounidense, que contenían información sobre las guerras de Afganistán e Irak, intentos de infiltración en Cuba, e información sobre el manejo de la cárcel de Guantánamo. 

Cuando agotó todos los recursos legales para evitar ser extraditado, buscó refugio en  en la embajada de Ecuador en Londres, alegando una "persecución política" que buscaba "ponerlo tras las rejas". 

El entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa, le concedió el asilo político para "proteger la vida" de Assange y porque no se garantizó "su no extradición a un tercer país", según citó El Comercio de Quito en 2012.

La decisión fue vista como un intento de Correa de mostrarse como un defensor de la libertad de expresión -cuando recibía críticas de represión a la prensa en su país- y también como una oportunidad de dar un golpe de oposición a Estados Unidos, de ideología contraria a Correa. 

INTERNACIONAL
* Con información de AFP​

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA