Latinoamérica

Por paro de la oposición, Nicolás Maduro aplica tenaza judicial

Tres de los 33 nuevos magistrados del Tribunal Supremo han sido encarcelados. Gremios apoyan huelga.

Varios heridos durante  marchas  opositoras  en  Venezuela

La convocatoria de la constituyente ha servido a la oposición para mantener las protestas en las calles.

Foto:

Cristian Hernández / EFE

25 de julio 2017 , 08:59 p.m.

Durante las últimas 72 horas, el Poder Judicial, supeditado al gobierno del presidente Nicolás Maduro, ha encarcelado a tres de los 33 nuevos magistrados nombrados por la Asamblea Nacional el viernes pasado.

Se trata de una nueva ola de persecución judicial que este lunes incluyó la destitución y orden de captura e inhabilitación política contra el alcalde de Lechería, Gustavo Marcano, y prohibición de salida del país contra el alcalde de Barquisimeto, Alfredo Ramos.

La misma suerte podría correr este jueves el alcalde del municipio caraqueño de Chacao, Ramón Muchacho, señalado también por el Tribunal Supremo de Justicia de permitir la obstrucción de las vías públicas en las protestas contra el régimen venezolano, que cumplen ya 115 días y escalarán con una huelga nacional de 48 horas cuyo inicio será este miércoles, a las 6 de la mañana.

El paro espera repetir el éxito de la huelga del pasado jueves 20 de julio y aumentar la presión contra la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente prevista para este domingo.

Los llamados al mandatario venezolano para que desista de esa iniciativa han pasado por la Iglesia, los gremios profesionales y los partidos políticos, y esta semana se sumaron las principales federaciones y confederaciones de trabajadores del país.
A última hora de este martes, el poderoso sector del transporte público anunció que también paralizaría todas las unidades en apoyo a la iniciativa de la Mesa de Unidad Democrática.

Reconocemos y defendemos cualquier mecanismo de protesta ciudadana como expresión democrática

Los empresarios, tal como la semana pasada, apoyaron la convocatoria afirmando que no pedirán a sus afiliados que cierren los portones, pero sí que respeten el salario y el puesto de trabajo a los empleados que quieran sumarse a la iniciativa.

“Como gremialistas apoyamos el llamado a huelga realizado por sindicatos y otras organizaciones civiles y damos libertad plena a nuestros trabajadores y empresarios que decidan sumarse a esta convocatoria cívica. Reconocemos y defendemos cualquier mecanismo de protesta ciudadana como expresión democrática”, señaló en un comunicado la patronal privada Fedecámaras.

Además de presionar para frenar la Constituyente, y en exigencia de elecciones generales, la huelga es parte del esfuerzo opositor en el pulso contra la avanzada autoritaria del régimen, que el sábado apresó al jurista Ángel Zerpa, recién nombrado magistrado por el parlamento, y lo sometió a tribunales militares.

Aunque el Tribunal Supremo de Justicia dijo que los nuevos magistrados incurrirían en delitos de “usurpación de funciones” al ser juramentados, aún no está claro qué delitos se le imputan a Zerpa –quien se declaró en huelga de hambre este lunes– en la jurisdicción militar.

En el estado Anzoátegui fueron apresados también los nuevos magistrados Jesús Rojas Torres y Zuleima Delgado, en cumplimiento estricto de la orden de Maduro de poner tras las rejas a los juristas nombrados por la Asamblea Nacional. Ese poder público declaró “nulos” los nombramientos de los magistrados hechos por el parlamento anterior “por no cumplir los requisitos de forma y de fondo para su escogencia”, según palabras de la diputada Delsa Solórzano. “Por lo tanto, desconocemos las sentencias de estos magistrados; son nulas de toda nulidad”.

La fiscal Luisa Ortega Díaz advirtió sobre la gravedad de los días que corren en Venezuela con la intensificación de la persecución judicial, las violaciones del debido proceso y hasta el maltrato físico al que son sometidas las personas apresadas por razones políticas. “Son tratados como despojos humanos”, dijo, tras señalar que el Tribunal Supremo de Justicia está desdibujando la institucionalidad al pretender asumir funciones del parlamento y de la propia Fiscalía.

A pesar del complicado escenario, la crisis, que ha empujado a miles de venezolanos a cruzar las fronteras en las últimas horas, no encuentra eco o reconocimiento alguno del oficialismo, que dedica varias horas del día a transmisiones en cadena de radio y TV a promover los candidatos para la constituyente.

El presidente Maduro insiste en asegurar que “llueva, truene o relampaguee”, la elección ocurrirá, en lo que, para él, se trata de una dicotomía en la que su opción es la única que representa la paz. “El domingo se decidirá entre si queremos constituyente, paz, o si queremos que del país se apoderen los secuestradores, los guarimberos. Esa batalla está sabrosa”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA