Latinoamérica

El polémico diputado que busca la presidencia de Brasil

 Jair Bolsonaro es calificado por analistas de tener políticas "misóginas y homofóbicas". 

balsonero

El diputado ultraderechista Jair Bolsonaro es el segundo favorito a ganar la presidencia de Brasil, con el 20 por ciento de preferencia entre la gente.

Foto:

Joédson Alves/EFE

23 de julio 2018 , 12:45 p.m.

Con proclamas misóginas y homofóbicas y una asumida nostalgia de la dictadura militar, el diputado Jair Bolsonaro ha logrado convertirse en uno de los candidatos favoritos para las presidenciales de octubre en un Brasil convulso.

Sus detractores lo acusan de agravar la fuerte polarización del país. Pero sus partidarios lo consideran el salvador de una patria en peligro. Su segundo nombre es Messias y sus más ardientes seguidores lo apodan "el mito".

Un mito que este excapitán de 63 años, de penetrantes ojos verdes y cabello entrecano peinado con raya al costado supo cultivar mediante una astuta utilización de las redes sociales y sus apariciones mediáticas salpicadas de frases provocadoras.

Bolsonaro no se ha visto salpicado por la avalancha de escándalos de corrupción que sacuden a Brasil y gusta de poner a prueba su popularidad en los aeropuertos, donde suele ser solicitado para tomarse selfies.

"Bolsonaro es la luz al final del túnel. Es el único candidato que representa auténticamente al pueblo brasileño para desembarazarnos de la corrupción", dijo a la AFP la publicista Agnes Plocharski, de 47 años, en el aeropuerto de Curitiba (sur).

En las últimas encuestas, araña el 20 por ciento  de la intención de voto, en la vanguardia para la primera vuelta de la elección presidencial, si se confirma la ausencia del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Aunque los encuestadores no pronostican su victoria en una segunda ronda. Bolsonaro es particularmente popular entre los jóvenes (26 por ciento) y en la clase acomodada (34 por ciento); de formación católica, en los últimos tiempos buscó -y obtuvo- el apoyo de líderes evangélicos, con un discurso adverso a "la ideología de género".

baldomero 2

Balsonaro agrupa diferentes tipos de público en su campaña: conservadores evangélicos, personas de clase media, policías y militares, hasta habitantes de favela hartos de la violencia.

Foto:

Ueslei Marcelino/Reuters

En 2014, Bolsonaro le dijo a la diputada de izquierda Maria do Rosario, que lo acusaba de incentivar las violaciones, que "no merecería ser violada"; y en declaraciones al diario Zero Hora, reincidió: "No merecería ser violada porque es muy mala, muy fea". Dos años después, elogió a un torturador de la dictadura (1964-1985).

También hicieron correr tinta sus declaraciones homofóbicas. En una entrevista con la revista Playboy, en 2011, dijo que preferiría que sus hijos "muriesen en un accidente" a que sean homosexuales. Aunque sus ambiciones presidenciales lo han llevado a suavizar su discurso en los últimos meses, una alianza con los partidos tradicionales para una segunda vuelta luce poco probable.

"Como el electorado está muy fragmentado, con ningún candidato con gran destaque en los sondeos, no sabemos si podrá conseguir los votos de los perdedores de la primera ronda. No es un candidato unificador", dijo Michael Mohallem, profesor de Derecho de la Fundación Getulio Vargas (FGV).

AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA