Latinoamérica

Congreso de Perú no logra destituir a Kenji, el menor de los Fujimori

Fue suspendido mientras es investigado por acusaciones de cohecho y tráfico de influencias.

Kenji Fujimori

Kenji Fujimori, congresista peruano e hijo menor del expresidente Alberto Fujimori. El legislador fue suspendido mientras se le investiga por cohecho y tráfico de influencias.

Foto:

AFP

07 de junio 2018 , 12:24 a.m.

El Congreso de Perú aprobó en la noche de este miércoles suspender al popular legislador Kenji Fujimori –hijo menor del expresidente Alberto Fujimori– para ser investigado por la fiscalía, pero no hubo quorum para votar un pedido de destitución promovido por su hermana Keiko.

La solicitud de suspensión mientras dure un proceso penal que se abrirá contra Kenji recibió 58 votos a favor y 4 abstenciones, en medio de las protestas de varias bancadas opositoras y de izquierda, cuyos miembros abandonaron, en su mayoría, el hemiciclo.

El Congreso también aprobó, con 61 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones, una acusación constitucional contra Fujimori ante la justicia por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo, cohecho genérico y tráfico de influencias.

Fujimori enfrentó el proceso junto a los congresistas Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel, quienes también fueron suspendidos en votaciones separadas, tras ser acusados de intentar comprar los votos de otros legisladores para evitar la destitución, en marzo pasado, del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

La votación generó polémica entre los miembros de las bancadas, ya que legisladores del Partido Aprista e independientes cuestionaron que el presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, permitiera que voten los miembros de la Comisión Permanente que, según el reglamento, están prohibidos por haber participado en la fase previa del proceso.

“Nuevamente, la Constitución transgredida. El artículo 100 prohíbe que los miembros de la Comisión Permanente voten en el pleno. Bienvenidos a los 90. ¡Abuso total!”, escribió en su cuenta en Twitter la congresista Patricia Donayre.

El legislador aprista Jorge del Castillo advirtió, por su parte, que ese incumplimiento del reglamento del Congreso permitirá que los tres congresistas suspendidos acudan ante el Tribunal Constitucional para pedir su restitución en los cargos.

Tras un debate que se prolongó desde la mañana, el pleno del Congreso también rechazó una cuestión previa que propuso que el proceso contra los tres parlamentarios regrese a la subcomisión de Acusaciones Constitucionales para su revisión.

Galarreta detalló que los congresistas serían suspendidos por una infracción constitucional a cinco artículos del reglamento del Congreso, lo que generó que Kenji Fujimori abandone el hemiciclo en medio de enfrentamientos verbales entre las diferentes bancadas.

Lo siguieron congresistas independientes y de las bancadas izquierdistas Nuevo Perú y Frente Amplio, algunos de los cuales gritaron “fuera dictadores”.

Durante su defensa de anoche, Kenji Fujimori, el candidato al Congreso más votado en las dos últimas elecciones generales en Perú, afirmó que Fuerza Popular ha “judicializado la política” y violado la ley para lograr que le retiren la inmunidad parlamentaria.

Su defensa

“Soy un hombre honesto y tengo la conciencia limpia. Siempre he trabajado y nunca he recibido privilegios (...). Si alguno cree que aquí termina mi vida política, pues están totalmente equivocados, porque esto recién empieza”, declaró Kenji ante el plenario, derramando algunas lágrimas antes de la votación.

El fujimorismo se encamina al cisma por el empeño de Keiko de expulsar del Congreso a su hermano, lo que podría conducir a que ambos se enfrenten en las presidenciales de 2021.

Kenji quedó con un pie fuera del Congreso hace dos semanas, cuando una comisión legislativa controlada por el partido de Keiko recomendó su destitución, pero él afirmó no estar muerto políticamente. Los hermanos se disputan el legado político de su padre, Alberto Fujimori, presidente entre los años 1990 y 2000, quien fue condenado por crímenes contra la humanidad y corrupción, pero muchos peruanos lo veneran porque acabó con el terrorismo de Sendero Luminoso y la hiperinflación heredada de Alan García (1985-1990).

“Los Fujimori han marcado la vida peruana desde hace más de dos décadas y media, primero durante la presidencia del padre y luego con la incursión en política de sus hijos”, dijo el analista político Fernando Tuesta.

La guerra fratricida conduciría a una contienda electoral entre hermanos, no obstante los esfuerzos del patriarca del clan, de 79 años, quien salió de prisión indultado por Kuczynski en diciembre.

Con o sin destitución, Kenji puede ser un candidato “potente” ante su hermana en 2021, según analistas, a menos que se le imponga una inhabilitación para postular a cargos públicos.

INTERNACIONAL

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA