Latinoamérica

El discurso de odio, un virus que se propaga por las redes sociales

Whatsapp, Facebook e Instagram se han convertido en el espacio de acción de los llamados 'haters'.

Whatsapp

Whatsapp

Foto:

Reuters

Por: ELTIEMPO.COM - APP
07 de noviembre 2018 , 09:13 p.m.

Los días en los que las redes sociales servían como instrumento para comunicarnos con nuestros seres queridos llegaron a su fin. Herramientas como Whatsapp, Facebook e Instagram han pasado a ser canales para hacer campaña política, vender todo tipo de productos, mantener grupos de trabajo e incluso esparcir noticias falsas y discursos de odio, entre otros usos. Pero es este último el que más preocupa en el entorno social, porque las personas están siendo motivadas a actuar dependiendo de la información que reciban por sus celulares o pantallas.

A este tipo de personas ya se les ha dado incluso un nombre: 'haters', que en español podría traducirse a 'odiadores'. Algunos estudios incluso han discriminado el tipo de víctimas que estas personas prefieren para atacar por medio de las redes.

Homosexuales, mujeres, afros, gitanos y musulmanes son las principales víctimas de los 'odiadores' profesionales, que se dedican en las redes a incitar a la violencia y discriminación contra estos colectivos vulnerables.

La cuenta puede empezar desde la lejana Birmania, donde las fuerzas armadas del país utilizaron mensajes en Facebook para atemorizar a la población de la minoría étnica musulmana rohinyá, una comunidad que se encuentra en el foco de las organizaciones internacionales dada la persecución que sufre por parte del Estado y la negativa de países como Bangladesh a darles refugio.

Al respecto, Zeid Ra'ad al-Hussein, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, aseguró hace poco que "Las redes sociales como Facebook deben bloquear de forma proactiva los contenidos que incitan al odio y evitar campañas en internet dirigidas contra minorías, como las emprendidas en Myanmar". 

No tan lejos se encuentra el caso de Estados Unidos, donde Robert Bowers, quien asesinó el 27 de octubre a 11 personas en la sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida) en Pittsburgh, publicó días antes en la red social Gab mensajes de odio hacia la comunidad judía.

Bolsonaro gana

El ultraderechista Jair Bolsonaro fue electo este domingo presidente de Brasil, con casi 56% de los votos, frente a 44% para el izquierdista Fernando Haddad.

Foto:

Sergio Lima / AFP

Un ejemplo más cercano es el de Brasil, donde el triunfo de Jair Bolsonaro es atribuido por analistas a la difusión de mensajes de odio en Whatsapp hacia su contraparte, Fernando Hadddad, representante por el Partido de los Trabajadores y heredero de Luiz Inácio Lula Da Silva. También se propagó una cantidad de contenido político con información falsa sobre los lugares de votación e instrucciones falsas acerca de cómo votar por candidatos específicos.

Colombia, por la misma línea

Colombia tampoco se ha salvado del discurso de odio en las redes sociales. Hace poco fue noticia en el país el caso de un ciudadano venezolano que fue linchado en  en el sur de Bogotá debido a una presunta cadena falsa de Whatsapp. El hombre murió luego de que la turba lo atacara. El hecho se registró en la localidad de Ciudad Bolívar en el sector de Acapulco.

Aunque en días posteriores esta historia dio un giro en el que se descubrieron las verdaderas razones del linchamiento, está precedida por meses de campaña electoral en el país donde las noticias falsas y el odio a través de las redes sociales fueron parte del sello de dichas presidenciales para difamar la imagen de los candidatos. Tal fue el caso del ahora senador Gustavo Petro, a quien se le acusó de querer convertir a Colombia en una Venezuela por medio de las redes, discurso que atemorizó al electorado y que le dio la victoria al actual presidente, Iván Duque.

Fakebook

Carteles con la imagen de Zuckerberg fueron instalados este año a las afueras del Capitolio en Washington, Estados Unidos,para reclamar a Facebook más controles a las cuentas falsas en la red social.

Foto:

AFP

Responsbilidad de las redes

Si bien las cabezas de las redes sociales han intentado dar frente a todos los casos de mal uso de las redes por parte de los usuarios, el tema se complica más porque las legislaciones de los diferentes países todavía no tienen regulaciones específicas para el tema de las redes sociales, muy pocos son los casos en lo que sí se estipulan medidas y controles, por lo que la llegada de las autoridades a este terreno ha sido tardía y ha conllevado a que los ciudadanos y expertos en la web, al igual que los 'haters' u 'odiadores' se aprovechen de estos espacios sin mano de los Estados.

Para el caso de Birmania y la minoería étnica rohinyá, Facebook anuncio en agosto que retiraría a varios oficiales militares acusados de su web y de una cuenta de Instagram para evitar la propagación de "odio y desinformación" después de revisar sus contenidos.

Sobre este tema también se pronunció el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. "Facebook no debería reaccionar porque la prensa o la comunidad de derechos humanos les señala el problema para que luego respondan de repente. Deben ser conscientes de ello con anticipación. No creo que deban esperar hasta que comience la crisis. Deberían pensar de manera proactiva sobre qué medidas tomarán para mitigar eso"

ELTIEMPO.COM - APP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA