Europa

Si Puigdemont vuelve a España sería detenido

La Justicia española renunció ayer a la extradición del expresidente catalán por malversación.

No obstante el retiro  de la euroorden, si Puigdemont vuelve a España sería detenido

Además de Puigdemont (foto), el juez Llarena procesó a una docena de líderes independentistas por malversación y rebelión.

Foto:

Felipe Trueba / EFE

19 de julio 2018 , 10:05 p.m.

España le rechazó a Alemania el ofrecimiento de extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont solo por malversación de fondos.

La justicia alemana decidió la semana pasada desechar el posible delito de rebelión que pesaba sobre él, eje de la acusación española.

De la misma manera, el magistrado del Tribunal Supremo de España Pablo Llarena le retiró la euroorden, así como a los demás independentistas fugados. Se mantiene, en todo caso, la orden de detención nacional, lo que significa que Puigdemont sería arrestado si pisa territorio español.

El auto del juez Llarena destaca la “falta de compromiso” de Alemania e informa que no acudirá al Tribunal de Justicia de Europa en Luxemburgo.

De esa manera, da por finalizada la colaboración europea. Los siete procesados huidos tienen, pues, libertad de movimientos, salvo para entrar a España. Podrían pasar veinte años sin pisar el territorio de su país, que es el tiempo que tarda en prescribir el delito.

Por otra parte, se plantea ahora una dicotomía frente a los independentistas que no optaron por fugarse y se encuentran en prisión preventiva en España.

Horas más tarde, Puigdemont aseguró que la retirada de las euroórdenes es la “demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial” del juez Llarena y pidió de nuevo que se deje en libertad a los presos independentistas en España.

“Hoy es un día para reclamar con más fuerza que nunca la libertad de las presas y presos políticos”, dijo Puigdemont en Twitter. “Retirar las Oede (órdenes europeas de detención y entrega) es la demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial”, agregó.

El abogado belga de Puigdemont, Paul Bekaert, informó que el expresidente de Cataluña regresará a Bélgica “la próxima semana”.

A ese país llegó huido de la justicia española en octubre del año pasado, luego de declarar la independencia ilegal de Cataluña. Allí se presentó ante la justicia local, que dio por cerrado su caso en diciembre de 2017.

En marzo de este año fue detenido en Alemania, según la euroorden que pesaba contra él cuando regresaba por tierra de los países nórdicos, a donde fue a dictar algunas conferencias.

Estuvo detenido en la prisión de Neumünster, en la región de Schleswig Holstein. Al cabo de doce días fue liberado, luego de pagar una fianza de 75.000 euros.

Desde entonces permaneció en Alemania, a la espera de que la justicia se pronunciara sobre la petición de extradición de España. Con la negativa de incorporar el delito de rebelión a la causa (el más grave, penado con hasta 30 años de prisión), España acaba de rechazar la posibilidad de que sea extraditado solo por malversación de fondos, un delito de menor envergadura.

De esta manera, el llamado ‘prócer’ independentista continúa por senderos imprevistos.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA