Europa

Otra novela de espías enturbia las relaciones de Londres y Moscú

Un exagente ruso fue encontrado con síntomas de envenenamiento en Salisbury, centro de Inglaterra.

Sergei Skripal

El exagente de la inteligencia rusa Sergei Skripal, en una foto en Moscú, en 2006.

Foto:

Yury Senatorov / EFE

06 de marzo 2018 , 07:47 p.m.

El exespía ruso Sergei Skripal, condenado en su país por traición, se encuentra grave en un hospital de Salisbury (centro de Inglaterra) con síntomas de envenenamiento, en un caso que recuerda al de Alexander Litvinenko, exespía que murió intoxicado con polonio radioactivo en Londres.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, dijo que el Reino Unido “responderá con contundencia” si se descubre que Rusia está detrás de la intoxicación.

Por su parte, la embajada rusa pidió información del caso para “poner fin a la demonización de Rusia”, mientras que el Kremlin calificó el suceso de “trágico” y negó cualquier implicación.

Skripal –doble agente al haber colaborado también para el servicio de espionaje británico MI6– está hospitalizado desde el domingo tras ser hallado inconsciente en un banco próximo a un área de juegos infantiles en Salisbury.

De 66 años, Skripal está internado junto con su hija, Julia, de 33 años, quien fue encontrada inconsciente junto a su padre.

La Policía investiga el origen de la sustancia que habría afectado a Skripal y a su hija, mientras que la cadena BBC informó de que dos agentes del condado de Wiltshire, al que pertenece Salisbury, que los atendieron inicialmente, fueron internados este martes con “síntomas menores” de intoxicación.

Como parte de la investigación, las fuerzas del orden cerraron este martes un restaurante italiano en Salisbury, aunque no han indicado si padre e hija pudieron haber comido en el establecimiento. Se ha mencionado como posible sustancia el fentanilo, un opioide sintético mucho más fuerte que la morfina, que puede ser mortal.

Skripal fue puesto en libertad en el 2010 en un intercambio de espías rusos expulsados de Estados Unidos, canje que tuvo lugar en una pista del aeropuerto de Viena, en lo que en su día fue uno de los más notorios desde la época de la Guerra Fría. Posteriormente fue llevado al Reino Unido, donde se instaló en Salisbury y llevaba una vida aparentemente muy tranquila.

Este caso recuerda al de Litvinenko, quien murió en Londres en noviembre del 2006 tras ser envenenado con polonio-2010, contenido en un té que tomó en el hotel Millenium de la capital británica en una reunión con dos rusos.

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA