Europa

Reino Unido aún puede 'dar reversa' al 'brexit': dice justicia europea

El TJUE afirma que la salida británica de la UE se puede revocar sin la aprobación de los 27 países.

Brexit

Un manifestante antibrexit protesta a las afueras del Parlamento en Londres. Sotiene un cartel en el que se lee: "Brexit: ¿vale la pena?".

Foto:

REUTERS

Por: Idafe Martín Pérez
04 de diciembre 2018 , 07:18 p.m.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dio aire este martes a quienes, en el Reino Unido, luchan por revocar la salida británica de la Unión Europea (UE) a través de un segundo referéndum o simplemente de la revocación del proceso de salida. Las decisiones del TJUE tienen supremacía sobre las de los tribunales nacionales de los países de la UE.

El abogado general del TJUE, el español Campos Sánchez-Bordona, emitió su esperado dictamen. Asegura en el texto que el Reino Unido está todavía a tiempo de revocar el ‘brexit’ sin, y esta es la clave de la decisión, tener que esperar el visto bueno de los otros 27 gobiernos del bloque, que sólo podrían aceptar esa revocación. Esa revocación debería hacerse antes de que se formalicen los acuerdos de salida el próximo 29 de marzo.

Las opiniones legales de los abogados generales son mayoritariamente confirmadas meses después por los jueces del TJUE. El dictamen llega justo una semana antes de que el Parlamento británico vote el acuerdo del ‘brexit’ alcanzado entre su gobierno y el resto de ejecutivos de la UE.

El caso alcanzó el TJUE tras una consulta prejudicial del Tribunal Superior de Escocia, región en la que los partidarios de seguir en la UE ganaron el referéndum con más del 60 por ciento de los votos. Los abogados de un grupo de dirigentes políticos escoceses alegaron en la vista judicial, celebrada el pasado 26 de noviembre ante el TJUE, que el gobierno británico sí debía tener derecho a revocar unilateralmente su salida del bloque.

La opinión legal del abogado general va contra la voluntad de los demás gobiernos del bloque, que querían tener la última palabra en caso de que Londres diera marcha atrás.

El gobierno británico debe tener derecho a revocar unilateralmente su salida del bloque

Los letrados que representaron en el caso al Consejo Europeo –donde se sientan los gobiernos- alegaron que revocar el proceso requeriría el acuerdo de los otros 27 países. Sus argumentos, rechazados este martes, muestran que los socios europeos del Reino Unido querían mantener la última palabra incluso en el caso de que Londres se arrepienta y dé marcha atrás.

El dictamen también es un palo para el gobierno de May. Sus representantes legales habían alegado ante el TJUE que el caso era simplemente inadmisible por ser hipotético y una mera pregunta teórica porque su gobierno no tenía ninguna intención de revocar el ‘brexit’.

Las consecuencias políticas de este dictamen pueden cambiar el proceso del ‘brexit’ porque refuerzan a quienes piden un segundo referéndum para paralizar la salida de la UE o simplemente notificar su revocación. El gobierno de la primera ministra Theresa May repite que no habrá segundo referéndum, pero no todo está en manos de May.

Si el Parlamento británico rechaza, como ahora mismo parece probable, el acuerdo logrado entre su gobierno y los otros 27 países de la UE para una salida ordenada del Reino Unido, May se enfrentaría a una grave crisis que podría hacerle dar marcha atrás o incluso dimitir para organizar elecciones anticipadas.

En ese caso, un nuevo gobierno, agarrándose a este dictamen, podría dar marcha atrás al ‘brexit’ u organizar un segundo referéndum. El texto legal emitido este martes refuerza esas opciones.

El abogado general emitió en este caso un informe ‘a ciegas’. El TJUE dictamina normalmente agarrándose a los tratados de la UE, pero en este caso había un vacío. El artículo 50 del Tratado de la UE, el que explica cómo un país puede salir del bloque, asegura que cuando ese país decide salir debe enviar una carta al Consejo Europeo, carta que Londres envió a Bruselas el 29 de marzo de 2017. A partir de ahí se abre un período de dos años para lograr un acuerdo –que ya está firmado a falta de las ratificaciones parlamentarias-.

Pero ese mismo tratado no dice nada sobre la posibilidad de que el país que notificó su salida y la está negociando cambie de idea y decida revocar el proceso antes de la fecha oficial de salida.

Ante este vacío jurídico, el TJUE explica en un comunicado que el abogado general basa sus razonamientos en las disposiciones pertinentes de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados. El artículo 68 de ese tratado dice que las notificaciones de retirada de un tratado internacional pueden ser revocadas en cualquier momento antes de que surtan efecto.

Lo que sí dice el artículo 50 del Tratado de la UE es que la notificación de la retirada –esa carta que Londres envió el 29 de marzo de 2017- sólo explica una “intención”, no una decisión de retirarse.

Idafe Martín Pérez
Para EL TIEMPO
Bruselas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA