Europa

El Papa dice estar del lado de las víctimas tras denuncias de abusos

Expresó ‘vergüenza y dolor’ por 1.000 casos de violaciones de sacerdotes en estado de Pensilvania.

Impactantes casos de abuso a menores por sacerdotes de PensilvaniaConozca los perturbadores detalles en el caso por abuso sexual a menores en EE. UU.
Papa Francisco

Efe

Por: Ciudad del Vaticano (AFP)
17 de agosto 2018 , 12:26 a.m.

Expresando “vergüenza y dolor”, pero a la vez exigiendo que esos “abusos criminales y moralmente reprobables” no queden en el olvido y sean castigados, este jueves se pronunció la Santa Sede respecto a la investigación adelantada tras las denuncias de abusos sexuales perpetrados por más de 300 curas en Pensilvania (Estados Unidos) por más de siete décadas.

“Las víctimas deben saber que el sumo pontífice está de su parte. Aquellos que han sufrido son su prioridad, y la Iglesia quiere escucharlos para erradicar este trágico horror que destruye la vida de los inocentes”, reza el comunicado emitido desde el Vaticano.

Una investigación de los servicios del fiscal de Pensilvania, publicada el martes pasado, destapó abusos sexuales perpetrados por más de 300 “curas depredadores” y su encubrimiento por la Iglesia católica de ese estado, donde al menos 1.000 niños fueron víctimas de esos actos.

No es la primera vez que un jurado popular publica un informe que revela escándalos de pederastia en el seno de la Iglesia católica estadounidense, pero jamás se habían conocido tantos casos.

“Curas violaron a niños y niñas, y los hombres de Iglesia que eran sus responsables no hicieron nada. Durante décadas”, escribieron los miembros del jurado en el detallado informe.

“Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe”, asegura el comunicado de la Iglesia. El Vaticano recuerda, sin embargo, que la mayor parte de los casos son anteriores al año 2000, cuando la revelación de varios escándalos llevó a la Iglesia estadounidense a emprender “reformas”.

Curas violaron a niños y niñas, y los hombres de Iglesia que eran sus responsables no hicieron nada. Durante décadas

La Santa Sede “empujó a estar en constante reforma y vigilancia en todos los niveles de la Iglesia católica, para garantizar la protección de los menores y de los adultos vulnerables”. Subraya también la necesidad de obedecer la legislación civil, incluida la obligación de denunciar los casos de abusos a menores”.

El texto también recalca que “la Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado y debería haber asunción de responsabilidad tanto de los abusadores como de los que permitieron” los abusos.

Finalmente, se indica que el papa Francisco “comprende bien cuánto pueden sacudir la fe y el ánimo de los creyentes estos crímenes y reitera el llamamiento a hacer todos los esfuerzos posibles para crear un ambiente seguro para los menores y los adultos vulnerables en la Iglesia y en toda la sociedad”.

El jurado de EE. UU. criticó que los casos fueron dejados de lado por la jerarquía católica, “que sobre todo prefirió proteger a los abusadores y a la institución”.

La investigación, que se extendió durante 18 meses, reveló un “encubrimiento sistemático” de los abusos. “A raíz del encubrimiento, casi cada instancia de abuso que hallamos es demasiado antigua como para presentar cargos”, lamenta el informe.

Ciudad del Vaticano (AFP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA