Europa

May rechaza borrador de divorcio de la Unión Europea

El texto de 120 páginas es una hoja de ruta para poner al Reino Unido fuera de la UE.

Theresa May, primera ministra del Reino Unido

Theresa May, primera ministra del Reino Unido.

Foto:

Toby Melville / Reuters

28 de febrero 2018 , 10:09 p.m.

Bruselas sigue imponiendo su modelo de brexit. La Comisión Europea publicó este miércoles el borrador del documento que legalizará el divorcio entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. El texto, de 120 páginas, divididas en 169 artículos, es una hoja de ruta para poner al Reino Unido fuera de la UE, pero diseñada por Bruselas.

El borrador, que solo se presentará a los negociadores británicos después de que lo aprueben los otros 27 gobiernos del bloque y el Parlamento Europeo, va al detalle y explica cómo será el período transitorio entre la fecha oficial del brexit (29 de marzo de 2019) y la salida real (31 de diciembre de 2020).

Mientras que Londres sigue tergiversando y debatiéndose entre opciones que desde la ‘capital’ europea se rechazan una tras otra, Bruselas parece tenerlo todo claro. Sin acuerdo del Gobierno británico, Europa ya pone por delante que Irlanda del Norte seguirá en la Unión Aduanera europea. El Gobierno británico rechazó ese punto porque, en la práctica, supone crear una frontera interna en su territorio que separaría a Irlanda del Norte del resto del Reino Unido.

Esa idea europea de mantener el territorio de Irlanda del Norte dentro de la UE mientras el resto del Reino Unido sale se debe a que Londres nunca ha explicado cómo piensa cumplir su promesa de que la frontera que un día dividió la isla irlandesa siga abierta mientras una parte sale de la UE y la otra (Irlanda) sigue en ella.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo el miércoles que ningún primer ministro podría nunca aceptar tal decisión y que la propuesta amenaza “la integridad territorial” de su país. El capítulo de Irlanda del Norte podría llegar a provocar la caída del Gobierno británico porque se sostiene por diputados eurófobos y unionistas norirlandeses del DUP.

Además, el Tribunal de Justicia de la UE retendrá la autoridad legal sobre cualquier disputa relativa al brexit, a los derechos de los 3,2 millones de residentes europeos en el Reino Unido, a la gestión de Irlanda del Norte en la Unión Aduanera y las futuras contribuciones británicas al presupuesto europeo. Otra imposición que Londres siempre ha dicho rechazar.

Europa también rechazó un período transitorio con una fecha final abierta, como había pedido el Gobierno británico. La fecha final de ese período será el 31 de diciembre de 2020. Además, hasta ese día, Londres seguirá cumpliendo las normas europeas, aceptando las decisiones y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia y pagando al presupuesto europeo. Todo eso sin voz ni voto en las decisiones del bloque.

Barnier metió prisa a los británicos porque todo debe estar acordado el próximo octubre para que el Parlamento Europeo y el británico tengan tiempo de ratificar el acuerdo. “Hay diferencias enormes, excesivas”, dijo el también excanciller francés y excomisario europeo. Barnier llegó a decir que su intención no es “provocar” al Reino Unido.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
Bruselas

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA