Europa

Una de cada nueve personas sufre de hambre en el mundo: FAO

Cifra se desprende del informe global de seguridad alimentaria. En Latinoamérica cifras aumentaron.

FAO Nigeria hambruna

La FAO advierte de una posible hambruna en Nigeria.

Foto:

AFP

11 de septiembre 2018 , 11:00 p.m.

Por factores entre los que se destaca la exposición a fenómenos climáticos extremos, el hambre creció en el 2017 por tercer año consecutivo, hasta afectar a 821 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un regreso a niveles del 2010, según el más reciente informe de la ONU revelado este martes.

Varias agencias de Naciones Unidas presentaron en Roma su informe sobre el estado global de la seguridad alimentaria y la nutrición, que constata que uno de cada nueve individuos sufre de hambre.

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde 2015 y, según las más recientes proyecciones, el incremento en casi 17 millones de hambrientos entre 2016 y 2017.

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, precisó que esta nueva edición se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos, frecuentes e intensos, además de otros factores como la violencia.

Como conclusión, la situación del hambre es “significativamente peor en los países cuyos sistemas agrícolas son sensibles a la variabilidad de las precipitaciones, la temperatura y la sequía, y donde los medios de vida de una elevada proporción de la población dependen de la agricultura”.

La subalimentación ha aumentado en casi todas las regiones de África: lo padece el 20,4 por ciento de la población, equivalente a 256 millones de personas.

En Asia, que alberga al mayor número de personas con hambre (515 millones de habitantes, el 11,4 por ciento de la población), la tendencia a la baja parece estar ralentizándose, mientras que en Latinoamérica y el Caribe la cifra subió a 39,3 millones de personas (el 6,1 por ciento de la población) por la desaceleración económica en América del Sur.

Venezuela, un factor de malas noticias para América Latina

En el caso de Latinoamérica, esa desaceleración económica está marcada, en parte, por la actual crisis venezolana. La prevalencia de la subalimentación subió del 4,7 por ciento de la población en el 2014 al 5 proyectado para 2017 o, en términos absolutos, de 19,3 millones de habitantes a 21,4 millones.

El informe indica que la tendencia al alza en América del Sur puede ser el resultado de la persistencia de los precios bajos para la mayoría de los productos básicos exportados, especialmente el petróleo.

De esta forma, mermó la capacidad de importar alimentos, invertir en la economía por parte de los gobiernos y proteger a las personas más vulnerables.

“La desaceleración económica que se observa en Latinoamérica se explica, en parte, por la situación de Venezuela”, dijo el director de Estadística de la FAO, José Rosero, que detalló que en ese país la tasa media de subalimentación fue del 11,7 por ciento de la población entre 2015 y 2017 (3,7 millones de venezolanos en total).

La desaceleración económica que se observa en Latinoamérica se explica, en parte, por la situación de Venezuela

Los crímenes del odio

El éxodo masivo de venezolanos está generando brotes de xenofobia y racismo, lo que ha llevado a la ONU a impulsar campañas de concientización como Somos panas Colombia.

Foto:

Luis Robayo / AFP

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (Fida), Gilbert Houngbo, llamó la atención sobre la necesidad de no abandonar la lucha y mejorar las inversiones con el fin de promover el empleo y la productividad de los pequeños productores.

Por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA), su director, David Beasley, advirtió que el objetivo de erradicar el hambre en el mundo para 2030 “no es realista” si se mantiene la tendencia actual. Tildó de “inexcusable” el reciente incremento de la desnutrición crónica a pesar de la tecnología disponible y reclamó una reforma de las donaciones internacionales para dar más “fluidez y flexibilidad” a los programas existentes.

En lo que se refiere a las distintas formas de malnutrición, coexistentes en numerosos países, más de 50 millones de niños tienen un peso demasiado bajo para su estatura y otros 38 millones sufren de sobrepeso.

La obesidad en adultos sigue agravándose y afectaba en el 2016 a más de 672 millones (uno de cada ocho), y la anemia entre las mujeres en edad fértil, también al alza, era un problema para 613 millones (una de cada tres).

REDACCIÓN INTERNACONAL
CON INFORMACIÓN DE EFE Y AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA