EEUU y Canadá

En la frontera, Trump reitera amenaza de declarar emergencia nacional

El mandatario viajó a Texas para insistir en la construcción del muro en el límite con México.

Trump

Donald Trump (c.) en su visita a Texas, junto a los senadores republicanos Ted Cruz (der.), John Cornyn (izq.) y varios agentes de la patrulla fronteriza.

Foto:

Reuters

Por: Internacional *
11 de enero 2019 , 04:33 a.m.

El presidente estadounidense, Donald Trump, visitó este jueves la ciudad fronteriza de McAllen, en Texas, para insistir en la “necesidad” de levantar una barrera que limite con México para detener la inmigración ilegal. Desde allí reiteró su amenaza de declarar una emergencia nacional para tener la posibilidad de reasignar fondos militares para la construcción del muro.

“Tengo el derecho absoluto para declarar una emergencia nacional. No debería de llegar a declararla porque esto es de sentido común. (...) Necesitamos un muro. Si tuviéramos una barrera de cualquier tipo, una barrera poderosa, ya sea de acero o de concreto... los detendríamos”, apuntó Trump en declaraciones a los periodistas, acompañado por los senadores republicanos Ted Cruz y John Cornyn, además de varios agentes de la patrulla fronteriza de Texas.

Esta visita se da en medio del cierre administrativo que ha mantenido una cuarta parte del gobierno paralizada desde hace 20 días por el desencuentro entre el mandatario y los demócratas respecto a la barrera.

El mandatario intensificó su batalla por la construcción del muro desde el martes, cuando dio una alocución nacional sobre el tema.

Tengo el derecho absoluto para declarar una emergencia nacional. No debería de llegar a declararla porque esto es de sentido común.

Un día después, abandonó abruptamente una reunión con los demócratas ante la reiterada negativa de los congresistas de aprobar la financiación de los 5.700 millones de dólares que Trump reclama para llevar a cabo este proyecto, que prometió realizar desde que era candidato presidencial.

En sus declaraciones a la prensa, Trump defendió que “nunca” ha dicho que México pagará directamente la construcción del muro, a pesar de que ha expresado en reiteradas ocasiones que el país vecino lo financiaría. “Cuando durante la campaña electoral yo dije ‘México pagará por el muro’, obviamente, nunca quise decir que van a escribir un cheque, dije que lo van a pagar. Y lo van a hacer”, insistió el mandatario. “México pagará por el muro, marquen mis palabras” fue una de las más famosas frases de su discurso de su campaña en 2016.

El entonces candidato describió los pasos que tomaría para obligar a México a pagar entre 5.000 y 10.000 millones de dólares para financiar el muro. Ese supuesto plan se basaba en gran medida en amenazar con prohibir las remesas de mexicanos que viven en EE. UU. hacia sus familiares en el país azteca, a menos que el Ejecutivo mexicano pagase una cantidad para el muro.

Cuando durante la campaña electoral yo dije ‘México pagará por el muro’, obviamente, nunca quise decir que van a escribir un cheque, dije que lo van a pagar.

“Es una decisión fácil para México: realizar un pago único de entre 5.000 y 10.000 millones para garantizar que 24.000 millones continúen fluyendo en su país cada año”, reflejó la nota de la campaña.

En los últimos días, la Casa Blanca ha empezado a sentar las bases para una posible declaración de emergencia nacional para construir el muro y han estudiado diferentes vías de financiación, incluyendo dinero no utilizado en el presupuesto del Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense, informó The Washington Post.

Trump ha instado a ese cuerpo a determinar qué tan rápido podrían firmarse los contratos y si la construcción podría comenzar dentro de 45 días.

Al ser interrogado por periodistas sobre una reforma migratoria alternativa al muro, respondió: “Me gustaría hacer una reforma de inmigración más amplia, pero tomaría mucho más tiempo (...) antes de eso tenemos que crear una barrera, y eso lo podemos hacer muy rápido”.

FBI, otro afectado por cierre parcial

La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI) advirtió este jueves que el cierre parcial del gobierno amenaza su capacidad para investigar y mantener al personal. “Agentes especiales siguen trabajando para el pueblo estadounidense sin cobrar, y la dirección del FBI está haciendo todo lo que puede para financiar las operaciones con los recursos cada vez más limitados. Esta situación es insostenible”, dijo la Asociación de Agentes del FBI (FBIAA) en un comunicado, y añadió: “El trabajo importante que hace la oficina necesita financiación inmediatamente”.

La asociación representa a cerca de 13.000 agentes especiales, que investigan desde crímenes violentos y delitos financieros hasta espionaje y terrorismo. Como ellos, cerca de 800.000 empleados federales han sido forzados a estar de licencia o a trabajar sin recibir su salario.

INTERNACIONAL 
Con información de EFE y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA