EEUU y Canadá

¿Qué hay detrás de los 'paquetes bomba' enviados en Estados Unidos?

En entrevista con EL TIEMPO, un experto analiza las posibles motivaciones detrás de estas amenazas. 

Amenaza de bomba en CNN

Miembros del escuadrón antiexplosivos de la Policía de Nueva York evalúan el edificio Time Warner en Manhattan, donde están las oficinas de la cadena CNN.

Foto:

REUTERS / Kevin Coombs

Por: SERGIO GÓMEZ MASERI - Washington
24 de octubre 2018 , 04:43 p.m.

Las agencias de seguridad de Estados Unidos investigan quién es el remitente de varios paquetes con artefactos explosivos enviados este miércoles  a las residencias del expresidente Barack Obama, en Washington D.C., y  a la excandidata presidencial Hillary Clinton en Westchester, Nueva York., a la sede de la cadena de televisón CNN, y a la sede de campaña de la senadora Debbie Wasserman Schultz, en Miami. 

Aunque no se ha identificado a los responsables, hay una cosa en común entre los destinatarios: son políticos demócratas y medios de comunicación liberales. 

Para entender qué intenciones tienen estas amenazas, EL TIEMPO habló con el experto Peter Schechter, ex vicepresidente para Iniciativas Estratégicas en el Atlantic Council, profesor de la Universidad de George Washington, y director de Altamar, un podcast sobre política exterior.


¿Qué cree que hay tras los paquete bomba que fueron enviados a figuras del partido demócrata?

Hemos llegando en este país a un punto que va más allá de la simple polarización política de la que tanto se habla. El que piensa distinto es visto como un enemigo.

Estamos ante una situación explosiva. No es solo por que ex líderes y dirigentes políticos de un partido hayan recibido supuestas bombas sino por que existe la sensación de que hay cierta permisividad para callar al oponente con violencia. Como está sucediendo en Alemania donde se tiene grupos de 20 hombres persiguiendo por las ciudades a gente con un color de piel diferente. O como hemos visto en América Latina cuando han subido al poder regímenes autoritarios. Es la intolerancia llevada al extremo.

Existe la sensación de que hay cierta permisividad para callar al oponente con violencia.

¿Recuerda antecedentes de algo así en Estados Unidos?

​No en lo que llevo de vida. Pero a mi padres si le tocó algo parecido cuando llegó a EE.UU. como un joven judío buscando refugio en la década de los 50 y se empleó en el gobierno. Joseph McCarthy (senador republicano) elaboró una lista de supuestos comunistas a los que se les persiguió y en la que estaba mi papá. Fue absurdo. Mi padre no solo no era comunista sino hasta medio de derecha. Cuando los niveles de polarización y división llegan a los extremas lo que sigue son estos brotes de violencia.

Peter Schechter

Peter Schechter, ex vicepresidente para Iniciativas Estratégicas en el Atlantic Council, profesor de la Universidad de George Washington.

Foto:

Cortesía

¿Dado que los blancos eran todos figuras asociadas con el partido demócrata considera esto que esto es una forma de terrorismo por afiliación política?

Para mi todo terrorismo tiene una raíz política.

¿Pero cuál es el origen de este ambiente que Ud. describe?

Son tres cosas. Lo primero es que se ha perdido el concepto de unidad nacional y estamos divididos en dos campos con visiones extremas. Lo segundo es que hay un presidente en la Casa Blanca que está exacerbando esas divisiones y toma partido abiertamente y apoya las expresiones de violencia contra el rival (como cuando aplaudió a un congresista por agredir físicamente a un periodista). Y lo tercero es que la falta de condena (del partido republicano) a este tipo de conductas es una especie de permiso para que se calle al rival de un puñetazo.

Hay un presidente en la Casa Blanca que está exacerbando esas divisiones y toma partido abiertamente y apoya las expresiones de violencia contra el rival.

¿Qué tan responsable es Trump por el tóxico ambiente en el que se encuentra EE.UU.?

Trump ganó las elecciones polarizando al país y como presidente por desgracia, no ha querido o no ha sabido usar su poder para unir al país. Por el contrario, ha definido el momento como una guerra entre los que lo respaldan y los que están en contra.

¿Cómo sale EE.UU. de esta encrucijada?

Soy pesimista a corto plazo pero optimista a largo plazo. Creo que la próxima campaña presidencial será una furibunda batalla cultural con dos visiones extremas. Los demócratas no van a escoger para representarlos a una persona moderada como Hillary Clinton sino a una persona que va a pelear al mismo nivel de Trump por que es la única manera de movilizar a las bases.

Pero mirando más a futuro lo que veo son nuevas generaciones más conectadas con defender el tipo de cosa que contribuyen al bienestar de todos sin tener que dividir para triunfar Tengo fe en que esos líderes le apuntarán no a lo peor de nuestro ser sino a su mejor lado.

SERGIO GÓMEZ MASERI
EL TIEMPO
WASHINGTON

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA