EEUU y Canadá

EE. UU. planea retirar 2.000 soldados de Siria

Presidente Donald Trump justificó la medida pues dijo que ya derrotaron al grupo Estado Islámico.

Soldados estadounidenses

Desde 2014 las tropas estadounidenses lideran una coalición internacional contra el terrorismo yihadista.

Foto:

Archivo / AFP

Por: EFE y AFP
19 de diciembre 2018 , 10:24 p.m.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, planea retirar "inmediatamente" de Siria a los 2.000 soldados estadounidenses que luchan en ese país contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

De acuerdo con la cadena CNN, el propio Trump tomó la decisión de efectuar una retirada "completa" y "rápida" de las tropas estadounidenses que lideran desde 2014 una coalición internacional contra el terrorismo yihadista. 

“Hemos empezado a devolver a casa las tropas conforme pasamos a la siguiente fase de esta campaña”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

La portavoz recordó que “hace cinco años, el EI era una fuerza muy poderosa y peligrosa en Oriente Próximo, y ahora Estados Unidos ha derrotado el califato territorial”.

No obstante, subrayó que “estas victorias contra el EI en Siria no marcan el final de la Coalición Global (contra el yihadismo) o de su campaña” y añadió: “EE. UU. y sus aliados permanecemos preparados para volvernos a unir a todos los niveles para defender los intereses estadounidense dondequiera que sea necesario”.

La portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, indicó que “la coalición ha liberado territorio controlado por el EI, pero la campaña contra el EI todavía no ha acabado”. A ese respecto, destacó que EE. UU. seguirá colaborando con “socios y aliados” para derrotar la organización extremista dondequiera que opere.

Pese la retirada de Siria, Estados Unidos todavía mantiene su presencia militar en Irak, fronterizo con el territorio sirio. 

Durante la campaña para las elecciones de 2016, Trump abogó por disminuir la presencia militar de EE. UU. en Oriente Próximo; pero cuando llegó a la Casa Blanca, altos cargos del Pentágono lo convencieron para que mantuviera tropas en Siria a fin de acabar con EI. Trump ha dicho que su prioridad en Siria era erradicar el EI y ha abandonado la idea de forzar una transición que fuerce la salida del presidente sirio, Bashar al Asad.

Según el Pentágono, al grupo yihadista solo le queda el uno por ciento del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó un califato en Siria e Irak.

Desde septiembre de ese año, EE. UU. desarrolla operaciones en Siria en una coalición que hace bombardeos y colabora sobre el terreno con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas. Asimismo, ha ofrecido asistencia militar y capacitación a grupos rebeldes sirios opositores al Gobierno de Damasco.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó respetar esta posición. “Esta es, por supuesto, la decisión de Estados Unidos. Israel defenderá su seguridad para protegernos a nosotros mismos en este frente”, declaró.

Hemos empezado a devolver a casa las tropas conforme pasamos a la siguiente fase de esta campaña.

Netanyahu anunció que el lunes habló por teléfono con Trump y el secretario de Estado, Mike Pompeo, al respecto. “La Administración estadounidense me informó sobre la intención del presidente de retirar sus tropas de Siria. Aclararon que tienen otras formas de ejercer su influencia en este escenario”, añadió.

Venta de armas

Poco después del anuncio, Estados Unidos develó haber aprobado una venta de misiles a Turquía por 3.500 millones de dólares, meses después de que Washington manifestó su indignación por los planes de Ankara de comprar armas a Rusia.

El Departamento de Estado hizo el anuncio, que incluye 80 misiles guiados Patriot. “La venta propuesta aumentará las capacidades defensivas de las fuerzas militares de Turquía en caso de agresiones, además de proteger a los aliados de la Otán que podrían entrenar y operar dentro de las fronteras de Turquía”, dice en un comunicado.

Esta decisión, a la que aún puede oponerse el Congreso de EE. UU., es una “alternativa” al sistema ruso antimisiles S-400, que Ankara quiere comprar a pesar de las advertencias estadounidenses, dijo a la AFP un portavoz del Departamento de Estado.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA