Asia

La selfie para la que posó Kim y otras curiosidades de la cumbre

El líder norcoreano visitó varios lugares emblemáticos y paseó por la zona costera de Singapur.

Kim Jong-un

Kim Jong-un (c) se tomó una selfi en el puente Jubileee junto al ministro de Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan (i) y al ministro de Educación, Ong Ye Kund (d).

Foto:

EFE

12 de junio 2018 , 09:27 a.m.

El muy custodiado líder norcoreano, Kim Jong-un, se salió este lunes de la rutina de los preparativos de la cumbre con el presidente de EE. UU., Donald Trump, para dar un paseo nocturno por la zona costera de Singapur y posar para un selfi con Vivian Balakrishnan, ministro de Relaciones Exteriores de la ciudad Estado.

“¿Adivinan dónde (estamos)?”, escribió en su cuenta de Twitter Balakrishnan, junto a una fotografía tomada por él mismo en la que aparecía sonriente junto a Kim y frente a un colorido arreglo floral.

La fotografía, que fue puesta por Balakrishnan unas 12 horas antes de la cumbre con Trump, es la primera imagen pública de ese tipo que se conoce del líder norcoreano.

En su país, sus apariciones son cuidadosamente organizadas y los extranjeros presentes deben esperar largas horas de controles previos de seguridad.

Kim se quedó todo el día en su hotel en Singapur, pero al concluir la tarde salió del St. Regis en una caravana de vehículos en la que se destacaba la alargada limusina en la que ondeaba la bandera norcoreana y se dirigió por carretera hacia Gardens by the Bay, un parque de 101 hectáreas que atrae a varios millones de visitantes cada año.

El líder norcoreano cruzó a pie el céntrico puente Jubilee acompañado de unas 40 personas, en su mayoría guardaespaldas.

El recorrido de Kim fue notable, pues el líder norcoreano solo ha visitado otros dos países –China y Corea del Sur– desde que llegó al poder en 2011.

Kim también recorrió el hotel Marina Bay Sands (MBS), que cuenta con casino y centro de convenciones, y además estuvo en el alto mirador que comunica las tres torres de 55 pisos del complejo.

Antes de terminar tour, el líder de Corea del Norte pasó por el parque Merlion –sede de una escultura de león con cuerpo de pez que es todo un símbolo de Singapur– y el centro de artes escénicas de Esplanade, otro emblema arquitectónico del país.


Esa pequeña gira fue la primera noticia que se tuvo de Kim desde que regresó a su hotel la tarde del domingo, después de aterrizar en Singapur y reunirse con el primer ministro de ese país, Lee Hsien Loong.

Mientras Trump acaparaba la atención mediática con sus tuits y declaraciones junto a Lee, decenas de cámaras esperaron todo el día a las puertas del hotel Saint Regis con la esperanza de ver salir la limusina blindada del líder supremo.

Fue el interés turístico lo que finalmente sacó a Kim del lujoso hotel, cuyas habitaciones más exclusivas cuestan más de 5.000 dólares por noche y contiene una extensa colección privada de arte, con obras de los españoles Pablo Picasso y Joan Miró incluidas.

Los norcoreanos estaban inquietos por las facturas del hotel, pero varias entidades se ofrecieron a sufragarlas, y finalmente fue el gobierno de Singapur el que accedió a correr con los gastos.

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA