África

Zuma no aguanta y renuncia a la presidencia de Sudáfrica

El líder de la lucha contra el apartheid anunció su dimisión con ‘efecto inmediato’.

Zuma

Zuma fue elegido como mandatario por el CNA en dos ocasiones, en 2009 y 2014.

Foto:

Siphiwe Sibeko / Reuters

14 de febrero 2018 , 11:27 p.m.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, renunció este miércoles a su cargo tras múltiples presiones de su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA), el cual le había dado un ultimátum de 48 horas para dimitir.

En su discurso de despedida, Zuma reiteró su desacuerdo con la decisión tomada por “el liderazgo” de su organización. “Siempre he sido un miembro disciplinado del CNA”, agregó. Horas antes, el mandatario había revelado en una entrevista que consideraba que la decisión era “injusta”, pues nadie le había dado “motivos” para argumentar su dimisión.

En la entrevista afirmó que no comprendía la celeridad del proceso, precipitado después de que el vicepresidente del Gobierno, Cyril Ramaphosa, asumió el liderazgo del partido el pasado diciembre. A partir de ese momento comenzó la especulación respecto al futuro de Zuma en el poder, debido a la mala imagen del mandatario y las múltiples acusaciones de corrupción en su contra, lo que llevó al CNA, en una decisión no vinculante, a pedirle su renuncia el lunes pasado. Por esa razón, Zuma no estaba obligado a actuar, pero el CNA le advirtió que si no renunciaba, convocarían a la votación de una moción de censura en el Parlamento, para la que solo sería necesario que la mayoría votara a favor de expulsar al mandatario para hacerse efectiva.

Tras la dimisión, Ramaphosa, el principal impulsor de las maniobras para forzar la salida de Zuma, ocupará el cargo de presidente encargado del país mientras el CNA decide quién será el próximo presidente, en un plazo de 30 días. Sin embargo, es posible que Ramaphosa sea elegido como mandatario el próximo viernes, cuando se pronuncie en el discurso del estado de la Nación.

Uno de las más recientes casos de corrupción que salpicó a Zuma fue el conocido como ‘captura del Estado’, que hace referencia a un informe publicado en 2016, en el cual se acusaba al presidente de ilegalidades en la concesión de millonarios contratos públicos. Entre los acusados estaba la familia de empresarios Gupta, cuya casa fue allanada en la mañana de este miércoles.

Estas no son las únicas acusaciones. Contra él pesan actualmente 800 cargos, también por corrupción, relacionados con contratos de armas de finales de los noventa, dentro de una causa que podría costarle un procesamiento judicial.

Agencias*
Bloomberg-Efe-Afp 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA