África

Mnangagwa, el 'vice' que acabó con 4 décadas de tiranía en Zimbabue

Estará a cargo del Gobierno de ese país hasta que se convoquen a elecciones en 2018.

Zimbabue

El presidente provisional de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, se dirige a pronunciar un discurso durante su ceremonia de juramento oficial en el estadio nacional de deportes en Harare.

Foto:

EFE

24 de noviembre 2017 , 11:13 a.m.

Emmerson Mnangagwa prestó juramento este viernes como nuevo presidente de
Zimbabue y sucesor de Robert Mugabe, quien dimitió el martes después de haber dirigido el país con mano de hierro durante 37 años.

"Yo, Emmerson Dambudzo Mnangagwa, juro que como presidente de la República de
Zimbabue seré leal a Zimbabue y obedeceré, respaldaré y defenderé la Constitución
y todas las otras leyes de Zimbabue", prometió ante decenas de miles de personas.

La jura se produjo en un gran acto de ambiente festivo en un estadio de la capital, Harare. Entre vítores del público asistente, Mnangagwa prometió que "servirá" al país y a su Constitución, y que fomentará lo que sirva a Zimbabue para "avanzar, a la vez que luchará contra lo que le pueda perjudicar".

No debemos ser rehenes de nuestro pasado

Aunque su presidencia lleva el título de "provisional" y será sometida a examen en comicios en 2018, en su ceremonia de juramento Mnangagwa se presentó ante los zimbabuenses como un hombre dispuesto a llevar al país a una nueva etapa, a reconstruir la economía y a gobernar para todos.

"No debemos ser rehenes de nuestro pasado", instó en el discurso que dio inicio a su mandato, mientras todos miraban con cautela a la espera de que los discursos sobre un avance democrático se conviertan en hechos. jugó un papel clave en la matanza de más de 20.000 miembros de la etnia Ndebele.

Zimbabue

Simpatizantes asisten a la ceremonia oficial de juramento del presidente provisional de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa.

Foto:

EFE

Cuando Robert Mugabe lo destituyó como su vicepresidente el 6 de noviembre para favorecer las ambiciones de poder de la primera dama, el presidente olvidó que son el sigilo y los ataques por sorpresa contra oponentes políticos los que le valieron a su antiguo aliado el apodo de "Cocodrilo".

Aunque ahora es visto como el salvador de la democracia zimbabuense y vitoreado por muchos de los que se manifiestan contra Mugabe, Mnangagwa tiene un pasado oscuro: como ministro de Seguridad tras la independencia en 1980.

Además,  Mnangagwa, rindió un homenaje al "padre de la nación", Robert Mugabe: "Aceptamos y reconocemos todos su inmensa contribución a la construcción de nuestra nación", declaró. Claro está, que aunque alabó a su predecesor, es incierto que desmantele el aparato de seguridad que se utilizó para la represión durante el gobierno de Mugabe.

Efe y AFP

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA