Mundial Rusia 2018

Meluk le cuenta... (¡Vodka y salud!)

Esa bebida que parece agua, y que se llama así, agua, en ruso, es para esta nación agua de vida.

12 de julio 2018 , 07:12 p.m.

Fútbol, rusas y vodka. El paraíso ¿Qué más pedir…?

Ha sido un Mundial sensacional con grandes partidos y leyenda; con bellezas en un verano de cielo gris y lluvia que andan en tacones, una tras otra y tras otra, por bulevares y estaciones de metro que no son más que una pasarela de faldas y pasos largos de garza: ¡flotan, seguro! El elogio a la hermosura de la mujer rusa, también legendaria, es merecido. Justo.

Y vodka, esa bebida que parece agua, y que se llama así, agua, en ruso; y que para esta nación es agua de vida, o pase un invierno sin vodka; de alegría, o pase un verano sin vodka; de salud, o pase una comida sin vodka; de historia, o sea un soldado y gane la Segunda Guerra Mundial sin vodka en la mochila, y, definitivamente es orgullo, o sea un ruso de olor a oso sin tomar vodka.

Hay que probarlo ‘in situ’ y comprobar si esa agua es tan bendita y diferente a la que tomamos en casa, que ya de por sí es venerable.

En el Museo del Vodka, además de la exhibición, la historia, las anécdotas, la manufactura artesanal y la destilación industrial, hay una colección de casi 5.000 botellas distintas del precioso líquido.

Es hora de aprenderlo, catarlo, saborearlo, entenderlo. Serán ‘shots’, copas puras, de un solo trago bien frío que se bebe solo, sin tónica, sin jugo de naranja. ¡Stopkas! Así les dicen por acá. Las botellas levantan un humo helado al salir de la nevera.

“Es traslúcido, cristalino, limpio. Tiene tonos de cereales, trigo, papa, frutas y vainilla. Cambia por cuerpos que ruedan más ligeros o pesados en la copa. Es suave o más quemante. Baila una danza de sabores en la lengua o puede quemar la garganta”, dicen mientras lo apuramos por el gaznate.

Va el primero: De entrada sabe igual al que compramos en Carulla. ¡Salud!

Va el segundo: Este ya tienes tonos cristalinos y la papa es como de vainilla… Esta vaina está muy suave. ¿Bailamos…? ¡Salud!

Va el tercero: Essssss un vodka transsscristalino de color… ¡No me den cereal, quiero más bien papas fritas! Está muy ligera la de las copas. ¡Qué linda fruta! ¡Hip! Bailemos en la lengua ¡Ji, ji, ji! ¡Salud!

Va el cuarto: #SÍFUEGOLDEYEPES, carajo!!!! #SIFUEGOLDEYEPES!!! ¡Nos robaron con las papas y el cereal del Geiger que es un trigo de treinta trigos...! ¿James por qué estaba de técnico en la tribuna…? ¡Uy: qué le pasa a tu cuerpo que me rueda…! ¡Hip! ¡Salud! ¡Hip!

Va el quinto: ¿Cuál color que no se ve, que no se ve…? ¡Y no se ven, y no se ven los perdedores de Senegal! ¡Poro-pom-pom, poro-pom-pom, el que no salte no está en Moscú! ¡Hip! Me limpia el color transssiberiano… ¡Hip! Garganta profunda que me quema… ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Hip! ¡No me den trago extranjero que es caro y no sabe a bueno! ¡Hip! ¡Salud!

Va el sexto: ¡Chiiiiiiiimbo! ¡Vodka recontrachiiiiimbo! ¡Pucha! ¡Hip! ¡Hip!
¡¡Я очень пьян. Да здравствует Колумбияn¡!! ¡juaaaaaa! ¡Le-tra –pe-gada en-ru-so! ¡Le-trape-ga-da-en-ru-so! ¡Salud! Grrrrrr, splushc, garrrrr… ¡Salud! ¡Plop! ¡Plop! ¡Plop!


Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Moscú
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA