Testimonio de la una mujer que denunció a un sacerdote colombiano que abusó de ella - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM

Registrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos.

Investigación

‘Yo tengo una hija con el cura Jesús Suárez, investigado en EE. UU.’

Este es el desgarrador testimonio de la mujer que logró que la iglesia suspendiera al sacerdote.

Sacerdote Jesús Expedito Suárez Pardo

El sacerdote Jesús Expedito Suárez Pardo se vinculó a la Arquidiócesis de Galveston desde 1994. Tiene residencia y ahora una investigación en EE. UU.

Foto:

Archivo particular

Por: Unidad Investigativa
08 de abril 2019 , 11:22 a.m.

En plena misa dominical, los feligreses de la parroquia de San Felipe, en Houston, Texas, fueron notificados de que el sacerdote colombiano Jesús Expedito Suárez Pardo quedó fulminantemente suspendido de sus funciones ministeriales.

Según una carta leída desde los atrios y firmada por George A. Sheltz, arzobispo auxiliar y canciller de la Arquidiócesis de Galveston-Houston, la decisión se adoptó por acusaciones de abuso sexual a una menor, cuando Suárez se ordenó en Colombia. Además, se le dio aviso a todas las parroquias en donde sirvió –San Vicente de Paul, San Pío V, Sagrado Corazón de Conroe y Santa Cecilia– para que posibles víctimas de ese mismo abuso denuncien de inmediato a la Policía.

Por ser un expediente calificado como confidencial, ningún otro dato trascendió.

Sin embargo, EL TIEMPO accedió a los documentos que llevaron a la iglesia de Texas a aislar al sacerdote y a abrir un caso que tendría por primera vez a Colombia como epicentro de uno de los escándalos que el Papa Francisco ordenó investigar y que ya ha cortado cabezas de clérigos tan poderosos como el cardenal George Pell, tercero en la línea de mando del Vaticano.

En el expediente Suárez –que la Conferencia Episcopal de Colombia dice desconocer–, reposan fotos del sacerdote con quien sería su hija. Además, una carta de la colombiana que asegura haber sido abusada por él entre 1974 y 1979.

Según el documento, cuando él se ordenó, la niña (cuyo nombre se mantiene bajo reserva) quedó embarazada con apenas 16 años.

No es justo que yo lleve encima tanto dolor y sufrimiento cada vez que recuerdo el abuso que me perpetró siendo yo apenas una niña inocente e indefensa...

“No es justo que yo lleve encima tanto dolor y sufrimiento cada vez que recuerdo el abuso que me perpetró siendo yo apenas una niña inocente e indefensa, mientras él aparece como el santo sacerdote que nunca ha hecho nada”, se lee en la carta, fechada el 13 de marzo, que ya hace parte del proceso eclesial.

Y agrega: “Ya no pienso callar más mi desgracia, quiero desahogarme y contar mi desdicha y que ojalá, con mi testimonio, otras víctimas de ese sacerdote tomen valor para denunciarlo como corresponde”.

Fuentes de la Iglesia en Estados Unidos le dijeron a este diario que se designó como investigador a monseñor Italo Dell'Oro, clérigo formador y vicario. Además, ya se pusieron en comunicación con la diócesis colombiana en la que se ordenó Suárez –la de Socorro y San Gil (Santander)–, para obtener información sobre el caso.

A pesar de ser un episodio de hace más de 40 años, hay rastro documental sobre el nexo entre el cura y la denunciante. Y hubo apoyo de dos organizaciones que ayudan a víctimas de abuso sexual de sacerdotes: Survivors Network of those Abused by Priests, de Texas, y Coping International, de Irlanda.

“Jamás fue de mi interés ocasionar escándalo ante la comunidad de la iglesia donde residía, además me encontraba desprotegida, pues no tenía un lugar a dónde ir y sin ningún tipo de ingreso económico (…). Qué impotencia y qué dolor ser objeto de burlas de todos en el pueblo, pues para aquel entonces ser una madre soltera era lo peor para la sociedad”, dijo la colombiana para explicar su prolongado silencio.

Y agregó que, por el contrario, “a Jesús Expedito la comunidad lo empezaba a admirar por haber iniciado su vida en el seminario para ser un servidor de Dios”.

Indagación, primero en Texas

La Arquidiócesis de Galveston estableció que la supuesta hija del sacerdote Suárez nació en 1980 y que él se fue a Houston cuando ella tenía 14 años.

Jesús Expedito siempre fue indiferente ante todos los llamados que requiere un hijo. Cuando mi hija nació no tuve ni lo mínimo para darle; no hubo pañales ni ropa para cubrirla”, explicó la denunciante.

EL TIEMPO estableció que el caso se abrió en Houston porque Suaréz se excardinó de su diócesis en Colombia: esto significa que renunció a la jurisdicción en donde se ordenó y, según las normas eclesiales, quedó a disposición, a perpetuidad, de la Arquidiócesis de Houston, donde fue aceptado.

Por eso, la denuncia se le notificó a la Policía local y por eso, también, medios como FOX llamaron la atención porque el cura colombiano aún no aparece en el listado de 286 sacerdotes investigados en Texas, revelado el 31 de enero.

De hecho, este caso causó revuelo porque es el segundo que se registra, en menos de seis meses, en esa arquidiócesis. En septiembre de 2018, los señalamientos recayeron sobre el sacerdote mexicano Manuel de la Rosa López.

En ese caso, tres personas lo acusaron de abuso sexual cuando eran menores, y la evidencia desencadenó en su detención: ahora enfrenta un proceso penal en el condado Montgomery.

Y si bien el caso del colombiano apenas va en una indagación preliminar, que podría terminar eximiéndolo y resarciendo su honra, en el expediente se señala que podría haber otras afectadas.

Esto se desprende de la misma carta enviada por la colombiana: “Yo tenía mucho miedo de quedarme en la calle con mi hija; era una niña asustada, abusada y desdichada por no tener un lugar a dónde ir. Este silencio generó que otras mujeres menores de edad en iguales circunstancias a las mías fueran también abusadas y embarazadas cuando él era ya sacerdote”.

Prueba de ADN y defensa

Y si bien algunos feligreses y allegados al padre Suárez se declararon desconcertados y manifestaron que se puede tratar de una denuncia temeraria contra un hombre intachable, la colombiana dice estar dispuesta a someter a su hija, de inmediato, a una prueba de ADN para que se establezca quién dice la verdad.

“Quiero de nuevo que mi verdad sea escuchada por ustedes. Estoy dispuesta a contestarle a usted o a quien corresponda todas las preguntas que quieran formularme; estoy dispuesta a que se hagan las pruebas de ADN para demostrar que nunca he mentido, que fruto de las violaciones constantes del hoy sacerdote Jesús Expedito Suarez nació una niña”, señaló la mujer y la Iglesia en Texas lo calificó de suficiente para suspender provisionalmente a Suárez.

EL TIEMPO intentó comunicarse con el sacerdote, pero está aislado. También llamó a uno de sus familiares, muy cercano a la Iglesia, para conocer su versión de los hechos, pero no respondió.

Sin embargo, monseñor Carlos Germán Mesa, obispo de Socorro y San Gil, accedió a hablar del caso.

Tras advertir que a este lo cobija la reserva, indicó que están apoyando a sus pares de Houston.

El caso no se está llevando a cabo acá, directamente. Nosotros hemos contribuido con la diócesis de Houston porque este sacerdote, aunque es de acá, se incardinó allá. Por disposición del Derecho Canónico, eso no se lleva aquí. Pero nosotros estamos disponibles a lo que de Houston nos vayan enviando y nos vayan pidiendo dentro de la investigación exhaustiva que se adelanta. Todo a nivel confidencial”, dijo monseñor Mesa.

También aseguró que ya tuvieron contacto tanto con la familia de la señalada víctima y con la del padre Suárez: “Pidieron algunos datos y entonces yo tuve que indicarles a ellos que eso tiene que oficializarse, porque es un asunto muy delicado, pero va caminando”.

Envíenos su historia

Si conoce casos similares que involucren a miembros de la Iglesia católica, escríbanos a jhotor@eltiempo.com y valoba@eltiempo.com

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativaSi conoce algún caso como este, por favor escriba al correo confidencial: u.investigativa@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA