Investigación

La historia de ‘Lindolfo’, el capo que tiene en líos a dos modelos

El ex de Vaneza Peláez empezó como reclutador de ‘prepagos’ y ahora es líder de la ‘oficina'.

Caso 'Oficina' esposo de presentadora de televisión

Sebastián Murillo esta acusado de homicidio y concierto para delinquir agravado.

Foto:

Facebook Vaneza Peláez

12 de febrero 2018 , 11:18 a.m.

El martes pasado, cuando EL TIEMPO reveló la captura del supuesto empresario Sebastián Murillo Echeverri, alias Lindolfo, la mafia de Medellín se sacudió.

El hombre, de 32 años, había logrado evadir a la justicia, mimetizándose por años como empresario de modelos y cantantes. Además, sostenía una relación con Vaneza Peláez, la presentadora de Sábados felices, que le había permitido acceder al jet set criollo.

Su padre fue socio de Pablo Escobar y era un matón

Sin embargo, la Policía sabía que se trataba de una de las fichas de la sanguinaria ‘oficina de Envigado’, dedicado al tráfico de cocaína, a la extorsión de comerciantes y el cobro de deudas de la mafia.

Según su expediente, alias Lindolfo se inició como reclutador de ‘prepagos’ para los jefes de esa organización criminal. Pero ascendió rápidamente a cabecilla debido a sus credenciales criminales.

“Su padre fue socio de Pablo Escobar y era un matón. Le decíamos ‘Jimmy’, pero se llamaba Rodrigo Murillo Pardo”, le dijo a EL TIEMPO un antiguo miembro del cartel de Medellín.

Según agencias federales, Murillo era considerado uno de los 25 traficantes más grandes y peligrosos ligados al cartel de Medellín y fue asesinado por orden del propio Escobar cuando Lindolfo tenía apenas 7 años.

“Alias Jimmy era dueño de Felipe, una famosa joyería ubicada en el centro comercial San Diego. En la mafia lo odiaban porque mandaba matar a los pilotos que le llevaban los cargamentos para no pagarles”, narró un excapo de Medellín.

Y agregó que Escobar mandó secuestrar al padre de ‘Lindolfo’ para robarle su fortuna. Al parecer, agentes de la DEA de la oficina de San Diego (California) y de Bogotá le seguían la pista y le abrieron un indictment por traficar 20 toneladas de cocaína en asocio con un cuñado de los hermanos Ochoa Vásquez que también fue asesinado.

A pesar de ese final trágico, allegados a los Murillo siguieron vinculados al narcotráfico.

La presentadora y Daniela

‘Lindolfo’ conformó su propio grupo de sicarios y empezó a cobrar deudas de mafia, obligando a la gente a entregarle escrituras de cientos de bienes en todo el país, especialmente en el bajo Cauca.

Los bienes eran luego vendidos y él cobraba una jugosa comisión.

A la vez, posaba de empresario de modelos y asistía a eventos sociales en compañía de Vaneza Peláez.

Y aunque anunciaron su separación en 2015, cuando los oficiales de la Dijín lo capturaron, estaba en compañía de la presentadora, quien intentó ocultar su identidad.

En un apartamento, ubicado en el lujoso edificio Orión, la Policía encontró a ‘Lindolfo’, a Vaneza, un arma y numerosas escrituras de haciendas y apartamentos.

En el rastreo que la Policía hizo, estableció que la modelo tenía una pequeña participación en la empresa Danfive, de Daniela Ospina, la exesposa del crac James Rodríguez.

Esto obligó a Ospina a salir a aclarar que la participación de Vaneza Peláez fue de 5 millones de pesos y que los pagó con su trabajo. Además, que la totalidad del dinero de la compañía es de Ospina y su familia.

En un acta de la empresa, remitida por el abogado Abelardo de la Espriella, consta que esta se constituyó en marzo del 2017 y que Vaneza Peláez, obrando en nombre de la sociedad Vaneza Peláez Models S. A. S., realizó el pequeño aporte que le representó 500 acciones de un total de 5.000.

“Dada la experiencia empresarial de la señora Peláez como propietaria de la marca de vestidos de baño Granadina, mi clienta buscó su consejo, sugerencias y opiniones con ocasión de la planificación y puesta en marcha de su empresa Danfive”, explicó el penalista.

Fuentes de la DEA aseguraron que ‘Lindolfo’ todavía no tiene pedido de extradición. Pero otros mafiosos ya empezaron a hablar de sus actividades, incluidos lugartenientes de Freddy Alonso Mira Pérez, alias Freddy Colas, a quien ‘Lindolfo’ habría reemplazado en la estructura de la ‘oficina de Envigado’.

Coordinaba la banda de ‘Caicedo’ en las comunas 8, 9 y 10 de Medellín y manejaba su propio ‘ejército’ privado.
Cinco de sus miembros también fueron capturados en operaciones simultáneas en Medellín y Cartagena.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
Twitter: @Uinvestigativa

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA