Investigación

El polémico contrato del ‘Turco’ Hilsaca para ‘salvar’ una ciénaga

Contraloría cuestiona negocio de $ 35.000 millones que firmó con Cardique en el 2007.

Ciénaga de la Virgen

Aunque Cardique ha invertido millonarios recursos en la limpieza de la ciénaga de la Virgen, los resultados no son exitosos.

Foto:

Yomaira Grandett / Archivo EL TIEMPO

10 de febrero 2018 , 11:58 p.m.

A pesar de los cuestionamientos en su contra –está llamado a juicio por nexos con ‘paras’ y homicidio–, el polémico empresario de la Costa Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca sigue al frente de un millonario contrato de más de 35.000 millones de pesos para recuperar la ciénaga de la Virgen, en Cartagena.

El negocio arrancó en el 2006, cuando el 60 por ciento de las aguas residuales de Cartagena llegaban a la ciénaga, uno de los santuarios ecológicos de la ciudad más afectados por la contaminación. La Corporación Autónoma del Canal del Dique (Cardique) inició un proyecto para salvar este espejo de agua de 502 kilómetros cuadrados.

Con ese plan, en el 2007 el consejo directivo de Cardique firmó el contrato 121 para desarrollar obras civiles en la laguna, que tiene 1,2 kilómetros de profundidad y está ubicada al norte de la ciudad y separada del mar por un cordón de arena.

Tras una licitación pública, el contrato terminó en las manos de una firma del ‘Turco’ Hilsaca, que para la época era uno de los empresarios más poderosos de la ciudad gracias a sus nexos con políticos. En ese momento, solo Enilse López, ‘la Gata’, le hacía sombra a la hora de poner plata para campañas electorales.

Más de una década y miles de millones después, el avance de las obras contratadas con la empresa del ‘Turco’ no aparece. Eso es lo que denuncia la Contraloría General, que considera que desde el primer momento el negocio quedó hecho a la medida del contratista y en contravía de los intereses de todos los cartageneros.

El polémico negocio fue suscrito entre el entonces director de Cardique, Agustín Arturo Chávez Pérez, y el representante legal del Consorcio Ciénaga de la Virgen, Roger Emigdio Turizo Turizo (quien ha estado al frente de otras empresas de Hilsaca). Sin mayores justificaciones técnicas, dice la Contraloría, la vigencia se estableció por 14 años, hasta el 17 de octubre del 2021. Construcciones Hilsaca Ltda. (una de la empresas más grandes del ‘Turco’ en el Caribe) tiene el 75 por ciento del consorcio, y el 25 por ciento pertenece a Servicios de Dragados y Construcciones S.A.

En el tiempo del contrato se planearon obras en 41 canales y 11 arroyos, además de intervenir el flujo de agua hacia la ciénaga. También se debían construir 12 canales, realizar brigadas de limpieza y levantar diques para depositar el material dragado del recurso hídrico.

La auditoría realizada por la Contraloría encontró que, de entrada, el contrato tuvo irregularidades en “el valor, duración y garantías”. A pesar de todos los recursos que se han invertido, el organismo de control aseguró que diez años después “no se han iniciado las obras duras de infraestructura, por lo tanto el contrato se ha limitado a la realización de planes de limpieza”.

No se han iniciado las obras duras de infraestructura, por lo tanto el contrato se ha limitado a la realización de planes de limpieza

Como la mayoría del negocio (un 73 por ciento del valor del contrato) equivale al restablecimiento de la ciénaga mediante dragado, no se explica por qué debía firmarse en un plazo de 14 años, ya que esas actividades son rutinarias y en los últimos años Cardique ha contratado a una red de empresas para esas mismas funciones.

Esta semana, de hecho, la Contraloría denunció que Cardique favoreció un ‘carrusel’ de contratos, pues las mismas empresas se han quedado por lo menos con negocios de limpieza de la ciénaga por 142.000 millones de pesos.

Entre tanto, las obras de la empresa del ‘Turco’ poco avanzan. Esto, a pesar de que en el 2014, con el fin de potenciar este proyecto, se aumentó del 5 por ciento al 60 por ciento el porcentaje de las ganancias de un peaje que hay en la zona que serían destinadas a la recuperación de la ciénaga.

Con esas evidencias, el Contralor General, Edgardo Maya, le envió una carta al Procurador y al Fiscal para que investiguen los hechos: “Es importante manifestarle que estos contratos (obra civil e interventoría) tienen la particularidad de haber sido suscritos por el término de 14 años, de los cuales se han ejecutado 10”, dice la carta conocida por EL TIEMPO. Maya sostiene que lo más preocupante es que “en la actualidad, luego de haber ejecutado más de 22.000 millones de pesos, no hay evidencia de la realización de todas la obras proyectadas, conforme lo definido en el proceso de selección del contratista, y tampoco avances en materia de recuperación ambiental”.

Y aunque las obras están estancadas, al contrato se le hicieron adiciones por 11.086 millones de pesos y reajustes por 2.192 millones. Y el largo plazo le permitió al contratista realizar obras intermitentes en las que, por ejemplo, en un año, solo hacía jornadas de limpieza por dos o tres meses a pesar de que se había contratado toda la anualidad. “El contrato suscrito no obedece a ningún macroproyecto u obra a gran escala que ameritara una contratación a 14 años (...). Se concluye que Cardique, para cumplir con los mandatos legales y poder intervenir la ciénaga de la Virgen, no requería de suscribir un contrato de obra a largo plazo, para realizar actividades puntuales de limpieza; las cuales se podían contratar anualmente, garantizando los principios de selección objetiva y transparencia, así como el de economía, además de garantizar la pluralidad de oferentes”, asegura la auditoría.

El caso por homicidio no avanza

En menos de un mes y por la ausencia de sus abogados se ha aplazado en cuatro ocasiones el proceso judicial contra el polémico empresario Alfonso ‘el Turco' Hilsaca y otras tres personas por el cargo de homicidio.

“Se advierte que, como es costumbre, se está torpedeando la diligencia”, señaló esta semana el juez sexto especializado de Bogotá cuando ya iban por el tercer aplazamiento del proceso, que llegó al despacho en agosto de 2015 y no ha terminado la etapa preparatoria. Y añadió que “no existe justificación válida” para la no asistencia del abogado (de Hilsaca), por quien se suspendió la anterior audiencia al argumentar problemas de salud.

El juzgado compulsó copias el 10 de enero para que se investigue a los defensores de Hilsaca por las inasistencias al proceso. También se pidió investigar a los abogados de Luis Enrique Polo, otro de los procesados, por “entorpecer la actuación y de no dejar avanzarla (...) es evidente que se burla de la administración de justicia y se evidencian las maniobras dilatorias”. Por razones de seguridad, el caso fue trasladado por la Corte Suprema de Cartagena a Bogotá. Hilsaca está libre desde noviembre del 2014. Esa orden de libertad, afirma la Fiscalía, aparece en la investigación contra una red de 13 personas que cobraba por otorgar beneficios judiciales.

MILENA SARRALDE DUQUE
EL TIEMPO
En Twitter: @MSarralde

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA