Investigación

Cabrales rechaza acusaciones de testigo de la Fiscalía

Expresidente de la refinería de Cartagena dice que cambio de contrato se dio antes de su llegada.

Orlando Cabrales

Orlando Cabrales, expresidente de Reficar.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

21 de mayo 2018 , 07:32 a.m.

Luego de que EL TIEMPO reveló este domingo los detalles que le entregó a la Fiscalía Nicolás Isaksson, líder del grupo legal de la Refinería de Cartagena (Reficar), en torno a las irregularidades en el contrato de ampliación y modernización de la planta, el expresidente de la empresa, Orlando Cabrales, salió a refutar sus declaraciones.

Según Isaksson –a quien una juez le acaba de aprobar un principio de oportunidad por su colaboración–, Cabrales participó en la cuestionada modificación del contrato de la obra y presionó para que se cambiara la forma de pago de las obras a la firma CB&I.

Pero, en comunicación con EL TIEMPO, Cabrales aseguró que él no fue el responsable de las decisiones que le endilgó el hoy testigo estrella del proceso.

Cabrales fue enfático en que el primer contrato con CB&I para la primera fase del EPC (ingeniería, compras y construcción) se suscribió en 2007, dos años antes de que ingresara como Presidente a Reficar.

Dicho contrato se firmó bajo la modalidad de gastos reembolsables y en él se estableció que para la segunda fase del EPC se podría continuar con CB&I bajo la modalidad de gastos reembolsables, cambiar a la modalidad de suma global fija, o cambiar de contratista so pena de una multa de 50 millones de dólares”, precisó Cabrales.

Así mismo, dijo que en el 2010, cuando se firmó el contrato para la segunda fase, fue la junta directiva de Reficar en pleno la que decidió mantener la construcción en manos de CB&I, “pues hasta ese momento su desempeño había sido óptimo” y mantener la modalidad de gastos reembolsables.

Por eso, sostiene que no fue una decisión personal sino corporativa la de seguir con ese contrato y que estuvo amparada en estudios de expertos internacionales.

Por otra parte aseguró, frente a los cuestionamientos por el pago de facturas con valor superior a los 610.000 millones de pesos por parte de Reficar a CB&I, que la decisión se tomó en el 2014; es decir, dos años después de su retiro como presidente de la compañía, en el 2012.

También advirtió que en el proceso judicial en su contra no ha sido señalado por apropiación de recursos a su favor, ni a favor de terceros y que confía en que podrá demostrar en juicio, “la rectitud, adecuada gestión y transparencia de sus actuaciones”.

Tal como lo reveló EL TIEMPO, Isaksson le entregó a la Fiscalía correos electrónicos y documentos con los que, asegura, puede respaldar cada uno de los señalamientos que está haciendo contra directivos de Reficar y de CB&I.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA