Los negocios de Guatibonza y la red de chuzadores - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

Los negocios de Guatibonza y la red de chuzadores

El general los contrató para realizar tres misiones encomendadas por clientes de Cali y Medellín.

Humberto Guatibonza

El general asumió como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá en mayo del 2014.

Foto:

Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

11 de agosto 2018 , 09:18 p.m.

El general retirado de la Policía Humberto Guatibonza le pidió a la Fiscalía que aplace el interrogatorio al cual lo citó esta semana por sus nexos con una red de interceptadores ilegales, integrada por exmilitares y una hacker dispuesta a hablar.

Según les ha dicho a sus amigos, la noticia criminal lo tiene desconcertado, y aún no ha podido contratar abogado para su defensa.

En efecto, en menos de una semana, Guatibonza pasó de ser uno de los oficiales en retiro más respetados y entrenados en temas de antiextorsión y antisecuestro a un supuesto determinador de chuzadas ilegales de teléfonos y correos electrónicos de empresarios, particulares y hasta funcionarios de alto nivel.

“Allanaron su casa, se llevaron los computadores de su esposa y de su hija y acabaron con su prestigio”, le dijo a EL TIEMPO uno de sus amigos y clientes, que dice estar dispuesto a dar fe de que Guatibonza “es un hombre bueno”.

‘Los Magníficos’

Pero los investigadores le siguen los pasos desde hace un año. Después de que colgó el uniforme, su nombre apareció en un caso que personas cercanas al oficial retirado explican como una mediación ante delincuentes, pero que lo puso bajo los reflectores por tratarse de una tenebrosa banda de secuestradores que azota Antioquia.

EL TIEMPO estableció que a la Fiscalía le llamó la atención que, a mediados de 2017, Guatibonza empezó a ubicar y contactar a cabecillas de ‘los Magníficos’, 21 policías activos que secuestran a empresarios paisas desde hace cuatro años y exigen jugosos recates.

En los audios se escuchaba a los delincuentes hablar del pago de una fuerte suma para liberar a una de sus víctimas: un empresario de 54 años plagiado en junio de 2017.

La investigación sobre el secuestro del ejecutivo, a quien sus captores mantuvieron casi cuatro meses metido en un hueco, coincidió con otro proceso en el que Guatibonza también salió a relucir: la red de interceptadores ilegales.

La Fiscalía ya tenía identificados a los oficiales (r) del Ejército Jorge Humberto Salinas, Carlos Andrés Pérez y Luis Mesías Quiroga, y sabía que estaban chuzando a políticos, funcionarios, parejas y hasta a miembros del ente acusador que adelantaban una investigación por corrupción en la Gobernación de Nariño.

El coronel (r) Carlos Pérez

El coronel (r) Carlos Pérez no aceptó cargos.

Foto:

Archivo particular

“Guatibonza tuvo negocios con ellos, pero legales. Hablaba con el coronel Salinas, y primero le pidió verificar el origen de unos correos que le estaban llegando a un importante empresario de Medellín. Luego le armaron una red de seguridad a un empresario de Cali”, aseguró un allegado.

Y agregó que, incluso, viajaron a una finca cerca de Pereira a poner sensores y cámaras, que les solicitó un cliente. También le instalaron un sistema similar en un palacete de Cali, y hasta le consiguieron conductor de confianza.

Allegados a Guatibonza insisten en que eran labores de seguridad y que existen las facturas que entre JHS Consultores, empresa del coronel Salinas, y HG Consultorías S. A. S., la firma de Guatibonza.

Además, explican que las llamadas con la banda ‘los Magníficos’ (9 de los cuales ya fueron capturados) están justificadas.

“Por solicitud de la familia, Guatibonza medió en el secuestro y no solo logró la liberación del empresario paisa, en septiembre de 2017, sino que bajó el monto del rescate”, dijeron allegados a Guatibonza.

De hecho, recuerdan que, por su experticia y reputación, el general retirado fue llamado a asesorar la campaña a la presidencia de Marta Lucía Ramírez en cuestiones de seguridad ciudadana. Y cuando Ramírez se convirtió en fórmula vicepresidencial de Iván Duque, pasó a la otra campaña.

Además, fue designado en el equipo de empalme entre el gobierno Santos y el de Duque, al lado de personajes como Jorge Mario Eastman, Rafael Guarín y de los también oficiales retirados Gustavo Matamoros, Leonardo Barrero, Reinaldo Castellanos, y del almirante Rodolfo Amaya.

Incluso, tal como EL TIEMPO lo reveló hace 8 días, se llegó a hablar de que tendría un cargo de asesor en el nuevo gobierno e, incluso, que podría ser reincorporado a la Policía para ser su director.

“Es evidente que generó envidias internas y revivió rivalidades con poderosos oficiales, y le están haciendo un montaje”, aseguró otro amigo de Guatibonza.

No obstante, la Fiscalía quiere que el oficial explique por qué su nombre aparecía en el tablero de misiones y tareas que tenía a cargo la hacker del grupo, identificada como María Alicia Pinzón Montenegro.

Alicia Pinzón

La señalada ‘hacker’ Alicia Pinzón ya anunció que colaborará con la Fiscalía.

Foto:

Archivo particular

La mujer, exfuncionaria del Ministerio de las TIC y experta en inteligencia, ya dijo que va a colaborar con la justicia. Además, hay audios en los que miembros de la red hablan en clave de los trabajos para ‘el gordo Guati’, y se relacionan seguimientos y escuchas a una serie de teléfonos móviles.

Por ahora, los tres exmiembros del Ejército involucrados en el escándalo se declararon inocentes de los delitos de concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicaciones agravada, acceso abusivo a un sistema informático agravado, violación de datos personales, uso de software malicioso agravado y daño informático agravado.

En cuanto a Guatibonza, se espera que rinda interrogatorio antes del 31 de agosto. Y, en un plazo menor, que declare dentro del proceso el gobernador de Nariño, Camilo Romero.

Los cinco presuntos implicados

La Fiscalía asegura tener evidencia suficiente para demostrar que Carlos Andrés Pérez Cardona, coronel en retiro del Ejército, está implicado en la red de interceptaciones ilegales. Pérez era jefe de seguridad de la Alcaldía de Ipiales, cuyo mandatario local es Ricardo Romero, papá del gobernador de Nariño. También señalan al coronel Jorge Salinas Muñoz, especialista en inteligencia, y al mayor Luis Mesías Quiroga Cubillos. Los tres fueron capturados junto con María Alicia Pinzón Montenegro, la señalada hacker.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com@uinvestigativa

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA