Los caballos purasangre de ‘Pedro Orejas’ de los que se perdió todo rastro - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

Los purasangre de ‘Pedro Orejas’ de los que se perdió todo rastro

Son 21 caballos avaluados en al menos 4.000 millones de pesos.

‘Pedro Orejas’ reta a la DEA a que lo investigue

El extraditado esmeraldero Pedro Rincón, conocido como Orejas.

Foto:

Luis Lizarazo / Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia
05 de noviembre 2018 , 01:03 p.m.

La Fiscalía rastrea la ruta por la que habrían sido escondidos 21 caballos pertenecientes al extraditado esmeraldero Pedro Rincón, conocido como Orejas, y a su clan familiar, a quienes las autoridades les ocuparon bienes con fines de extinción avaluados en más de un billón y medio de pesos.

Unidades de la Fiscalía y la Policía que realizaron el operativo de extinción contra los bienes de ‘Orejas’ y varios de sus familiares detenidos con fines de extradición a Estados Unidos por cargos de narcotráfico tenían información sobre la existencia de esos caballos, y aunque los buscaron en los predios ocupados, no se tiene rastro de su paradero.

Sin embargo, los investigadores lograron recaudar los documentos de propiedad de los equinos con los cuales los Rincón participaban en ferias, especialmente en el departamento de Boyacá.

Peritos señalan que el caballo más barato estaría avaluado en más de 180 millones de pesos, por lo que se investiga a dónde fueron llevados para realizar el trámite de extinción y ponerlos a disposición de la Sociedad de Activos Especiales.

Se calcula en al menos cuatro mil millones de pesos el valor de los caballos. En la lista de ejemplares están algunos reconocidos como Relator, Profecía, Ilusión de Santa Bárbara, Ranchero de Santa Bárbara, Serenata, Seux de Santa Bárbara y Profecía.

Al excalcalde de Coper, Boyacá, José Rogelio Nieto Molina, otro de los señalados del clan de esmeralderos, la Fiscalía solo le logró decomisar dos caballos, aunque en redes sociales solía presumir de sus lujos y posaba en fotos con un deportivo marca Porsche. Tampoco apareció el ganado que estaba a nombre de los investigados ni las 13 Toyotas que figuran en documentos bajo su propiedad.

Pero tratar de esconder los caballos y el ganado no habría sido la única maniobra empleada por el clan para ocultar sus bienes. Dos predios de Gilberto Rincón, hermano de ‘Orejas’, fueron vendidos a terceros cuando ellos ya estaban privados de la libertad y eran señalados de estar vinculados a actividades ilegales.

Un lote en el que funciona un hotel en el norte de Bogotá y, el otro, un millonario predio avaluado en más de 30.000 millones de pesos, ubicado en la avenida Boyacá con 147, al lado de un centro comercial y en medio de costosos desarrollos de vivienda. Ambos fueron entregados a una empresa dedicada a asesoría en asuntos mineros.

Para la Fiscalía, esa venta fue solo una maniobra, pues al momento de la operación eran de conocimiento público las acusaciones contra Gilberto Rincón y sus presuntos nexos con actividades ilegales.

Entre tanto, el ente acusador avanza en la búsqueda de bienes que habrían sido adquiridos con dinero de actividades ilegales.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA