Investigan funcionarios de Aerocivil que impidieron operación antimafia - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

Controladores frenaron avión militar que iba tras narcovuelo

El episodio fue el 31 de octubre de 2017 y vulneró la seguridad nacional.

Avión militar

Este es el avión militar al que personal de la Aerocivil le impidió perseguir al monomotor con droga.

Foto:

Juan S. Sierra

25 de febrero 2018 , 06:00 a.m.

“No lo autorizo y llame a quien quiera”.

Esa fue la frase que lanzó uno de los supervisores de turno de la Aeronáutica Civil (Aerocivil), el pasado 31 de octubre, cuando le pidieron autorización para que el avión de inteligencia y reconocimiento militar Cessna Citation SR-560 Tracker, que despegó de la base de Palanquero, en La Dorada, Caldas, persiguiera un vuelo ilegal con droga.

Aunque el tema se maneja con absoluto hermetismo, EL TIEMPO estableció que los oficiales de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) advirtieron que se trataba de una misión de orden público. Además, que el monomotor sospechoso apareció en los radares con una traza que indicaba que despegó de una playa y estaba saliendo por la costa Pacífica rumbo a Centroamérica.

Pero la misión tuvo que ser abortada por decisión del supervisor y de otros dos viejos y curtidos funcionarios de la Aerocivil cuyos nombres se omiten hasta que avancen las investigaciones.

El caso es de tal gravedad que los mismos investigadores que capturaron este jueves a cinco miembros de la red que envió dos ‘narcojet’ a Europa ya están indagando lo sucedido en Palanquero.

“En la redada que se hizo entre la Fiscalía y la Policía, hace tres días, cayó un empresario del sector aeronáutico, un policía apostado en El Dorado y la despachadora de una empresa de vuelos chárter, lo que deja en evidencia el nivel de penetración de la mafia en personal con acceso a los aeropuertos”, explicó un investigador.

Alerta de la Aerocivil

En el caso de Palanquero, la misión era de tal urgencia que la FAC alcanzó a expedir un plan de vuelo por un canal electrónico instantáneo. De hecho, luego de varios minutos en el aire, los funcionarios de la Aerocivil implicados le impidieron salir del espacio aéreo restringido de la base militar de Palanquero. El incidente fue a las 3:41 de la tarde de ese martes, cuando el avión ya estaba listo para identificar el narcovuelo y darle paso a una nave de combate para que lo interceptara.

Sin embargo, ni el supervisor, ni el planeador de vuelos (con más de 18 años de experiencia) ni la controladora de tránsito aéreo del sector oeste de la Aerocivil, en Cali, autorizaron la maniobra militar.

EL TIEMPO tuvo acceso al expediente y estableció que estos les argumentaron a los oficiales a cargo de la misión antinarcóticos que había mucho tránsito aéreo, lo cual dejó perplejos a los miembros de la FAC.

“Eso no es óbice para que se produzca un impedimento de estas características, toda vez que el tránsito militar bien pudiera haberse autorizado salir del área restringida de Palanquero con un nivel de vuelo y un rumbo que no afectara los tránsitos civiles”, se lee en un documento confidencial de la Aerocivil. Y añade que la operación se hubiera podido realizar a través del sistema de radar que en ese momento estaba habilitado.

De hecho, así se lo hizo saber la propia Aerocivil al CTI de la Fiscalía, nueve días después del incidente. Y también le envió un oficio a la Procuraduría, que además viene investigando el caso de los ‘narcojet’.

Tras un análisis del caso, se advierte que la decisión de los tres funcionarios violó un acuerdo entre el Centro de Control Bogotá de la Aeronáutica y el Comando Aéreo de Combate n.° 1 (Cacom 1 Palanquero) que contempla la coordinación de vuelos de orden público.

Además, la decisión de los funcionarios “vulneró, como hecho probado, la seguridad nacional de Colombia”. Y el narcovuelo siguió su ruta y abandonó libremente el espacio aéreo nacional.

Este diario consultó el caso con la Aeronáutica y esta informó que avanza en la investigación: “Desde el Grupo de Investigaciones Disciplinarias se realizará la investigación de rigor, proceso que en la actualidad está en curso. La investigación está en reserva sumarial, por lo que no es posible emitir ningún tipo de pronunciamiento sobre la misma (...). Se indaga una presunta omisión y extralimitación en las funciones”.

Por su parte, la Procuraduría General informó que, el pasado 15 de febrero, asumió el caso directamente tras calificarlo de trascendencia nacional. La Fiscalía definirá si el episodio tiene alcances penales.

¿Quién es ‘Supermán’, el dueño de la droga?

Una investigación récord de la Fiscalía y la Policía culminó este jueves con la captura de cinco miembros de la red transnacional que está enviando cocaína pura a Europa en aviones chárter que parten de los aeropuertos de Bogotá, Cartagena, Pereira y Cali, entre otros.

Tal como lo reveló EL TIEMPO, entre los capturados está Alexánder Arias, un empresario aeronáutico cuya compañía –Colombia Aviation Routing S. A. S.– presta servicios comerciales y de logística aérea a las más importantes firmas de aviación privada del país.

También cayó Luz Dary Espitia, la despachadora de Central Chárter, la firma desde cuyo hangar salieron, en diciembre y en enero, dos jets repletos de droga rumbo a Londres, con cinco falsos empresarios europeos.

Además de Arias, los otros cabecillas de la red desmantelada son su hermano Walter, Carlos Arturo Muñoz Garavito y Jesús María Hurtado. Muñoz, hoy fugitivo, es un esmeraldero de Guaduas, Cundinamarca, y manejó una de las tres camionetas blindadas que alquiló la organización criminal para mover la cocaína por Bogotá y cuyos GPS permitieron reconstruir la ruta de la banda.

Hurtado es un poderoso comerciante con locales en el Sanandresito de la cra. 38 en Bogotá, donde los blindados hicieron una parada.

La banda también tenía en su nómina al intendente Nelson Robles Munévar, del Control Aeroportuario de la Policía en Bogotá.

Robles ya había sido capturado en 2011 y acusado por el delito de concusión. En ese momento era parte del grupo de estupefacientes de la Sijín y fue denunciado por presuntamente exigir dinero a delincuentes a cambio de no judicializarlos. Sin embargo, su proceso fue archivado.

Este sábado, Alexánder Arias aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía por tráfico de estupefacientes, concierto para delinquir y lavado de activos. La audiencia de los demás capturados continuará este martes.

El sello

Pero aún falta una pieza clave: identificar al narcotraficante que envió la coca. Una de las pistas sobre el capo estaba en el cargamento que cayó el 29 de enero en un aeropuerto al sur de Londres. Las 37 panelas iban marcadas con un signo de Supermán. Las autoridades creen que sería un viejo aliado del capo extraditado Daniel el ‘Loco’ Barrera.

Establecer quién es hace parte de la segunda fase de la investigación, al igual que el capítulo de los controladores de la Aerocivil.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA