Investigación

Escolta responde este lunes ante la Fiscalía por muerte de delincuente

Mario Muñoz dijó que volvería a actuar así en defensa de un tercero y más si se trata de una mujer.

Atraco en la 106

Muñoz dio muerte a un hombre en momentos que asaltaba junto a otro a una mujer que iba en su carro a la altura de la autopista norte con 116.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

05 de febrero 2018 , 12:35 a.m.

En el transcurso de la mañana de este lunes asistirá, en compañía del abogado de la Unidad Nacional de Protección, UNP y varios compañeros, Mario Muñoz al búnker de la Fiscalía para cumplir con una citación en calidad de entrevista.

Muñoz, escolta de la UNP durante los últimos 9 años, deberá explicar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que dio muerte a un hombre, en momentos que asaltaba junto a otro a una mujer que iba en su carro a la altura de la autopista norte con 116, el pasado martes 30 de enero. En dialogó con EL TIEMPO afirmó sin dudarlo que volvería actuar así, y más por defender a una mujer.

¿Qué expectativas tiene frente a la citación de la Fiscalía?

Estoy pendiente de cumplir con la declaración. Voy con el abogado de la UNP, él ha estado al frente y al tanto del caso y es él quien va estar conmigo. Y por supuesto varios compañeros y funcionarios de la UNP. Yo voy a contar lo que pasó, tal cual.

¿Llevan ustedes algún tipo de evidencia para sustentar su accionar?

Quisimos por ejemplo llevar las pruebas de vídeo, pero resulta que ahí, en el lugar no hay cámaras. Pero cuento con varios testimonios cuando la Fiscalía lo amerite. Están tres personas que quieren dar su testimonio y que iban en sus vehículos en el momento.

Ellos fueron con nosotros esa misma noche al CAI y le dijeron a los policías: el muchacho se defendió en su legítima defensa y estamos listos para declarar. Dejaron sus teléfonos y esos teléfonos los anoto el auxiliar de la fiscal para hacerlas las respectivas investigaciones.

¿Ha estado en contacto con la señora que defendieron?

Ella me dio el número telefónico para que habláramos, pero como el teléfono lo perdió ese día no nos hemos podido comunicar. Estoy seguro que la señora, en caso de ser necesario hablará en mi favor. En el momento que sea necesario la ubicaremos.

¿Cómo analiza el apoyo que los ciudadanos del común le han dado?

Estoy impactado. Yo no sabía lo que estaba pasando afuera en redes sociales porque yo bloquee inmediatamente mis medios de comunicación. Cuando yo llegue a la sede de la UNP al otro día, me dice un compañero se están moviendo en una red a favor suyo, están buscando firmas.

Me explicó que en ese momento iban más de 22 mil firmas y la cifra siguió disparándose. Yo me quede asombrado del apoyo de la gente, de los medios de comunicación. Me he sentido muy respaldado. Muchos abogados, muy prestigiosos se ofrecieron a ayudarme.

Yo me quede asombrado del apoyo de la gente, de los medios de comunicación. Me he sentido muy respaldado. Muchos abogados, muy prestigiosos se ofrecieron a ayudarme

¿Y a qué considera que se deba ese apoyo?

Yo me pregunte lo mismo y pienso que es por la situación del país y en este caso Bogotá, donde hay un descontento de la gente por la inseguridad y por eso se pronuncian.

¿Y su familia, qué le ha dicho?

Yo no le había contado a mi familia nada. Yo quería estar como más tranquilo para contarles lo sucedido, pero se enteraron la mañana siguiente por los noticieros de televisión. Dieron mi nombre y empezaron a llamarme muy preocupados.
Yo les dije que estuvieran tranquilos, se afectaron mucho al principio pero hoy están tranquilos y me están apoyando.

¿Ha recibido algún tipo de amenaza?


No he recibido ninguna amenaza, pero a raíz de eso me toca estar muy atento y cambiar la estrategia de mi seguridad. Es claro este tipo de delincuentes no actúan solos.

¿Hace cuánto tiempo trabaja en la UNP?

Desde el año 2009 entre a laborar en la Unidad. Siempre he sido escolta, antes estaba en los departamentos de Santander y Cali.

¿Ha vivido alguna situación similar, en defensa de un tercero?


Si. En Conferías hace tres años hicieron un atraco y nosotros estábamos ahí. Fue un caso de fleteo, pasábamos casualmente por el sitio y los delincuentes la emprendieron contra nosotros. Empezaron a dispararnos, nosotros reaccionamos y por fortuna no se pudieron llevar la plata. Fuimos efectivos a favor de la persona que en ese momento era víctima de un hecho delictivo.

¿Cómo estaba la señora después de toda esta situación?

Ella llegó al CAI cortada, los policías fueron muy amables y efectivos con la señora, le dieron agua y un medicamento para el dolor porque tenía mucho dolor en la mano.

¿Y los delincuentes iban detrás de qué?

La señora no lo tiene claro, porque cuando le estallan el vidrio los hombres se le meten al carro. Uno la corto, pero ella dice que lo más raro es que uno de los delincuentes no le soltaba el timón del carro, como a querer bajarla.

¿Y cómo se da cuenta de que la señora está en peligro?

Estábamos en pleno trancón como a las 6:47 de la noche. Mi compañero es el que se da cuenta del atraco. Él alcanza a ver dos personas dentro del carro forcejeando. Yo me bajo a colaborar, y lo que escucho son los gritos de una mujer.

Sentí escalofrío al oírla gritar de esa forma tan angustiosa y pensé, la están matando. Desenfunde el arma y le grite escolta UNP y en ese momento el hombre se me vino encima. El otro trata de atrincherarse y se da a la fuga.

Yo le dispare, pero bajito sobre el separador para no dejar en peligro a nadie. Sé que le di en una pierna y huyo herido. Trate de alcanzarlo pero se me vinieron encima dos hombres y una mujer que me empujaron y dijeron groserías. Entendí que eran parte de la organización.

¿Y qué hizo?

Me devolví a prestarle los primeros auxilios al otro hombre, al que murió. Como lo demandan los preceptos del Derecho Internacional Humanitario. Y nos fuimos para el CAI más cercano a informar a las autoridades.

Usted se refiere a qué defendió a un tercero, no era su vida la que estaba en peligro ¿lo volvería hacer?

Claro. Por supuesto, si se trata de ayudar un tercero y en este caso a una mujer indefensa. Las mujeres son tan vulnerables y hay que estar con ellas.

Muchos lo califican hoy como un héroe, ¿se siente así?

Si no hubiera un muerto de por medio, sí. Si no se hubiera lastimado a nadie. Yo trate de auxiliarlo. Si hubiera quedado herido téngalo por seguro que yo me lo llevo para una clínica, pido una ambulancia para no dejarlo morir.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
Redacción Justicia

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA