El contrato que enreda a varios senadores con escándalo de Odebrecht - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

El contrato que enreda a varios senadores con escándalo de Odebrecht

Se firmó horas antes de que rigiera la reforma tributaria que quitaba gabelas a empresas extranjeras

Sancioes a Odebrecht

El contrato que ejecutaría Odebrecht era, entre otros, la construcción de una nueva calzada, así como la rehabilitación de la vía del sector dos de la Ruta del Sol entre Puerto Salgar y San Roque.

Foto:

Rodrigo Paiva / Reuters

21 de noviembre 2017 , 07:54 a.m.

Un contrato de seis hojas, suscrito entre el Ministerio de Transporte y Odebrecht, tiene enredados a varios congresistas que, según la Fiscalía, habrían recibido coimas de 2 millones de dólares por parte de la multinacional para acelerar la firma de ese documento, en lo que se convierte en un capítulo más de esta trama de corrupción.

La historia es así. El lunes 31 de diciembre de 2012, apenas unas horas antes de que entrara en vigencia la reforma tributaria de ese año, representantes de Mintransporte y de la multinacional se reunieron en Bogotá para finiquitar la firma de un contrato de estabilidad jurídica (ver archivo) que, palabras más palabras menos, blindaba a Odebrecht para que las leyes y normas sobre el impuesto al patrimonio, las deducciones fiscales y las ganancias ocasionales no cambiaran desde el inicio hasta el fin de la obra de la Ruta del Sol sector II que realizaría.

Justamente la entrada en vigencia de la reforma tributaria le quitaba esas gabelas a las empresas extranjeras excepto a las que, según la ley, ya tuvieran contratos de estabilidad en ejecución o solicitudes ante el Ministerio de Comercio.

Por ello, y tal como lo reveló la semana pasada EL TIEMPO, según la Fiscalía, Odebrecht ofreció a congresistas “comisiones de éxito para que a través de sus competencias y funciones presionaran decisiones gubernamentales” y lograran que el contrato se firmara antes del 1 de enero de 2013 cuando empezaba a regir la reforma.

El contrato que ejecutaría Odebrecht era, entre otros, la construcción de una nueva calzada, así como la rehabilitación de la vía del sector dos de la Ruta del Sol entre Puerto Salgar (Cundinamarca) y San Roque (César). El monto total de esa inversión, según el documento, era más de 2 billones de pesos y se ejecutaría entre el 2010 y el 2016. La estabilidad jurídica regía, según este contrato, por 13 años.

Odebrecht presentó el 23 de septiembre de 2010 una primera solicitud para la realización del contrato, pero el Comité de Estabilidad Jurídica (dependencia creada por la Ley de Estabilidad y que se encarga de aprobar o no este tipo de contratos) negó la petición casi un año después, en una sesión el 6 de septiembre de 2011.

La multinacional realizó una apelación y en tiempo récord le fue otorgado el contrato. Esa petición se presentó el 21 de diciembre de 2012 y fue firmada apenas 10 días después. Justamente lo que está indagando la Fiscalía es por qué se dio la firma ‘exprés’.

El ente acusador señala que el contrato no tiene vicios de ilegalidad. Sin embargo, los investigadores evalúan el por qué se tramitó tan rápido e indagan si la firma se logró antes del 1 de enero, gracias a que Odebrecht habría ofrecido dinero al exsenador Otto Bula, al empresario Federico Gaviria, testigo clave para la Corte Suprema en este caso, y al grupo congresistas que ellos manejaban, conocido como 'los Buldócer'.

Por esta y otras evidencias, la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue estos hechos.

La presión que se ejerció por este grupo de senadores a través de la reforma tributaria fue abriendo camino para ir venciendo las distintas aprobaciones de una manera exprés, rápida”, señala apartes de un documento que envió el ente acusador a la Corte.

EL TIEMPO consultó la gaceta del Congreso donde consta que el 18 de diciembre de 2012, en sesiones extraordinarias, se realizó la votación del artículo 166 que tumbaba los contratos de estabilidad jurídica, incluidas las dos salvedades. Votaron 60 senadores, 51 por el sí, 9 por el no y 33 no votaron.

Entre los que votaron por el sí aparecen algunos nombres de congresistas a quienes la Fiscalía les ha compulsado copias por este caso como Álvaro Ashton y Martín Morales. A pesar de estar en la sesión, no votaron por este artículo Antonio Guerra de la Espriella, Plinio Olano, Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías, estos dos últimos en la cárcel de La Picota por este caso de corrupción. Armando Benedetti no votó al tener una excusa médica y no asistir ese día al Congreso.

CINDY A. MORALES
​Subeditora ELTIEMPO.COM
cinmor@eltiempo.com
En Twitter: @cinmoraleja

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA