Clan del Golfo anuncia cese unilateral de hostilidades - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

¿Qué se puede esperar realmente del cese al fuego del 'Clan Úsuga´?

Desde hace años el grupo busca algún tipo de reconocimiento político.

Dairo Antonio Úsuga Otoniel

Dairo Antonio Úsuga ‘Otoniel’, jefe del ‘clan Úsuga’.

Foto:

Archivo particular

14 de diciembre 2017 , 12:57 p.m.

Veinte días después de la muerte de alias Inglaterra, tercero al mando del ‘Clan Úsuga’, este grupo anunció un cese unilateral de acciones militares ofensivas en todo el territorio nacional.

Esa declaración de alias 'Otoniel' pretende 'vender' ante los colombianos la idea de que su organización criminal tiene bases políticas y por ello anuncia una especie de "tregua", similar a la que rige hoy con el Eln y a la que se mantuvo en el tramo final del proceso que llevó a la paz con las Farc.

Por eso, su banda recurre, una vez más, a presentarse como 'Autodefensas Unidas Gaitanistas', que es una suerte de 'marca' criminal que encierra, por la palabra autodefensas', un significado de lucha política. Esto, claramente, es falso. El clan es hoy por hoy el mayor cartel del narcotráfico en Colombia y sus acciones militares y de control territorial son nulas.

No combate ni a la Fuerza Pública ni a la guerrilla (de hecho, en muchas zonas tiene acuerdos con el Eln y con las disidencias de las Farc).

Sus ataques a policías son similares a los que en su momento utilizó el capo del narcotráfico, Pablo Escobar, que en plata blanca son simples asesinatos de personas que, aunque están armadas, no están en alerta de combate.

Así, el 'cese de hostilidades' no puede entenderse por fuera de un escenario de sometimiento a la justicia.

La mayor actividad criminal de 'Otoniel' y su banda es el narcotráfico y el control de la minería criminal, no las acciones ofensivas ni de control territorial. ¿Dejarán el narcotráfico indefinidamente? ¿Entregarán sus rutas? Dudas como esas son las que no se abordan en el comunicado y, en todo caso, como se trata de una organización netamente delincuencial y cuyo motor es el narcotráfico puro y duro, no hay alternativa legal diferente para el Estado que seguir combatiendo y capturando a sus miembros.

'Clan' debilitado

En los  últimos cuatro años han perdido la mitad de sus hombres – hoy no cuentan ni con 1.800 – porque han sido capturados o muertos, los hombres al mando de Dairo Antonio Úsuga David, ‘Otoniel’, son objetivo de alto valor por parte de la Fuerza Pública.

No en vano, hacen parte de las cinco estructuras criminales que pueden ser combatidas con todo el poder del Estado: las operaciones de bombardeo o ametrallamiento. Esta red está por encima de ‘los Pelusos’, ‘los Puntilleros, ‘las disidencias’ y el Eln, este último en negociaciones con el Gobierno y en tregua bilateral hasta el 10 de enero.

‘Otoniel’ se presenta como jefe único de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, así lo hizo el pasado 5 de septiembre al ratificar que su grupo al margen de la ley quería someterse a la justicia.

Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, a través de panfletos, se presenta como defensoras de las comunidades más alejadas. Inicialmente eran conocidos como ‘los Urabeños’ cuando se les tildó de banda criminal, y fueron rebautizados (junio de 2016) como ‘clan Golfo’, para no estigmatizar a los pobladores de la zona del Urabá.

El ofrecimiento fue confirmado por el presidente Juan Manuel Santos, quien señaló “el 3 de septiembre recibimos del jefe del 'clan del Golfo' manifestación expresa de someterse a la justicia, no sería una negociación política. Si se someten pueden tener algunos beneficios”.

El proyecto de ley para lograr el sometimiento de ‘Otoniel’ y los hombres a su mando quedó en cabeza del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero. Fue presentado ante el Congreso aprovechando las bondades del fast track.

En el Congreso, sin embargo, la iniciativa no alcanzó a ser estudiada, y aunque el Gobierno pretendía presentar el proyecto con carácter de urgencia, ya no alcanzaría a estudiarse en la actual legislatura, que va hasta el 16 de diciembre.

  
JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA