Investigación

El próspero comerciante detrás de la red de tráfico de migrantes

Rastrean más de 400 transacciones hechas desde EE. UU., Panamá, Ecuador, Honduras y Bangladés.

Migrantes

Los detenidos, que serán puestos por Migración Colombia a disposición de un juez de garantías.

Foto:

Archivo particular

21 de febrero 2018 , 09:08 p.m.

Jhon David Mena, de 28 años, fungía en Medellín como un próspero negociante. Tanto así que desde diciembre, cuando su esposa fue capturada por la Policía, señalada de lucrarse de las redes que mueven migrantes ilegales por el país, dejó su casa y prácticamente se fue a vivir a varios hoteles de cuatro y cinco estrellas y cambió cada semana de celular, para evadir a las autoridades.

Por eso, su nombre fue uno de los últimos en una lista de 19 capturados como miembros de una mafia que se lucra del ‘sueño americano’ y que habría movido, en los últimos dos años, entre 2.000 y 2.500 extranjeros que desde Asia y África pretendían llegar a Estados Unidos y Canadá, usando a Colombia como país plataforma.

Mientras Mena cenaba en restaurantes reconocidos y vestía trajes de marca, en Capurganá la Policía ubicó y rescató este miércoles a 49 extranjeros hacinados y en malas condiciones de alimentación y salubridad: 29 eran nepalíes; 9, indios; 5, de Camerún, y tres más, yemeníes. Todos fueron puestos a disposición de Migración Colombia, que realiza los procesos de atención humanitaria y deportación.

La investigación adelantada por la Policía y la Fiscalía, apoyada por agencias internacionales, permitió establecer que además del tráfico de personas la red habría participado en otros delitos como homicidios, violaciones, torturas, narcotráfico y desapariciones.

Además del tráfico de personas la red habría participado en otros delitos como homicidios, violaciones, torturas, narcotráfico y desapariciones

“El líder de la red y su estructura financiera, cinco personas de su entera confianza, realizaron más de 400 transacciones financieras internacionales con países como Estados Unidos, Panamá, Ecuador, Honduras, Bangladés. En su mayoría a través de casas de giros y cambios”, dijo a este diario el general Jorge Luis Vargas, director de la Dijín-Interpol.

Por llegar a Estados Unidos desde el otro lado del mundo, los migrantes pueden pagar entre 45.000 y 50.000 dólares. Una décima parte de esa cifra se queda en Colombia, de acuerdo con las investigaciones de las policías de todo el mundo, y nutren las arcas de redes como la de Mena y de bandas mucho más poderosas, como ‘los Urabeños’.

Esas redes, que muchas veces se cobran con trabajo esclavo en los sitios de destino y en los países de tránsito, proveen a los migrantes de documentos de identificación falsos y sitios de paso.

Los extranjeros movían esta red por dos rutas: unos llegaban a São Paulo y de allí viajaban a Tabatinga, en Brasil, de donde cruzaban a Leticia y vía aérea se movían hacia Bogotá, San Andrés y Medellín. Una segunda ruta de entrada era por Cúcuta y de allí, por tierra, hacia Medellín, Urabá y el Darién, para pasar por tierra la frontera con Panamá.

Muchos de estos migrantes son utilizados para el tráfico de cocaína a través de la modalidad de ‘hormigueo’, que consiste en que carguen entre 20 y 25 kilos de cocaína hacia Panamá y de esa forma paguen su paso, que a través de esta vía esta sobre los 1.500 y 2.000 dólares”, dijo el director de la Dijín.

La Fiscalía dice que la red de Mena le pagaba impuesto o ‘gramaje’ por migrante o kilo de coca al ‘clan Úsuga’.

Claudia Carrasquilla, directora de la unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía General, señaló que para asegurar el pago retenían los documentos de identificación a los migrantes.

“Este año hemos adelantado 10 procesos contra estas redes, logrando el rescate de 256 extranjeros y la captura de 22 delincuentes”, afirmó la fiscal. Agregó que en este momento se trabaja en la identificación de 17 contactos en Brasil, Guyana, Bolivia, Venezuela, Panamá, Costa Rica, El Salvador y México.

El general Vargas confirmó que con Interpol ya se están adelantando varios procesos contra esos traficantes de migrantes que van a terminar en solicitudes de extradición, lo que va a potencializar las investigaciones judiciales y las condenas por este delito.

Migración Colombia reportó que durante el 2017 fueron identificados 2.254 ciudadanos indios, 567 nepalíes y 510 de Blangladés que estaban de forma ilegal en el país; 554 más procedían de África. Todos recibieron atención humanitaria, de acuerdo con los protocolos internaciones, y después se procedió a aplicar los mecanismos de deportación o expulsión por permanencia ilegal en el territorio.

757 capturas en 2017 por tráfico de migrantes

Como un “fenómeno social” que afecta el desarrollo de los municipios del Urabá antioqueño y chocoano calificó la directora de Crimen Organizado de la Fiscalía, Claudia Carrasquilla, la problemática que está generando el tráfico de migrantes que buscan llegar a Centroamérica a través de la frontera con Panamá.

La fiscal señaló que judicializaron el año pasado a 125 personas por este delito y se dio captura a 757 más por actividades asociadas al tráfico de ilegales.

Durante este proceso ubicaron a 5.910 ciudadanos extranjeros que fueron deportados a sus países de origen por la mediación de Migración Colombia.

JUSTICIA
@JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA