Bienes ocultos ponen en riesgo los beneficios penales de Alejandro Lyons - Investigación - Justicia - ELTIEMPO.COM
Investigación

Los bienes ocultos que ponen en riesgo los beneficios penales de Lyons

Predios de su padre, que estaban en manos de terceros, costarían más de 6.000 millones.

Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba

El exgobernador Alejandro Lyons será procesado por más de 30 delitos de corrupción cometidos durante su administración.

Foto:

Gudilfredo Avendaño / Archivo EL TIEMPO

27 de diciembre 2017 , 09:12 p.m.

Dos predios ubicados en Pueblo Nuevo y Sahagún, Córdoba, se sumaron a los cuatro incautados hace poco más de un mes en ese mismo departamento por la Fiscalía en medio del rastreo de los recursos públicos que se habrían perdido durante la administración de Alejandro Lyons Muskus.

De acuerdo con la Fiscalía, los bienes que serían de Eugenio Lyons de la Espriella no fueron declarados por su hijo, el exgobernador, como parte de la negociación del principio de oportunidad con el que aspira a pagar solo cinco años de cárcel por el millonario saqueo de Córdoba, lo que tiene tambaleando ese beneficio.

Los predios La Nobleza y El Guamal, ocupados este martes por el ente investigador, aparecen a nombre de la compañía GSI Proyectos SAS, cuyo representante legal es Jairo Aldana Bula. Sin embargo, el mismo Aldana dijo, de acuerdo con la Fiscalía, que realmente las fincas con una extensión total de 112 hectáreas pertenecen a Lyons de la Espriella.

Los operativos que se llevaron a cabo este miércoles incluyeron el allanamiento a apartamentos de la familia Lyons, como las viviendas de Francisco Lyons de la Espriella y Alejandro Lyons de la Espriella, tío y padre del exgobernador, ubicadas en los edificios Santorini y El Ébano en el barrio El Recreo de Montería.

El pasado 17 de noviembre, EL TIEMPO reveló que según testigos escuchados por la Fiscalía, el padre del exgobernador participó en el lavado de la plata de la corrupción en Córdoba comprando predios en esa misma región.

De hecho, el ente investigador aplicó la extinción de dominio sobre las fincas Delirio y El Paraíso, y otros dos predios que valen al menos 4.200 millones de pesos y fueron comprados en el lapso de un año y con intermediarios para borrar los rastros de la familia Lyons.

Con los recientes operativos, las hectáreas ocupadas llegan a 637. La Fiscalía dice que en la región, cada hectárea puede tener un costo superior a los 10 millones de pesos.

Ocultar esos bienes tendría consecuencias penales no solo para el exgobernador y su padre, sino también para todos los testaferros que les han ayudado a legalizar los recursos que salieron principalmente del cupo para la salud de los cordobeses.

De hecho, el fiscal Néstor Humberto Martínez precisó que ya se está trabajando en una imputación de cargos por testaferrato y delitos conexos sobre la conducta de Eugenio Lyons, y se seguirán realizando allanamientos a familiares del exgobernador para encontrar los más de 40.000 millones de pesos del saqueo.

“Lo cierto es que las declaraciones y los interrogatorios dan cuenta de que los activos están formalmente en cabeza de terceros, pero realmente serían de propiedad de Eugenio Lyons de la Espriella”, afirmó Martínez.

De otro lado, fueron compulsadas copias del proceso de Alejandro Lyons al fiscal que lleva el caso, quien promovió el principio de oportunidad para establecer si se revalora el trato.

“Lyons se comprometió con la Fiscalía a identificar y mostrar todos sus activos, que supuestamente solo eran 4.000 millones de pesos. La Fiscalía se reservó el derecho de extinguir el dominio de activos ilícitos que no fueran declarados por él, y esa es la actividad en la que nos encontramos en este momento”, señaló el Fiscal.

La segunda semana de enero se conocerían, afirmó el fiscal, los resultados de otras investigaciones en relación con este caso.

Pagaban los predios con plata en efectivo

Sobre la compra de Delirio y El Paraíso, los primeros bienes que encontró la Fiscalía, el dueño anterior declaró ante el ente investigador que los negoció con Juan Carlos Bula para, supuestamente, una familia de Barranquilla.

Luego, pese a que no aparecieron tampoco en los documentos, Alejandro Lyons y su padre sí entregaron directamente la plata de las fincas.

Primero le pagaron 1.300 millones de pesos en una oficina del edificio Adamel, en Montería. Y, luego, Eugenio Lyons se citó con el expropietario en tres oportunidades para darle 510 millones de pesos en cada encuentro.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA