Las pruebas en la condenan contra Ferney Tapasco por asesinato de Orlando Sierra - Cortes - Justicia - ELTIEMPO.COM
Cortes

Las pruebas en condena de Tapasco por el asesinato de Orlando Sierra

La Corte Suprema mantuvo la condena de 36 años contra el político caldense.

Orlando Sierra, periodista asesinado en Manizales

Orlando Sierra, periodista asesinado en Manizales en 2002.

Foto:
Por: Justicia
12 de diciembre 2018 , 09:02 p.m.

El 30 de enero del 2002, José Orlando Sierra Hernández, periodista y subdirector del diario La Patria, de Manizales, iba caminando hacia su lugar de trabajo en compañía de su hija Beatriz, cuando un hombre apareció de manera sorpresiva, le apuntó con un arma de fuego, y le disparó. 

Sierra murió dos días después debido a las graves heridas cerebrales y a un trauma  cervical generado por los disparos del sicario, quien fue identificado como Luis Fernando Soto Zapata. Soto aceptó cargos y murió años después, asesinado. 

Este martes, casi 16 años tras el homicidio de Sierra -crimen que tuvo como fin silenciar la libertad de prensa y las denuncias  del periodista contra la clase política caldense señalada de hechos de corrupción- la Corte Suprema de Justicia ratificó la condena de 36 años de prisión contra Francisco Ferney Tapasco González. 

Según la primera condena del 24 de junio del 2015, ratificada por la Corte, Tapasco, diputado caldense mencionado por Sierra en su columna de opinión 'Punto de Encuentro', fue el determinador del asesinato.

En esa columna, dice la decisión, Sierra "criticaba de manera constante a la coalición política gobernante y con nombre propio a sus dirigentes, entre ellos, al señor Tapasco González, por la actuación administrativa realizada, por la vinculación con contratos estatales a familiares y por gestión que hacía en procura de los intereses de su hijo Dixon Ferney tapasco, ante la pérdida de investidura que afrontaba". 

Para la Corte es claro que las denuncias de Sierra generaron un "resentimiento" en Tapasco, por cuestionar su poder, su liderazgo político, e interferir en su gestión. 

Entre las pruebas, la Corte tuvo en cuenta los hechos que dan cuenta de la malquerencia de Tapasco hacia Sierra. Primero hubo una agresión física por parte del político contra el periodista, luego una amenaza de muerte que el periodista le comunicó a su amigo Flavio Restrepo, y después el asesinato. 

Así, dice el fallo, los hermanos Fabio y Jorge López Escobar, políticos de la región, fueron encargados por Tapasco de contactar al sicario al que encontraron al hacer contacto con un grupo delincuencial que operaba en la galería de Manizales, que estaba bajo el mando de alias 'Tilín'. 

Para coordinar el asesinato, dice la Corte, hubo varias reuniones en bares e, incluso, en la oficina de Tapasco. De esas reuniones hablan Carlos Arturo Molina y Luis Eduardo Vélez Atehortúa. También afirmaron esos dos testigos que escucharon a Tapasco ordenar la muerte del periodista.

Molina dijo que escuchó cómo el político caldense, en su oficina, le ordenó a Tilín matar a Sierra. "Necesito que me cuadre a ese hp. de La Patria, Orlando Sierra", aseguró. Y Vélez dijo que "oyó cuando Ferney Tapasco le decía a su hijo que 'a ese hp. de Sierra no quiero verlo vivo mañana a la hora del almuerzo". 

Oyó cuando Ferney Tapasco le decía a su hijo que 'a ese hp. de Sierra no quiero verlo vivo mañana a la hora del almuerzo

Otro testigo que habla de las reuniones es Néstor Iván Arboleda, quien habló de tres encuentros en los que se coordinó el asesinato. Según el testigo, la primera reunión se hizo 15 días antes del homicidio, en el bar Colonial a las siete de la mañana, reunión a la que, dijo, fue Tapasco.

La segunda reunión se dio 8 días antes del crimen, momento en el que se pagó el homicidio. El encuentro, dijo Arboleda, se dio en la prendería de Alonso Giraldo. Y la tercera reunión, un día antes del atentado, se dio en el bar Champion a las tres de la tarde en la que Tapasco dijo que el homicidio debía realizarse el día siguiente. 

La Corte también le dio credibilidad al testigo Flavio Restrepo, quien tenía contacto permanente con Sierra, y a quien le contó que había amenazas de muerte en su contra. "Varias veces me manifestó que tuviera prudencia al escribir y que él tenía miedo porque lo iban a matar, me manifestó que él sabía quién lo iba a matar y me dijo que Ferney Tapasco", dijo Restrepo en el caso. 

Restrepo, amigo del periodista, también contó una agresión que Tapasco había ejercido contra Sierra: "Años atrás el mismo Ferney en una ocasión, y en un bar de la ciudad al que entró Orlando, según lo que él me contó, se levantó de una mesa en la que departía con otras personas, Ferney Tapasco le quitó las gafas, se las pisó y se las quebró. Él (Orlando Sierra) recogió las gafas destruidas, y palabras más, palabras menos, le dijo: 'usted me puede matar, pero las gafas me las tiene que pagar', y efectivamente me contó Orlando que Ferney Tapasco le mandó a arreglar o a pagar las gafas". 

Usted me puede matar, pero las gafas me las tiene que pagar

Con esas pruebas, dice la Corte, el fallo del Tribunal Superior de Manizales demostró que "Francisco Ferney Tapasco González ordenó la muerte de Orlando Sierra Hernández, para lo cual dispuso que los hermanos López Escobar contactaran a los sicarios encargados de materializar el delito". 

Lo que escucharon las personas cercanas a Tapasco

La Corte también le dio credibilidad a los testimonios de personas que fueron cercanas a Orlando Sierra. 

Así, en el juicio testificó Gloria Luz Ángel, también periodista, y quien era pareja de Sierra en la época, contó que las amenazas surgieron en 1998 cuando se resolvió el proceso de nulidad de la elección como diputado de Ferney Tapasco. 

Y Olga Lucía Pérez García, quien también ejercía como reportera, aseguró que la situación era un secreto a voces en el periódico La Patria, pues se sabía que Orlando Sierra estaba amenazado por escribir contra la clase dirigente. 

La hija del periodista, Beatriz Eugenia Sierra Agudelo, dijo que en efecto, dos años antes del homicidio, por la época en la que se anuló la elección de Tapasco como diputado, surgieron las amenazas contra su papá. Afirmó que por eso se le asignaron escoltas. 

Y Fernando Alonso Ramírez, periodista de La Patria, dijo que las investigaciones periodísticas que ocupaban a Sierra en la última época se enfocaron en la reestructuración administrativa del departamento. "Había unos comentarios de personal de la Gobernación, según los cuales para continuar en sus cargos debían tener el aval de los señores Arturo Yepes o Ferney Tapasco", dijo.

Las columnas de Sierra

La Corte Suprema de Justicia aseguró que en sus columnas, Sierra criticaba a la clase dirigente política de Caldas, en especial a los miembros de la denominada coalición Barco Yeptista, de la que Tapasco era pieza significativa. 

Así quedó evidenciado en la recopilación que el CTI hizo de la lista de temas de las columnas publicadas por Sierra entre el 24 de junio del 2001 hasta el 27 de febrero del 2002, en donde se ven las críticas a los dirigentes políticos. 

La Corte dice que es cierto que Tapasco no era el único personaje que ocupó la atención del periodista Sierra, pues también tuvo confrontaciones por sus artículos contra el gobernador y alcaldes de la época, y con otros políticos como el liberal Víctor Renán Barco y el conservador Ómar Yepes Alzate. Sin embargo, la Corte dice que tanto los testimonios como otras pruebas apuntan a que el responsable fue Tapasco. 

REDACCIÓN JUSTICIA 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA