ONU pide combatir impunidad en crímenes contra líderes - Conflicto y Narcotráfico - Justicia - ELTIEMPO.COM
Conflicto y Narcotráfico

ONU pide combatir impunidad en crímenes contra líderes sociales

Relator para los defensores dice que la protección de estas personas debe ser política de Estado.

Michel Forst

Michel Forst, relator de la ONU para la situación de los defensores de derechos humanos, está de visita no oficial en Colombia.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

01 de agosto 2018 , 12:07 p.m.

Cada vez es más crítica y preocupante la situación de los defensores de derechos humanos en el mundo. Así lo afirmó el relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de las defensoras y defensores de Derechos Humanos, Michel Forst, quien se encuentra de visita académica en Colombia. De hecho, según el experto, algunos gobiernos han emprendido campañas para señalarlos y criminalizarlos.

Desde mediados de 2014, este francés es el encargado por la ONU para hacerle seguimiento a la situación que viven los defensores de derechos humanos en el mundo.

En su periplo por el país, el representante del Secretario General de la ONU se ha reunido con ONG, ha escuchado de la propia voz de los defensores la situación que viven en sus territorios y se ha reunido con miembros del nuevo gobierno. No obstante, se abstuvo de pronunciarse sobre los asesinatos de líderes sociales en Colombia y de si se prolongará o no el mandato de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el país, que finaliza en octubre de 2019.

Cada vez más vemos campañas de difamación de defensores, son presentados como enemigos del Estado, antiprogresistas, antidesarrollistas, no como agentes de cambio

“La situación de los defensores y defensoras se está haciendo cada vez más difícil en la mayoría de países del mundo, donde el número de asesinatos está en aumento”, le dijo Forst a EL TIEMPO, quien consideró como “dramática” la situación que están viviendo estos líderes sociales.

De acuerdo con el funcionario de la ONU, Centroamérica y Suramérica se volvieron unas de las regiones más peligrosas del planeta para las personas que han sumido liderazgos en sus comunidades, como lo son los líderes sociales. El mayor riesgo se corre en México, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Guatemala.

Pero si bien el Relator advierte que Centroamérica y Suramérica son una de las regiones más peligrosas, también reconoce que hay gobiernos que están tomando medidas para protegerlos y destinan cuantiosos recursos para brindarles protección, incluso adoptando mecanismos sofisticados de protección. Pero a pesar de todo esto, aclara, “los defensores dicen que esas nuevas técnicas no son efectivas y que nada los puede proteger de los asesinatos”.

El Relator Especial considera que hay casos en los que los mismos Estados “están utilizando maneras cada vez más sofisticadas para atacar a los defensores, los están criminalizando, y vemos en muchos países que los están etiquetando o señalando; cada vez más vemos campañas de difamación de defensores, que son presentados como enemigos del Estado, antiprogresistas, antidesarrollistas, no como agentes de cambio. Esto tiene un impacto en la forma en que la población de muchos países ve a los defensores y defensoras”, asegura.

En su opinión, los Estados deben brindarles una protección más efectiva a estas personas que lideran diferentes causas en sus países e hizo una llamado a “trabajar más en mecanismos de protección colectiva para grupos grandes de defensores que son blanco de acoso y de campañas de difamación”. Estos hechos afectan a líderes indígenas y a defensores del territorio, de tierras, del medioambiente, entre otros.

Aunque el Relator de la ONU consideró que es difícil tener una respuesta global para todos los Estados, porque cada país es muy diferente y el fenómeno se comporta de manera diferente, sí señala como elemento principal para la protección de los defensores "combatir la impunidad" en los casos de violencia y asesinatos de estas personas, que en algunos países es cercana al ciento por ciento.

“En muchos países se ve que los recursos para luchar contra la impunidad son muy pocos, la impunidad llega al 97 por ciento, lo que muestra que el sistema judicial no es efectivo, y lo que preocupa es que casi siempre son los casos de defensoras y defensores”, dice el experto francés, quien anunció que con grupo de defensores está trabajando en un informe sobre la impunidad y en unas recomendaciones a los Estados sobre cómo combatir efectivamente la impunidad.

No obstante, el experto señala que los Estados deben tener una política pública para proteger a estos líderes y tomar medidas que minimicen los riesgos, pero también que los funcionarios de los gobiernos “reconozcan públicamente el papel positivo que los defensores pueden tener en un país, así las cosas pueden mejorar”. “Cuando un Estado tiene compromiso político, las cosas tienden a mejorar”.

En muchos países se ve que los recursos para luchar contra la impunidad son muy pocos, la impunidad llega al 97 por ciento, lo que muestra que el sistema judicial no es efectivo

Y agregó: “La lucha contra la impunidad exige un compromiso del Estado para combatir la corrupción y la criminalización de los defensores y defensoras”.

“Lo que vemos es que en los países donde no hay ningún orden social es muy difícil combatir la impunidad, es importante la capacitación de los jueces, pagar buenos salarios a los jueces, para que no tengan la tentación de recibir sobornos, y para luchar efectivamente contra la impunidad”.

GUILLERMO REINOSO
Editor EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA