Los tiradores de alta precisión o francotiradores, el arma secreta del Estado - Conflicto y Narcotráfico - Justicia - ELTIEMPO.COM
Conflicto y Narcotráfico

Así se entrena un tirador de alta precisión, arma secreta del Estado

Hombres de las FF. MM. que con fusiles de precisión dan de baja a los más peligrosos criminales.

Los Tiradores de Alta Precisión o francotiradores, el arma secreta del EstadoSon hombres de las Fuerzas Militares que con fusiles de precisión dan de baja, con un solo tiro, a los denominados ‘objetivos de alto valor’: jefes de la guerrilla, de las disidencias o de grupos armados organizados.
Tiradores de Alta Precisión

Carlos Ortega y Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Por: Alicia Liliana Méndez
25 de noviembre 2018 , 06:05 p.m.

"Antes de cada operación hacemos una oración. Oramos para que nos vaya bien, para que salgamos con vida. No oramos por dar un resultado y dar de baja a alguien. Oramos por hacer las cosas bien, por nuestra patria y nuestros hijos”.

Con esas palabras describe su trabajo un soldado profesional de 27 años, cuya identidad se debe proteger porque hace parte del selecto grupo de tiradores de alta precisión (TAP) de las Fuerzas Militares, a los que el común de la gente denomina francotiradores.

Rumaldo Antonio Barrientos, alias el Gurre, jefe del frente ‘Héroes de Tarazá’ del Eln, fue muerto a principios de este mes por un TAP.

A el ‘Gurre’ se lo sindica de la muerte de más de 50 integrantes de la Fuerza Pública, y de varios líderes sociales en el bajo Cauca antioqueño. Un solo tiro, propinado por un tirador de alta precisión, acabó con sus 20 años de actividad criminal.

El ‘Gurre’ hacía parte de los denominados ‘objetivos de alto valor’ para la Fuerza Pública; jefes guerrilleros o integrantes de las disidencias que por su nivel de peligrosidad hay que enfrentar con todo el poder del Estado.

Bajo ese precepto fue muerto en julio de este año Jacob David Acuña, alias Samuel, miembro de la dirección nacional del Eln y mano derecha de ‘Gabino’.
Y en septiembre del año pasado, un tirador de alta precisión acabó con la vida de alias Euclides Mora, jefe de las disidencias del séptimo frente de las Farc, con injerencia en Guaviare.

Los tiradores de alta precisión son entrenados bajo extremas condiciones físicas, como temperaturas de páramo y trochas de selva, para garantizar su supervivencia y el éxito de las operaciones a su cargo que llevan el rótulo de ‘secreto por seguridad nacional’.

Un grupo de periodistas de EL TIEMPO tuvo la oportunidad de convivir con los tiradores de alta precisión, el arma secreta del Estado para enfrentar las amenazas que pueden poner en jaque la seguridad del país.

“Nosotros no vamos a matar indiscriminadamente. Nuestra actividad está enmarcada en una orden de operaciones”, dice el soldado con voz pausada. “Cada actividad se justifica en un alto trabajo de inteligencia que evidencia la necesidad de neutralizar el objetivo porque con sus acciones afecta directamente a la población civil”, recalca, y resalta a la vez que “los blancos son considerados homicidas en potencia, o que a través de sus acciones criminales han obligado a muchos campesinos y personas de bien a desplazarse”.

Este soldado profesional, hincha del Nacional, recuerda con mucho cariño la infancia que compartió con sus hermanos en una finca del Huila: “Mi papá se iba los domingos al pueblo, era día mercado, y nosotros lo esperábamos porque sabíamos que siempre nos traía dulces. Sobre el camino a lo lejos lo veíamos venir y salíamos a correr a su encuentro. Éramos muy felices”.

Con su cara mimetizada, el soldado recalca que ingresó a los 20 años al Ejército y que después de cumplir con las primeras fases de entrenamiento se presentó al proceso de selección de tirador de alta precisión.

“Yo creo que me escogieron porque vengo de un buen hogar, donde nos inculcaron principios y valores. Mis papás nos dijeron que hay que ayudar a las personas y desearles el bien. Yo creo que con mi trabajo ayudo y protejo a mucha gente que no conozco, esa es mi mayor motivación”, afirma este padre de familia que se declara enamorado de su esposa y de sus dos pequeños hijos.

Desde que ingresó al grupo TAP o de francotiradores ha portado el mismo fusil de precisión, un M24 Remintong, calibre 7,62 de fabricación norteamericana. Esta arma tiene un alcance efectivo de 800 a 1.500 metros.

“Son varias las operaciones en que he participado. Nosotros además hacemos inteligencia, nos infiltramos ubicando el objetivo. Y es sobre el terreno que se decide si se va a utilizar un tirador de alta precisión”, señala el militar.

Los blancos son considerados homicidas en potencia, o que a través de sus acciones criminales han obligado a muchos campesinos y personas de bien a desplazarse

Tiradores de Alta Precisión. TAP

En el Fuerte Militar de Tolemaida se realiza el proceso de selección y de entrenamiento.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda y Carlos Ortega. El Tiempo

Los TAP solo están con sus familias dos veces al año, durante un mes en cada oportunidad. Rara vez comparten con sus seres queridos las fiestas de Navidad y fin de año, porque para esas fechas se trata de aprovechar que los objetivos de alto valor se relajan.

Precisamente, para un diciembre se lanzó desde el comando de las Fuerzas Militares una operación contra un blanco que era buscado por Interpol a través de una circular azul. Era un jefe de finanzas de la guerrilla que delinquía en el Magdalena Medio.

Su prontuario incluía varios homicidios contra persona protegida, crímenes de lesa humanidad, desplazamiento y extorsiones. Al grupo de militares, comandados para esa época por un teniente, les dieron ocho días para ubicarlo y neutralizarlo.

“Lo hicimos en cinco días. Dormimos muy poco porque aprovechábamos las noches para avanzar, además llovía mucho. Eran jornadas extenuantes y solo nos deteníamos para comer la ración. Sorteamos toda clase de peligros. Una noche nos tocó cruzar un río, el agua nos daba a la altura del pecho. Lo más práctico fue levantar nuestras manos con los fusiles arriba y asegurar el bolso de asalto para no perder las raciones”, narra con serenidad.

Con base en la información de inteligencia se avanzó hasta el objetivo. El grupo de militares lo integraban 15 hombres, dos de ellos tiradores. El oficial evaluó la situación y decidió que para el éxito de la operación era necesario el accionar de un TAP.

En la mira

Un pequeño grupo de militares se desplazó hasta el campamento y cuando estaban a 600 metros se pusieron el ghillie –indumentaria que cubre su cuerpo y los ayuda a camuflarse en el entorno– y prosiguieron en arrastre.

Una vez identificaron y ubicaron el blanco, los hombres se dividieron en dos grupos. Cada uno con un tirador de precisión. “Todo es muy milimétrico, no hay margen al error. Yo ubiqué en la mira al blanco. Si hubiera fallado, mi compañero hubiera disparado de inmediato. Es lo que denominamos tiro sincronizado”.

Los guerrilleros reaccionaron y hubo un cruce de disparos que duró cerca de cinco minutos. En ese lapso llegó el apoyo helicoportado ya que, luego de haber neutralizado el objetivo, la orden era abandonar el lugar.

Estos hombres no deben hablar en medio de las operaciones, su comunicación se hace a través de señas o susurros. En su bolso de asalto llevan, aparte de la comida, el maquillaje para mimetizarse, un poncho, un plástico –que usan para dormir en el suelo– y su ghillie.

Al terminar la operación los tiradores regresan a su guarnición, agradecen con una oración que volvieron vivos y llaman a sus madres y esposas. “Yo cargo una estampa del Divino Niño. A ella me aferro, y a la bendición que mi mamá me da cada vez que me despido de ella. Siempre llora por el hijo que se va”, dice este huilense, que se premia con su plato de comida favorito, la bandeja paisa, en los pocos momentos que puede compartir con su familia.

Sí, esto requiere un sacrificio muy grande, pero lo hacemos convencidos por cada colombiano de bien y por nuestros hijos”, concluye este soldado profesional, tirador de alta precisión.

Tiro a tiro

Hasta el Centro Nacional de Entrenamiento de las Fuerzas Militares, más conocido como el Fuerte Tolemaida en Tolima, llegan los hombres que aspiran a cumplir con el curso de tiradores de alta precisión.

Además del potencial físico que se exige, los uniformados, oficiales y suboficiales de las diferentes fuerzas enfrentan una serie de estudios psicológicos y psiquiátricos para cumplir uno de los perfiles más complejos en la vida militar.

“Deben ser hombres disciplinados, integros, pacientes y persistentes”, dijo el mayor Miguel Alejandro Caro, director de la Escuela de Tiro del Ejército, encargado de entrenar a los TAP.

El oficial afirmó que el entrenamiento dura nueve semanas, bajo la mayor exigencia mental y física. Solo dos mujeres lo han hecho.

“Los llevamos a 3.700 metros sobre el nivel del mar para que se entrenen a bajas temperaturas. Ellos deben aprender a sortear todos los terrenos y condiciones geográficas y topográficas para saber reaccionar. Su vida depende de ello”, dijo el mayor Caro, quien señaló que durante las etapas de entrenamiento se familiarizan con los dos fusiles de precisión que se utilizan para este tipo de operaciones : el M24 Remintong y el USR, ambos de calibre 7,62, a los que se les puede acondicionar un supresor de sonido y, en el caso del USR, una serie de miras desde infrarrojas hasta con detector de calor.

“Ellos están en capacidad de esperar un blanco hasta 15 días. Quietos en un solo lugar. Y si tienen que realizar sus necesidades fisiológicas en la ropa, lo hacen. Tienen claro que su objetivo es confundirse con el entorno”, explicó el mayor Caro, y afirmó que el entrenamiento de los TAP en Colombia es reconocido a nivel mundial, incluso grandes potencias como EE. UU. envían a sus hombres a Tolemaida.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
Redacción Justicia
En Twitter: @PazyJusticiaET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA