Conflicto y Narcotráfico

154.000 uniformados blindan las presidenciales más tranquilas del país

Tan solo en 73 de los 1.102 municipios del país se reporta algún riesgo o amenaza electoral. 

Armada

Fuerza Pública hace presencia en los lugares más recónditos del páis

Foto:

Armada Nacional

26 de mayo 2018 , 09:15 p.m.

Son 154.000 hombres y mujeres de la Fuerza Pública –que completan ya varios meses en acuartelamiento de primer grado– los que garantizarán hoy que más de 36 millones de colombianos puedan ejercer su derecho al voto en las 95.224 mesas dispuestas en 10.998 puestos de votación a lo largo y ancho del país.

El enorme despliegue de militares y policías se da en el marco de las elecciones presidenciales más tranquilas de la historia reciente, en las que por primera vez los candidatos pudieron hacer proselitismo prácticamente en todo el país.

En las presidenciales del 2014, en plena negociación de La Habana, 194 municipios tenían alerta por algún tipo de amenaza de los grupos ilegales. Ese riesgo se redujo en un 62 por ciento cuatro años después: de los 1.102 municipios colombianos, 73 tienen monitoreo especial para evitar cualquier eventualidad.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, asegura que esa reducción de alertas refleja “una nueva realidad, que prueba los positivos efectos del fin del conflicto”. Esto, agrega el ministro, incide “sobre la seguridad de los ciudadanos y de la democracia, especialmente en los territorios donde hubo más violencia y que hoy votarán con tranquilidad”.

Una de las zonas que tendrán planes especiales de seguridad es la del Catatumbo, en Norte de Santander, donde se vive hoy una guerra por el narcotráfico. En los 12 municipios del Catatumbo se desplegaron 3.500 militares y 2.100 policías, y su misión es asegurar que los ciudadanos puedan llegar libremente a los 410 puestos y 3.130 mesas de votación dispuestos en la región.

Nariño, especialmente Tumaco, y Cauca son otros dos departamentos donde se han reforzado las medidas de seguridad.

De manera simultánea, Fiscalía y Procuraduría han desplegado unidades de reacción inmediata para recibir denuncias de delitos electorales o de amenazas contra los sufragantes.

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), señala que el principal factor que explica por qué más colombianos podrán ejercer su derecho al voto es que “no hay un conflicto armado con las Farc”.

Al desarme y desmovilización de esa guerrilla, ahora convertida en partido político, agrega los efectos de la tregua unilateral decretada por el Eln, que busca aclimatar los accidentados diálogos con ese grupo insurgente.

Sobre la seguridad de los ciudadanos y de la democracia, especialmente en los territorios donde hubo más violencia y que hoy votarán con tranquilidad

El Ejército está a cargo del 35 por ciento del cubrimiento de los puestos de votación. Para cumplir con el esquema de seguridad contamos con 75.000 hombres. Estamos desplegados en un gran trabajo de control electoral con la Armada y la Policía”, dijo a EL TIEMPO el comandante del Ejército, general Ricardo Gómez.

El Puesto de Mando Unificado (PMU) está concentrado en la dirección de la Policía Nacional en Bogotá, desde donde se va a monitorear el desarrollo de la jornada a través de videoconferencias con las autoridades de cada región del país.

MOE garantiza presencia en los 32 departamentos

“Hay una gran diferencia, obvia, en la Colombia de ahora, y es que las elecciones se pueden hacer sin las presiones de las Farc”, asegura Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE).

Barrios considera que si la Registraduría pone en práctica las recomendaciones realizadas, estas serán unas elecciones completamente transparentes.

¿Hay posibilidades de fraude en las elecciones presidenciales de hoy?
Elevamos una serie de peticiones a la Registraduría en términos de dar mayor acceso a la información y de adoptar mayores niveles de control para el manejo del software. Si esas medidas se ponen en marcha a partir de las 4 de la tarde de hoy, todos vamos a poder hacerle seguimiento a cómo va haciendo la agregación de los votos y la sumatoria de estos. Si se registra algún problema, va a ver una trazabilidad que permite ubicar dónde se originó la diferencia numérica.

En materia de orden público, ¿dónde ve la MOE amenazas?
Hay tres regiones sobre las que hemos llamado la atención. La primera es el Catatumbo, donde ‘los Pelusos’ decretaron un paro armado y siguen teniendo presencia. También está Tumaco, en Nariño. Pero en esa zona en particular nos preocupan los caseríos que quedan cerca de Francisco Pizarro. Este fue el único lugar en el que no se inició a tiempo el proceso electoral para Congreso debido a una protesta cívica de los ciudadanos por la falta de servicios públicos, y tememos que se pueda repetir hoy. Y creemos que hay riesgo en Guaviare, Putumayo, Arauca y la región del Naya, donde están los grupos que no se integraron al proceso de paz.

¿Cómo impacta la democracia colombiana el fin de las Farc como guerrilla?
Hay una diferencia grande en el país, obvia, en la forma en que Colombia va a las elecciones. Hay un cambio cualitativo, hay tranquilidad. La MOE antes iba a las regiones con miedo, a veces no nos identificábamos. Ahora nos movemos por todo el territorio. Hoy no tenemos alertas de riesgo, sino recomendaciones de monitoreo y seguimiento para poder reaccionar rápidamente si ocurre alguna irregularidad en el proceso electoral.

JUSTICIA@JusticiaET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA