Estados Unidos prepara nuevas solicitudes de extradición contra narcos colados en listas de Farc - Conflicto y Narcotráfico - Justicia - ELTIEMPO.COM
Conflicto y Narcotráfico

EE. UU. alista solicitudes de extradición por narcos en listas de Farc

La captura de alias Rambo revivió las sospechas sobre la venta de cupos en las listas. 

Alias Rambo Farc

Alias Rambo, desmovilizado de las Farc fue capturado con fines de extradición

Foto:

Archivo El Tiempo

07 de julio 2018 , 11:04 p.m.

La captura con fines de extradición, esta semana, de Luis Eduardo Carvajal Pérez –alias Don Gustavo o Rambo, quien fue jefe de la columna móvil ‘Daniel Aldana’ de las Farc– es apenas la punta del iceberg de la cascada de solicitudes de la justicia norteamericana por uno de los capítulos más escabrosos del proceso de paz con esa guerrilla: el de los capos del narcotráfico que intentaron colarse en la justicia especial para la paz (JEP).

Carvajal fue capturado el lunes pasado junto con 13 personas más, bajo cargos de encabezar una red de narcos que, según el indictment (la acusación federal), habría enviado en los últimos años, incluidos el 2017 y el 2018, unas 180 toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos. Su plataforma de envío eran las costas de Nariño y las de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas, sobre el océano Pacífico.

Lo que dice la solicitud de extradición, que llegó a Colombia en febrero pasado y que fue expedida por la corte del Distrito Sur de la Florida en octubre del 2017, es que ‘Rambo’ siguió de lleno en el negocio de la coca, el mismo que lo hizo uno de los hombres más importantes para las Farc en las últimas dos décadas. De hecho, su condición de socio directo del cartel de Sinaloa, que tiene delegados en las selvas de Nariño hace años, mantuvo hasta el último momento las dudas sobre su desmovilización.

En el curso del proceso se daba casi por hecho que ‘Rambo’ o ‘Don Gustavo’ y buena parte de sus hombres iban a optar por seguir en el narcotráfico.

Finalmente, el 17 de junio del año pasado apareció en las listas de miembros de las Farc reconocidos por el Gobierno. Varios de sus lugartenientes en la ‘Aldana’ están hoy en las disidencias. ‘Guacho’, el asesino de los periodistas ecuatorianos, es el más reconocido, pero la lista es larga.

Apenas unos días después, el exjefe guerrillero apareció certificando la supuesta condición de miembros de Farc de varios narcos que estaban en ruta de extradición, muchos de ellos antiguos socios de negocios de la ‘Aldana’. Esa jugada, con la que más de una docena de capos intentó hacerle conejo a la justicia de los Estados Unidos, es la base del otro cargo por el que ‘Rambo’ probablemente terminará en un avión de la DEA: la obstrucción a un proceso judicial.

EL TIEMPO estableció que ese capítulo de la investigación de la DEA y otras agencias federales –que empezó el año pasado y que fue la génesis del proceso que terminó en la captura del exnegociador de las Farc Jesús Santrich– tiene en la mira de los Estados Unidos a por lo menos 10 personas más, entre exguerrilleros, abogados e intermediarios que se prestaron para la venta de cupos a capos del narcotráfico en las listas de la JEP.

Como el narcotráfico quedó en el proceso de paz conexo a la rebelión, la aparición en esas listas era como una autopista legal para que redomados narcos lavaran todo su historial criminal anterior a noviembre del 2016, la fecha de la firma de la paz con las Farc.

Ante las primeras alarmas, el Gobierno utilizó una salvaguarda que quedó en el acuerdo para evitar que se repitiera el capítulo de los narcos colados en la negociación con los ‘paras’ en el gobierno de Álvaro Uribe, y que le daba al Estado la capacidad de veto frente a nombres que según las autoridades y los organismos de inteligencia no fueran claramente miembros de la guerrilla.

De hecho, varios de esos narcos terminaron extraditados y colaborando para armar el expediente contra ‘Rambo’. Según el expediente de la corte de Miami, el exjefe guerrillero negoció con Édison Prada Alava, el llamado ‘Pablo Escobar de Ecuador’ y quien fue capturado en abril del 2017, un cupo en las listas de la guerrilla.

Ese cupo se extendió, como lo reveló este diario, a los socios de Prada que fueron capturados con él el año pasado: el también ecuatoriano Leonardo Adrián Vera Calderón y los colombianos Robinson Alberto Castro Quiñones y Diego Fernando Arizala Segura.

En las investigaciones aparece que en los últimos dos años un grupo de abogados se apareció en varias cárceles del país ofreciendo un puesto en las listas de las Farc

La prueba reina contra alias Rambo está en el proceso por el que la Corte Suprema decidió su extradición hacia EE. UU. En ese proceso, el abogado de Prada Alava les insistió a los magistrados en que él era parte de las Farc y pidió revisar la “certificación de vinculación con las Farc-Ep por parte de Gustavo González”, jefe de la ‘Daniel Aldana’.

De acuerdo con fuentes que conocen el proceso, hay indicios de que los cupos se negociaron en varias regiones del país por entre 2.500 y 5.000 millones de pesos. Y uno de los promotores más activos de esa trampa fue Marlon Marín Marín, el sobrino de Iván Márquez capturado en el mismo proceso de Santrich y quien terminó en Estados Unidos negociando con la justicia.

En las investigaciones aparece que en los últimos dos años un grupo de abogados se apareció en varias cárceles del país ofreciendo un puesto en las listas de las Farc. El primer caso conocido fue el del capo Segundo Villota, que apareció como militante del frente oriental de las Farc y era en realidad un veterano narco que se movía entre Colombia y Ecuador y que según la Fiscalía seguía delinquiendo desde prisión.

Un memorando interno de las Farc firmado por Mauricio Jaramillo, el ‘Médico’, aseguraba que a Villota lo reconocieron con el aval de Jesús Santrich.  Aunque la trampa no funcionó, Estados Unidos anunció desde el año pasado que iba a perseguir a todos los que pretendieron burlar la extradición. Este viernes, de hecho, el presidente Juan Manuel Santos firmó el envío de uno de los capos que trataron de colarse en la JEP: Tomás Martínez Minota, quien además tuvo en su contra la decisión de la JEP.

Martínez alegaba que supuestamente le aplicaba la garantía de no extradición, pues, “como todos nuestros campesinos, aprendió a sembrar amapola, coca y marihuana, y por las malas condiciones económicas terminó traficando para las Farc”.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA