Conflicto y Narcotráfico

‘En Nariño y Cauca vamos por el camino correcto’

General William René Salamanca habla de victoria ante grupos criminales en suroccidente del país.

Mayor general William René Salamanca

El mayor general William René Salamanca, responsable de la seguridad en Cauca y Nariño.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

03 de febrero 2018 , 10:48 p.m.

Los dos subsecretarios de Defensa de Estados Unidos acaban de recorrer y sobrevolar, reservada y muy confidencialmente, solo con el conocimiento del alto Gobierno y los mandos militares, la zona de cultivo de coca en Nariño, Cauca y Valle.

El mayor general William René Salamanca, comandante de la región de Policía n.° 4 , en el suroccidente del país, reveló que los altos dignatarios norteamericanos reconocieron la labor del Gobierno, el Ejército y la Policía en la dura batalla contra el narcotráfico. Ambos preguntaron, incluso, por qué tipo de cooperación estadounidense se requiere. El mayor general Salamanca asegura que toda esta región, que antes controlaban las Farc, está siendo recuperada por la institucionalidad

¿Cuál es la situación de la región que usted comanda: Cauca, Valle y Nariño?

Son aproximadamente 8’500.000 personas que están saliendo de un escenario de miedo y de muerte para ver ahora cielos de esperanza. Somos conscientes del crimen organizado transnacional que allí persiste y que se debe a los tentáculos del narcotráfico. Hemos detectado en Tumaco más de 23.000 hectáreas de hoja de coca. La Policía erradicó 12.466 y el Ejército, 4.371. Un total de 16.837.

Pero hay hechos que demuestran que el miedo y la muerte persisten…

Tal vez usted se refiere a los últimos hechos que se han presentado en la zona rural de Argelia (Cauca) y El Charco (Nariño); y la recomposición de grupos armados organizados en el norte del Cauca y en Nariño que están en disputa territorial por un interés criminal que enmarcan el narcotráfico y la minería ilícita, y que ha generado confrontaciones entre ellos.

No obstante, la mayor parte de los municipios de esta región no registra ningún homicidio. De 149 municipios, 88 no han tenido muertes violentas en lo corrido del 2018; esto nos permite ver un escenario alentador en una zona del país donde antes el panorama era diferente.

De 149 municipios, 88 no han tenido muertes violentas en lo corrido del 2018; esto nos permite ver un escenario alentador en una zona del país donde antes el panorama era diferente

¿Pero quiénes están en esa disputa?

Nuestra inteligencia indica la presencia del crimen organizado, principalmente grupos disidentes de las Farc y narcotraficantes; el Eln también está presente.

¿Nariño y Cauca siguen inundados de cultivos de coca?

En relación con Nariño, ya no existen cerca de 17.000 hectáreas de siembra. En el Cauca, hay acuerdos colectivos para la erradicación voluntaria de cultivos y la socialización en 25 municipios para que los cultivadores se acojan al ofrecimiento y vayan a la legalidad. Esta semana, por ejemplo, el señor Ministro de Defensa Nacional invitó a los dos subsecretarios de Defensa de Estados Unidos para visitar el terreno y conocer de primera mano la actividad articulada que desarrolla la Fuerza Pública en esta lucha frontal y decidida contra el narcotráfico.

¿Y a qué conclusión llegaron los dos subsecretarios?

Reconocieron la labor del Gobierno Nacional, en la que la Policía y las Fuerzas Militares cumplen un rol fundamental no solo para combatir el narcotráfico, sino también como articuladores de la acción de Estado a partir del ejercicio de la autoridad y llevar a estas zonas, en otro tiempo olvidadas, una oferta institucional que pretende mejorar las condiciones de vida de estas comunidades.

¿Qué tipo de preguntas formularon los subsecretarios?

Sus inquietudes giraban en torno de las capacidades en hombres y medios para afrontar esta difícil tarea de perseguir el narcotráfico; indagaron qué tipo de cooperación se requiere y cuál es la percepción de las comunidades respecto del trabajo que se adelanta.

¿Y cuáles fueron las respuestas?

Fue un escenario propicio para socializar con ellos los objetivos de la Operación Atlas, como punta de lanza de un planteamiento estratégico del señor Presidente de la República para atender las diferentes problemáticas de esta región de la costa Pacífica nariñense. En su componente policial y militar, con cerca de 12.000 hombres, la operación busca combatir el narcotráfico y otras expresiones de violencia que amenazan la institucionalidad.

¿A dónde más fueron los subsecretarios?

A su llegada al aeropuerto de Tumaco, conocieron de primera mano nuevas estrategias por implementar en la erradicación de cultivos ilícitos, luego fueron a la base militar de El Gualtal y sobrevolaron la zona de frontera con Ecuador, para tener una apreciación integral de la labor que allí realizan militares y policías.

¿Cuál cree usted que fue el balance general de esa visita?

Muy positivo; exaltaron el compromiso del Gobierno, la valentía, arrojo, profesionalismo de los integrantes de la Fuerza Pública. Me enorgullece hacer parte de una institución que trabaja por un país mejor.

¿Esta región que dominaban las Farc se está recuperando?

Sin lugar a dudas. Ahora viene la segunda fase del Plan de Consolidación Territorial ‘Horus-Ojos que todo lo ven’, en la que la coordinación estratégica y la suma de capacidades de la Policía y las Fuerzas Militares apuntan al control territorial para llegar hasta zonas inhóspitas, donde nunca hubo presencia del Estado, para afianzar la gobernabilidad, buscar mejores condiciones de vida y aprovechar tierras productivas para la agricultura y la ganadería.

La coordinación estratégica apuntan al control territorial para llegar hasta zonas donde nunca hubo presencia del Estado para buscar mejores condiciones de vida y aprovechar tierras productivas

¿Pero sí se ha avanzado?

Definitivamente vamos por el camino correcto. No es una tarea fácil ni se puede pretender alcanzar los objetivos de la noche a la mañana, pero vamos avanzando. Mire: adelantamos esta oferta institucional en municipios como Buenos Aires, Miranda o Caldono, en el Cauca, y en las veredas, donde ya hay un espacio para dejar atrás el miedo y avizorar una luz de esperanza. Se implementan programas de participación ciudadana en más de 42 municipios priorizados, donde nuestra agenda de trabajo se compone de encuentros comunitarios, mercados campesinos y campañas de prevención en salud, protección del medioambiente y otras orientadas al fortalecimiento de la convivencia ciudadana.

Sin embargo, hay versiones de amenazas a los campesinos que erradican…

Sí, somos conscientes de que hay amenazas, las cuales provienen de la criminalidad organizada y del Eln.

¿Cuántos hombres de la Fuerza Pública tratan de ocupar las zonas que abandonaron las Farc tras el acuerdo de paz?

La Operación Atlas –con cerca de 9.000 soldados y más de 2.000 policías– inició esta tarea en diez municipios de la costa nariñense y tres más de la costa caucana. Por primera vez un general de la Policía Nacional, en este caso el brigadier general Fredy Tibaduiza, está al frente del Comando Especial del Pacífico Sur y junto a él están otros tres generales de las Fuerzas Militares que comandan la Operación Hércules, sumado a un fortalecimiento de los componentes de inteligencia e investigación criminal en estos municipios.

¿Pero sí hay efectivamente sustitución o no?

Sí hay sustitución. Este programa lo lidera el alto consejero presidencial para el posconflicto, doctor Rafael Pardo, y se ha logrado que 5.500 familias en Nariño hagan parte del programa de sustitución. Otras 18.000 están en proceso de hacerlo.

Pero, a pesar de esas buenas noticias, también las hay malas…

Somos conscientes de que persisten grupos armados organizados que constituyen una amenaza, como los autodenominados ‘la Gente del Orden’, ‘los de Guacho’, ‘Renacer’, ‘los del Ingeniero’, ‘Guerrillas Unidas’, ‘los de Sábalo’ y el mismo ‘clan del Golfo’, que se disputan territorios para beneficiarse de la cadena del narcotráfico en Nariño, todo esto aunado a la presencia del Eln, que pretende ejercer hegemonía territorial. A su vez, en el departamento del Cauca, individuos como alias Pija, alias Mordisco, alias Andrés o el Paisa y alias el Burro, cabecillas de grupos armados residuales, así como alias Richard, de la compañía Milton Hernández, del Eln, se valen de la extorsión y del secuestro y representan un reto en el camino de facilitar el proceso de sustitución en esta región del país.

¿Qué han hecho la Policía y la Fuerza Pública para evitarlo?

Los resultados de nuestra gestión en el suroccidente del país están a la vista. Destaco de manera significativa el apoyo de la Fiscalía General en este propósito de luchar contra la criminalidad.

A las hectáreas erradicadas en el año 2017 se suma la incautación de 174 toneladas de cocaína, 226 toneladas de insumos sólidos, 291 de insumos líquidos, 12 toneladas de base de coca, 77 toneladas de marihuana, 480 kilogramos de bazuco, 239 kilogramos de heroína, 748 laboratorios destruidos, 366 extranjeros capturados y 8.866 nacionales, 610 predios en proceso de extinción de dominio y 92 ocupados, 42 embarcaciones incautadas, junto con 248 vehículos, 1.911 armas incautadas y más de 34.000 municiones. Son las cifras que validan este esfuerzo interinstitucional.

¿Solo en Nariño?

En la región suroccidental.

¿Los narcos han tratado de penetrar la Policía?

El Director General de la Policía Nacional implementó el Plan Integral de Transparencia Institucional, que tiene como principal objetivo identificar a aquellos uniformados que abandonan ética y rectitud. El año anterior, en esta región hubo 128 destituciones, separaciones e investigaciones penales entre uniformados.

¿El Pacífico, desde Ecuador, toda la zona colombiana (Nariño, Cauca, Valle y Chocó) y hasta Panamá, sigue siendo la gran zona de exportación de cocaína?

Sí. No puedo negar que por esa zona los narcotraficantes insisten en sacar cocaína para los mercados de América del Norte y Europa. Por eso, ahí estamos trabajando duramente con los países amigos. Se acaban de reunir en Tumaco el director de la Policía de Ecuador con el director de la Policía de Colombia, para generar intercambio de información, enlaces policiales y operaciones conjuntas. Igualmente, doy fe de esa cooperación internacional con agencias federales de los Estados Unidos, de México, Panamá y otros países de Centroamérica.

Usted acaba de mencionar a México. ¿Hasta dónde son ciertas las versiones sobre la creciente presencia de carteles mexicanos en el país?

Tenemos informaciones de la presencia de mexicanos en esta región del país haciendo contactos para el tráfico de drogas.

¿Cuántos miembros de carteles mexicanos han sido capturados?

Esta información la consolida la Dirección de Investigación Criminal e Interpol- Dijín; sé de este esfuerzo que ha permitido la captura no solamente de mexicanos, sino de ciudadanos de otros países.

¿Pero sí hay presencia en nuestro país de carteles mexicanos como tales?

No me corresponde hablar del país. En esta región la orden que hemos recibido del señor ministro de Defensa y de mi general Jorge Nieto, Director General, es fortalecer el trabajo conjunto de la inteligencia militar y policial, junto con Migración Colombia y las autoridades judiciales, con el fin de identificar la presencia de extranjeros y sus propósitos.

¿El Gobierno ha informado oficialmente al de México sobre este hecho?

Usted comprenderá, Yamid, que estos temas son ajenos a mis funciones y responsabilidades.

¿Qué ha ocurrido con todos los mexicanos capturados por narcotráfico?

Estas decisiones están en manos de las autoridades, en cabeza de la Fiscalía.

¿Como gran resumen se puede afirmar que la región no es escenario de guerra?

No lo es. Lo fue años atrás. Por eso, hoy en departamentos como el Cauca se avizora un futuro promisorio en renglones económicos como la exportación de café. El Gobierno de la China se ha interesado por adquirir la producción de aguacate Hass; resguardos indígenas del Cauca producen la trucha, con una exportación cercana a las 70 toneladas para Alemania sin contar la demanda local.

¿Siembra de coca y narcotráfico no fueron producto de la pobreza de esta región?

El narcotráfico ha sido el peor mal que ha sufrido nuestra sociedad. Llegó la hora de sumar esfuerzos para recomponer esta región, rica en biodiversidad y con un potencial en turismo, agroindustria y hasta deporte.

YAMID AMAT
Especial Para EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA