¿Cuál es el origen de los apodos de los grandes narcotraficantes? - Conflicto y Narcotráfico - Justicia - ELTIEMPO.COM
Conflicto y Narcotráfico

¿Cuál es el origen de los apodos de los grandes narcotraficantes?

'Chupeta', 'El Chapo' y 'Popeye' son algunos de los alias cuya procedencia ELTIEMPO.COM indagó. 

El Chapo Guzmán

El 'Chapo' Guzmán, extraditado desde México en enero de 2017, es acusado de liderar entre 1989 y 2014 el despiadado cártel de Sinaloa.

Foto:

Alfredo Estrella / AFP

Por: ELTIEMPO.COM/APP
05 de diciembre 2018 , 01:58 p.m.

En el mundo del hampa existen todo tipo de apodos y alias que han utilizado los grandes narcotraficantes para ocultar sus identidades y a su vez amedrentar a las autoridades y la gente del común.

En muchos casos, la misma población o miembros de la policía nacional son los que han puesto llamativos apodos a estos personajes utilizando como base objetos, animales (reptiles, mamíferos, anfibios) y personajes animados, entre otros.

Para la muestra, Jorge Iván Laverde Zapata, el ‘Iguano’, un excomandante paramilitar jefe del frente Fronteras de las Auc que confesó haber ordenado más de 4.000 asesinatos y uno de los primeros condenados bajo la figura de Justicia y Paz. El ‘Iguano’ fue uno de los ideólogos en la construcción de hornos al estilo nazi para desaparecer a sus víctimas.

El apodo "es como una huella digital que emana de experiencias y anécdotas" sobre la personalidad, actitud, vicios o temperamento de los capos, dijo Pedro Isnardo de la Cruz, coordinador de investigación de la Escuela Nacional de Trabajo Social y experto en temas de seguridad.

De la Cruz señaló que el apodo tiene "un contexto de origen" que está relacionado con el lugar de nacimiento, la familia, vivencias callejeras, relación con la banda y la misma presión de los capos "para consolidar una imagen".

Sostuvo que el apodo lleva "un estigma que tiene usos políticos, mediáticos y de liderazgo" que en situaciones de confrontación por el territorio "llega a ser fundamental" porque tiene un halo de menor vulnerabilidad que el nombre mismo.

Recientemente ha vuelto a sonar el de Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo', jefe del Cártel de Sinaloa, quien se fugó de dos prisiones de máxima seguridad y fue recapturado. Su apodo, por ejemplo, le fue dado debido a su estatura, que es de 1 metro y 64 centímetros (5.4 pies).

Actualmente, 'El Chapo' se encuentra enfrentando un juicio en el que el principal testigo en su contra es el narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta'. 

Chupeta

Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta'.

Foto:

AFP

Por su parte 'Chupeta', exlíder del cartel del Norte del Valle, quien suministró droga al cartel de Sinaloa entre 1990 y 1996 obtuvo su alias de su obsesión hacia las paletas dulces, conocidas en Colombia como «chupetas».

Sin embargo, otras veces los apodos han hecho parte de la vida familiar de los delincuentes. Versiones no oficiales indican que Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, uno de los matones más sanguinarios del Cartel de Medellín, lleva su apodo en gran parte por el parecido físico que guardaba desde muy pequeño con el famoso dibujo del marinerito de brazos desproporcionados y exagerado mentón.

Pero, haciendo una mofa, agrega la historia que este odiaba las espinacas; y su abuela, en el afán de que se las comiera, le decía que solo podía dejar de parecerse a ‘Popeye’ si se las comía. Una versión que circula por la historia, pero que no se confirma. Lo que sí está claro es que Velásquez Vásquez hizo parte de la Marina, y eso terminó atando más el apodo de 'Popeye' a su vida.

Otro de los alias más recordados es el de 'El Patrón', un apodo que solía infundir miedo y respeto debido a que pertenecía nada más que a Pablo Escobar., jefe del Cartel de Medellín.

Popeye

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye.

Foto:

Esneyder Gutiérrez / Para EL TIEMPO

Habituales en la cultura mexicana

Para el poeta mexicano Homero Aridjis, en cuya obra figuran novelas como "Sicario" y "La Santa Muerte", que abordan la violencia criminal, los alias forman parte de una cultura mexicana que se ha enquistado en el hampa.

"El apodo es un bautismo, un hábito de la cultura popular; no solo los hampones lo tienen", comentó Aridjis.

El "quién es quién" del narcotráfico no sería lo que es sin los alias, que muchas veces definen a sus poseedores, ya sea en su físico, sus defectos, sus costumbres y hasta sus modales.

"Existe además una especie de inclinación de ponerse apodos femeninos como 'la Barbie', que era un hombre muy violento, pero lo llamaban como el nombre de una muñeca", destacó Aridjis.

Edgar Valdez Villarreal, alias "la Barbie", era un jefe local del cártel de Sinaloa cuando fue capturado en agosto de 2010, y su mote compara su físico de piel blanca, pelo y barba rubia y ojos azules con las características de la famosa muñeca.

Otros "son muy descriptivos y caracterizan al personaje. Muchas veces en el nombre está definida su conducta antisocial, violenta en el mundo del hampa mexicano", dijo Aridjis.

Niegan pagos a víctimas de Escobar

Pablo Escobar, exnarcotraficante colombiano.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Un ejemplo fue el narcotraficante Felipe De Jesús Pérez Luna, muerto en un enfrentamiento con la Marina en la Ciudad de México y conocido como "el Ojos", porque estos, como en una película de misterio, resaltaban siempre en las fotos de su rostro divulgadas por las autoridades.

De aquellos tiempos quedó en la memoria el "Tigrillo" asignado a Francisco Javier, el más pequeño de los hermanos Arellano Félix, entonces dirigentes del cartel de Tijuana y en guerra sangrienta con "el Chapo".

El lado tétrico de la historia se lo lleva Santiago Meza, acusado de disolver en ácido más de 300 personas,
y bautizado por ello como "el Pozolero" dada su forma de 'cocinar' cuerpos como si preparara el clásico platillo mexicano llamado "pozole", que consiste en hervir carne y maíz por varias horas.

Hay sobrenombres tan obvios que solo se explican con una burla socarrona, como "los Viagra" como llamaron a los hermanos Sierra Santana en el estado de Michoacán, debido a que uno de ellos usaba al peinarse un gel que endurecía su cabello.

ELTIEMPO.COM/APP
Con información de Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA