Cómo votaron en zonas de riesgo por conflicto en elecciones 2018 - Conflicto y Narcotráfico - Justicia - ELTIEMPO.COM
Conflicto y Narcotráfico

Así votaron en las zonas donde todavía se vive el conflicto

El Centro Democrático fue la fuerza más votada en departamentos como Meta y Caquetá.

Votaciones legislativas 2018

Caquetá, uno de los departamentos históricamente más golpeados por la violencia, registró la menor participación en todo el país.

Foto:

Guillermo González / EL TIEMPO

13 de marzo 2018 , 12:03 p.m.

En los nueve departamentos del país que se mantienen en mayor riesgo por la presencia de grupos armados ilegales y bandas criminales, la abstención en las elecciones al Congreso cayó frente a la registrada en el 2014.

Caquetá, uno de los departamentos históricamente más golpeados por la violencia, registró la menor participación en todo el país –40 por ciento–, pero la cifra es menor en dos puntos a la del 2014. El promedio nacional de abstención fue del 51 por ciento.

Si bien estas fueron las votaciones más seguras en los últimos 50 años –no hubo ninguna acción de grupos armados contra votantes o miembros de la Fuerza Pública–, Caquetá era una de las zonas con un riesgo alto de violencia. Según la Misión de Observación Electoral (MOE), al menos 16 municipios allí tenían algún riesgo, especialmente por la presencia de las disidencias de las Farc.

En Caquetá la fuerza más votada para el Senado de la República fue el Centro Democrático, con 17.552 votos; y en la Cámara, el Partido Liberal, con 32.130 sufragios.
En los municipios caqueteños sobre los que había mayores alertas –Cartagena del Chairá, San Vicente del Caguán y Solano– se impuso el Partido Liberal en el Senado, y en Cámara los liberales, el Centro Democrático y el Partido Alianza Social Independiente, respectivamente.

El caso de San Vicente es emblemático, pues se trata del municipio que fue el corazón de la ‘zona de despeje’ durante los fallidos diálogos de paz entre el gobierno Pastrana y la guerrilla y donde aún hay presencia de los disidentes. Allí, desde el 2014, el uribismo ha logrado constituirse como una de las principales fuerzas políticas. En todo Caquetá, el partido Farc (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) solo logró 1.684 votos, el 1,7 %.

En Meta, otro antiguo escenario de la guerra, el Centro Democrático tuvo la mayor votación de Senado (65.593 votos), frente a 1.659 de la Farc. En La Macarena, otro de los corazones del despeje, la antigua guerrilla solo sacó 76 votos, frente a 413 de Cambio Radical.

Según la MOE, el 38 por ciento de ese departamento estaba en alerta (principalmente Mapiripán y Puerto Concordia) por las disidencias de las Farc y los Úsuga. En esa región se registró una abstención del 47 por ciento del total de votantes.

En Nariño, donde se libra la mayor batalla contra los cultivos ilícitos, la abstención fue del 46 por ciento. Allí el conservatismo fue la fuerza predominante para Cámara y Senado. Y en Tumaco, el municipio con más narcocultivos del país, la abstención fue del 54 por ciento. Allí las fuerzas predominantes fueron el Partido Verde y el conservatismo.

En Apartadó, en el Urabá antioqueño, donde sigue siendo fuerte el ‘clan Úsuga’, el abstencionismo fue del 62 por ciento. Allí se impuso el Centro Democrático, que logró más de 11.000 votos para Senado y Cámara. En el Chocó, otra de las zonas afectadas por la violencia del posconflicto, la mitad de los ciudadanos habilitados para votar no lo hicieron. Incluso la participación cayó cinco puntos. En esa zona se mantiene la amenaza del Eln y el ‘clan Úsuga’. Los partidos ganadores en Chocó fueron ‘la U’ (71.100 votos en Cámara y Senado) y el liberal (71.887). El Centro Democrático consiguió 6.566 votos para el Senado.

En Guaviare, tanto la MOE como la Defensoría coinciden en que sus cuatro municipios estaban en riesgo extremo por las disidencias de las Farc y los hombres del ‘clan’. En ese departamento la abstención fue del 45 por ciento, mientras que en el 2014 estaba en 50,58 por ciento.

Las mayores votaciones del departamento las tuvo el partido de ‘la U’ en el Senado (6.472 votos) y en la Cámara el Partido Liberal (11.296), mientras que el uribismo alcanzó 3.500 votos.

En Cauca, donde la MOE mantenía en alerta 13 de sus 42 municipios por la presencia del Eln, disidencias de las Farc, las bandas y grupos de narcos, la abstención fue del 53 por ciento, 4 puntos menos que el 2014. En el Senado se impuso Cambio Radical, con 81.115 votos, y en la Cámara el Partido Liberal, con 96.506.

En Toribío, que por décadas fue una de las zonas más golpeadas por las Farc, la abstención fue del 49 por ciento. Allí se impuso el Partido Liberal tanto en Senado como en Cámara.

Baja abstención en Arauca y Norte de Santander

En Arauca , donde la mayor amenaza la representa el Eln, el 51 por ciento de ciudadanos se negaron al voto. Hace cuatro años esa cifra estaba en el 55 por ciento. En el Senado ganó el uribismo con 23.875 sufragios, que en su mayoría (el 18 por ciento) iban para Miguel Alberto Matus Alvarado, quien denunció amenazas en campaña y a quien no le alcanzó para una curul. En la Cámara los más votados fueron los liberales (23.869 votos) y el uribismo (22.691).

En Norte de Santander, en alerta por la presencia del Eln, Epl y el ‘clan Úsuga’, no votaron el 48 por ciento de electores. Los liberales ganaron en la Cámara y los conservadores en el Senado. En Tibú, la abstención fue del 60 por ciento y allí se impuso Cambio Radical en el Senado y ‘la U’ en la Cámara.


JUSTICIA
Twitter:

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA