Presidenciales

La histórica votación de la izquierda: consecuencia del proceso de paz

Expertos consideran que se puso fin al estigma de 'la combinación de todas las formas de lucha'.

Petro y la Colombia Humana celebran su paso a la segunda vuelta

La izquierda consolidó hoy una real opción de poder

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 06:45 a.m.

Lo más cerca que había estado un candidato de la izquierda de la presidencia de la República, fue en 2006. En esa campaña, Carlos Gaviria, del Polo Democrático, despertó un fervor amplio entre diversos sectores del país. Tanto, que logró vencer a un político tradicional y con amplio recorrido: Horacio Serpa.

Sin embargo, su rival, el entonces presidente Álvaro Uribe salió reelegido con mucha facilidad. Lo superó con 60% de los votos y en primera vuelta. Gaviria alcanzó a tener 2.600 mil sufragios, una cantidad que, entonces, se consideró histórica para la izquierda.

Hoy, la realidad es otra. Con 4’843.985 votos, escrutado el 99,6% de las mesas, Petro logró una votación histórica para los sectores llamados ‘progresistas’ en Colombia.

Pero quizá ese no sea el techo. Porque en tercer lugar quedó Sergio Fajardo, con la nada despreciable suma de 4.584.985 votos, muchos de los cuales los logró apalancado en una coalición de la que hacen parte, entre otros, nombres tan representativos en la izquierda como Jorge Robledo.

¿Por qué ese fenómeno? Los expertos coinciden en que un factor determinante para esto está en el Acuerdo de Paz con las Farc. Gracias a eso, muchos votantes le ‘perdieron el miedo’ a votar por la izquierda y ya no la relacionan, necesariamente, con la política armada y la combinación “de todas las formas de lucha” de antaño.

Así lo considera Patricia Lara, quien fue candidata a la vicepresidencia de Carlos Gaviria. Para ella, ese es un logro del gobierno Santos. “Además de haber sido el de este domingo el proceso electoral más pacífico en muchos años, ahora entran en juego dos opciones totalmente diferentes, como sucede en los países civilizados. Antes, había sólo matices de una misma tendencia. Y eso, sin duda fortalece la democracia”, le dijo a EL TIEMPO.

Laura Wills, directora de Congreso Visible, de la Universidad de los Andes, también consideró que “el Acuerdo de Paz le abrió las puertas a la consolidación de la votación de la izquierda en el país”.

A su turno, César Rodríguez, director de la ONG Dejusticia, también consideró que la votación de la izquierda - sin antecedentes hasta hoy- es el fin de un estigma que la relacionaba con las armas. “Es una buena noticia, no la polarización, pero sí que haya alternativas de izquierda viables. Aquí la izquierda no podía sacar votos importantes. Una vez retirado ese estigma se abre el campo político y se da la posibilidad que la izquierda legal y pacífica tenga opción de disputar la Presidencia”, añadió.

Una opinión diferente expresó el ex magistrado José Gregorio Hernández, quien consideró que más allá de la votación, lo que hay es un reflejo claro de un país totalmente polarizado: “los candidatos de centro no lograron cuajar su opción y eso abrió la puerta a que esto tenga que definirse entre izquierda y derecha”.

RAFAEL QUINTERO CERÓN
eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA