Sectores

Crisis en Hidroituango acelerará tiempos para subasta de energía

Para asegurar el abastecimiento, la Creg revisó, con prioridad, escenarios de oferta y demanda.

Hidroituango

La emergencia en Hidroituango hace apremiante agilizar el proceso de análisis de la subasta, pues las proyecciones del balance energético del país cambia con esta situación.

Foto:

Cortesía EPM

20 de mayo 2018 , 10:47 p.m.

Para garantizar el abastecimiento futuro de energía de los consumidores, el Gobierno había identificado la necesidad de convocar este año a los productores de electricidad a una nueva subasta de energía firme o disponible.

Sin embargo, la emergencia de Empresas Públicas de Medellín (EPM), con Hidroituango ahora hace apremiante agilizar el proceso de análisis, pues las proyecciones del balance energético del país cambia con esta situación.

Según pudo establecer EL TIEMPO el viernes pasado, el tema, que no estaba previsto, fue incluido como punto central en la sesión ordinaria de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), que sesionó hasta altas horas de la noche y que, con excepción de su director Germán Castro, quien está en vacaciones, tuvo la presencia de sus miembros.

Los expertos comisionados estuvieron acompañados por el viceministro de Energía, Alonso Cardona; la Superintendente de Servicios Públicos, Rutty Paola Ortiz, y el director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), Ricardo Ramírez.

Por las vacaciones de Germán Castro, el director encargado de la Creg, Christian Jaramillo, presidió la sesión. Antes del encuentro, Ramírez le dijo a EL TIEMPO que la convocatoria se volvía más apremiante, precisamente, porque la capacidad de 1.200 megavatios que Hidroituango clasificó en las subastas del 2008 y del 2011 no podría entrar, según lo planeado, de forma escalonada desde diciembre del 2018.

Proyecciones del balance energético del país cambian
con el suceso en Hidroituango


Según fuentes del sector, las proyecciones de la Upme con Hidroituango mostraban que el consumo de energía comenzaba a superar la oferta a partir del 2022.

Sin embargo, sin esta hidroeléctrica, según cálculos de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), con base en datos de la Upme y de la Creg, el tiempo se acorta para el 2021. Y, según el esquema vigente, la Creg debe convocar a una subasta de energía cuando la demanda alcanza a la oferta de energía firme en un horizonte de cinco años o menos.

El viceministo de Energía, Alonso Cardona, dijo que una vez la Creg tome decisiones de subastas de expansión, estas podrán ser informadas.

Posibles participantes

Aunque ante la Upme se habían inscrito hasta abril 546 proyectos nuevos para construir plantas de generación, los que pueden entrar en la subasta son los que garantizan una energía disponible diaria, lo que deja habilitadas, principalmente, las iniciativas hidroeléctricas y térmicas (gas y combustibles líquidos).

Esto reduce el espectro a 141 proyectos, pero de estos los que tienen chance de participar son aquellos con estudios en fase dos y fase tres, cuya capacidad suma 4.400 megavatios. Y si la lista se reduce a los más adelantados, es decir, a los de fase 3, esta capacidad suma 411 megavatios.

En los proyectos en fase dos y tres, los que tienen las mayores capacidades de generación son las centrales térmicas de carbón La Luna y Termoberrío, a cargo de las compañías Sloane Energy y Minesa S.A., con capacidades de 750 megavatios y 700 megavatios cada una, respectivamente.

Y entre los hidráulicos, que por sus características suelen ofrecer los precios más bajos (factor principal de asignación en la subasta), aparece la hidroeléctrica Porvenir II, de Celsia, localizada en el municipio de San Carlos (Antioquia), con 352 megavatios de capacidad y que desde el 2015 tiene licencia ambiental en firme, así como la hidroeléctrica Piedra del Sol, de Isagén, con capacidad proyectada de 156 megavatios.

De esta forma, de los 41 proyectos hidroeléctricos en fases dos y tres hay 33 que son pequeñas centrales (inferiores a 20 megavatios) y 8 por encima de 50 megavatios, que sumadas tienen 1.023 megavatios de capacidad.

Los proyectos nuevos que pueden entrar en la subasta son los que garantizan una energía disponible diaria

Así se está controlando la emergencia

Este domingo, la cota de la presa llegó ayer a los 406 de los 410 metros que se requieren para que el agua desemboque por el vertedero y así mitigar un poco los riesgos de que el líquido salga de forma descontrolada.

Para ello, los trabajadores de EPM y firmas contratistas cumplen labores en la presa y el vertedero las 24 horas; según la empresa, son unos 11.000 empleados. Además, el agua del río Cauca sigue ingresando por la casa de máquinas y desembocando por los túneles de descarga.

Algo positivo es que el líquido dejó de filtrarse por la galería 284, el lugar destinado desde un principio para que se movilizaran los vehículos que llevan las rocas para terminar la presa. Asimismo, se mantiene la alerta máxima en los 17 municipios aguas abajo que se verían afectados por una eventual emergencia, siendo el corregimiento de Puerto Valdivia el de mayor alerta.


ÓMAR AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA