Sectores

El porqué del mejor pronóstico del FMI para Colombia el año entrante

Tras mostrar su informe para América Latina, advierte sobre efectos de crisis de Venezuela.

Alejandro

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
23 de julio 2018 , 10:24 p.m.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró su pronóstico de crecimiento para Colombia el año entrante, al calcular que el producto interno bruto (PIB) crecerá 3,6 por ciento en el 2019. De esta manera incrementó su pronóstico en 0,3 puntos, pues la previsión anterior, divulgada en abril, le apuntaba a una expansión de 3,3 por ciento.

Así mismo, en sus perspectivas para las Américas divulgadas este lunes en su informe ‘Perspectivas Económicas’, el FMI mantuvo la previsión de este año para Colombia en 2,7 por ciento, tal como la tiene el Gobierno en los supuestos con los que ha realizado todas las cuentas futuras para el país.

“En Colombia, el crecimiento se acelera a medida que mejoran el consumo privado y las exportaciones, gracias al aumento de la demanda externa y los precios del petróleo, y también al ciclo de expansión monetaria. Es probable que la inversión privada aumente en lo que queda del año, gracias a la reforma tributaria y a la recuperación del precio del petróleo”, resalta el documento del FMI.

Por encima de la región

De esta manera, Colombia es una excepción frente al comportamiento del bloque de América Latina y el Caribe.

El Fondo recortó sus pronósticos para la economía de América Latina en 0,4 puntos este año y 0,2 puntos para el año entrante, y el nuevo pronóstico de crecimiento es de 1,6 y 2,6 por ciento, respectivamente.

El organismo subrayó que en sus recientes previsiones se ha observado una mayor diferencia en cuanto al dinamismo económico que presentan las distintas economías.

Es probable que la inversión privada aumente en lo que queda del año, gracias a la reforma tributaria

“Si bien el crecimiento se está acelerando en algunos, la recuperación se ha tornado más difícil para algunos de los países más grandes, ya que las vulnerabilidades específicas amplificaron las presiones del mercado a nivel mundial”, agrega el FMI.

Así, se puede ver por ejemplo que América del Sur, exceptuando a Venezuela, crecerá a un ritmo del 1,1 por ciento este año y 2,4 por ciento el próximo, ambas cifras por debajo del dato de Colombia.

Perú y Chile tendrían el mejor comportamiento económico este año, con alzas de 3,7 y 3,8 por ciento, respectivamente.

Para Argentina, el pronóstico no es tan bueno. El FMI estima una expansión de 0,4 por ciento, recortada en 1,6 por ciento en comparación con la que tenía en abril: 2 por ciento.

Venezuela empeora

Al pronóstico continental le pesa mucho la baja en la proyección de Venezuela: que señala una caída de 18 por ciento en su PIB en el 2018 y de 5 por ciento en 2019.
Así mismo, la proyección de inflación para Venezuela que hace el Fondo ya llega al 1’000.000 por ciento.

Así mismo, el FMI señaló que la magnitud de la crisis puede aumentar las consecuencias migratorias para los países vecinos. “Proyectamos un estallido de la inflación hasta 1’000.000 por ciento para el fin de 2018, para indicar que la situación es similar a la de Alemania en 1923 o Zimbabue a fines del 2000”, señaló el economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner.

En Venezuela proyectamos un estallido de la inflación hasta 1’000.000 por ciento para el fin de 2018

Werner dice: “El colapso en la actividad económica, la hiperinflación y el creciente deterioro en el suministro de servicios públicos, así como la falta de alimentos y precios subsidiados, generaron grandes flujos migratorios cuyos efectos tenderán a intensificarse en los países vecinos”.

Ese número surge de cálculos técnicos generados por nuestro staff, aunque incluye un grado de incertidumbre mayor al que puede tener una proyección de algún otro país” con inflación menor, explicó.

No obstante, apuntó que si en vez de una proyección de inflación de 1’000.000 por ciento “fuere de 1’200.000 por ciento, la destrucción del sistema de precios como mecanismo de asignación de recursos ya está hecho. Y lo mismo si la proyección fuese de 800.000 por ciento”.

Venezuela continuará “con elevado déficit fiscal financiado mediante expansión de la base monetaria”, es decir, mediante la emisión de nueva moneda, dice el informe, lo que “continuará alimentando una aceleración de la inflación”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS
redaccioneconomicas@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA