Sectores

Colombia, lista para ser la 5.ª economía con más empuje

Banco Mundial revisó pronóstico para la producción en el 2019, y al de esta nación lo dejó quieto.

Produccion textiles

El mayor gasto empresarial por un mejor pago laboral se compensará con la necesidad de una producción más alta.

Foto:

Juan Augusto Cardona / Archivo EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
13 de enero 2019 , 01:31 a.m.

En una reforma tributaria que se estrenó el primer día del año, cuyo éxito dependerá de que logre estimular el emprendimiento; con un incremento salarial del 6 por ciento para los que ganan el sueldo mínimo, lo que les permitirá a los hogares mayor capacidad de consumo, y una inflación que da señales de que se mantendrá dentro del rango meta del Banco de la República (2 y 4 %), las cartas están puestas en el país para que se produzca un crecimiento de la producción por encima del 3 por ciento, lo que ubicará a esta economía en el 2019 en el quinto lugar entre las que más crecen en América Latina.

De hecho, durante esta semana el Banco Mundial hizo una revisión de sus pronósticos y, aunque prevé un panorama de desaceleración global en comparación con el año anterior, la proyección de Colombia la dejó quieta, en 3,3 por ciento, argumentando que inclusive la migración de venezolanos podría continuar generando valor agregado a la economía. “Podría resultar en un aumento del crecimiento como consecuencia de una mayor oferta de mano de obra y un mayor consumo e inversión”, indica el informe.

Podría resultar en un aumento del crecimiento como consecuencia de una mayor oferta de mano de obra y un mayor consumo e inversión

Los buenos augurios del Banco Mundial para que la producción nacional esté por encima de la de Brasil (2,2 %), Argentina (- 1,7 %) y México (2 %), y solo por debajo de la de Bolivia (4,3 %), Paraguay (3,9 %), Perú (3,8 %) y Chile (3,5 %) tienen varios sustentos, sin descontar que también hay amenazas.

Para Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, si bien no hay duda de que el crecimiento del país en este año será mayor que el del año anterior, también es clave no ser tan optimistas, teniendo en cuenta los coletazos que pueden provenir del entorno mundial.

Entre los pilares que destaca Pérez, para sostener una economía con mejor expansión que la del 2018, están el hecho de que el panorama para el consumo de los hogares es favorable.

Las tasas de interés continuarán a la baja, lo que se da la mano con un incremento salarial del mínimo en un 6 por ciento, que aumentará el poder adquisitivo de las familias y, a su vez, permitirá que los hogares se pongan al día en el consumo de bienes durables, lo cual estaba frenado en los tres años anteriores”.

Por el lado del empleo, aunque el experto del Banco de Bogotá no prevé cambios en el mercado laboral, por el hecho de que las empresas tengan que pagar un sueldo mínimo más alto, el director del centro de pensamiento Anif, Sergio Clavijo, sí ve algún riesgo.

Mientras Pérez estima que el mayor gasto empresarial por un mejor pago laboral se compensará con la necesidad de una producción más alta para abastecer la demanda de artículos que crecerá, Clavijo estima que habrá un repunte del desempleo urbano.

La mejora en el desempleo nacional, donde pronosticamos una leve corrección hacia tasas del 9,4 por ciento (promedio anual) versus el 9,6 por ciento que habría promediado en 2018, se verá opacada por la persistencia de un desempleo urbano cercano al 11 por ciento (con alta incidencia de los migrantes venezolanos)”.

A ello hay que agregarle el componente que le preocupa al Banco Mundial: “La informalidad de los trabajadores”, pues reciben salarios más bajos tanto por las fallas en el mercado laboral (no encuentran empleo acorde con su nivel de preparación) como por la menor educación que les impide engancharse en un puesto de trabajo. Hay que recordar que en Colombia la informalidad sobrepasa el 50 por ciento.

Vientos foráneos

Pero estas son debilidades internas que ya están en la mira de la política estatal para generar bienestar ciudadano. De hecho, en el Plan de Desarrollo se plantean estrategias para solucionarlas.

“Sacar de la pobreza a casi 3 millones de colombianos; sacar de la pobreza extrema a más de 1,5 millones de personas; aumentar el empleo en 1,6 millones de plazas adicionales; pasar la productividad de 0,65 a 1,1 por ciento; subir el PIB potencial, desde 3,3 a 4,1 por ciento; elevar la inversión, de 22 a 25,7 por ciento, e incrementar y expandir la clase media del país” son algunas de ellas.

Sacar de la pobreza a casi 3 millones de colombianos; sacar de la pobreza extrema a más de 1,5 millones de personas; aumentar el empleo en 1,6 millones de plazas adicionales

Sin embargo, hay fenómenos externos difíciles de tener bajo control para quitarlos del camino hacia la meta de crecimiento de la economía. Es más, los analistas del Banco de Colombia advierten que “en una economía pequeña y abierta, como es la colombiana, los choques externos son uno de los factores que más alteran el ciclo productivo y el desempeño de los activos financieros”.

Pérez, por ejemplo, destaca como hecho externo al que hay que ponerle atención “la volatilidad del precio del petróleo, que, aunque por momentos mejora, probablemente no volverá a estar entre 70 y 80 dólares como ocurrió el año pasado”.
Otra amenaza externa es nada menos que la situación de Estados Unidos.

Principalmente, le puede pegar duro a Colombia, teniendo en cuenta que las exportaciones de nuestro país dependen en más de la mitad de la nación que hoy conduce Donald Trump. Precisamente, este es uno de los escenarios que más pesó en el Banco Mundial para la revisión a la baja del pronóstico de crecimiento de la economía mundial: pasará de 3 por ciento en 2018 a 2,9 en 2019 y 2,8 en 2020. Este nubarrón, para Pérez, se suma a “la incertidumbre geopolítica” proveniente de varios frentes.

En los inicios de 2019 ha continuado la volatilidad financiera dados los temores por desaceleraciones de la economía de Chin

“En los inicios de 2019 ha continuado la volatilidad financiera dados los temores por desaceleraciones de la economía de China. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha incrementado la probabilidad (del 20 al 35 %) de una recesión en Estados Unidos”, indica el director de Anif.

Ver los riesgos ayuda

De acuerdo con las proyecciones oficiales, el país crecerá en el 2019 al 3,5 por ciento y al final del cuatrienio lo hará al 4,1 por ciento. Lograrlo depende, en parte, de ver los riesgos para enfrentar los choques.

Por lo pronto, el Plan de Desarrollo está lleno de ambiciosos proyectos. “Está concentrado en resolver parte del déficit cualitativo de vivienda#; en que se adelanten programas de vías terciarias...”, manifestó el presidente Iván Duque el jueves pasado.


ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA