Sectores

Los ‘bomberos’ de la crisis financiera de 2008, diez años después

Ahora los tres hombres impulsan un manual para responder de forma efectiva a eventos similares.

Wall Street

La crisis financiera de 2008 cumple una década y aún hoy se sienten sus efectos.

Foto:

AFP

13 de septiembre 2018 , 09:22 p.m.

Lo primero que hizo Ben Bernanke al asumir la presidencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en 2006 fue pedir el manual con los pasos a seguir en una crisis financiera. "Tenía cuatro páginas", recuerda ahora. Las instrucciones se limitaban a decir que se tenía que abrir el grifo del crédito para dar liquidez a las entidades bancarias en apuros.

Pero los instrumentos que tenía a mano el banco central más poderoso del mundo, según rememora Bernanke 10 años después del derrumbe de Lehman Brothers, eran muy limitados, no estaban diseñados para actuar en un momento de pánico y eso lo obligó a responder conforme pasaban las cosas, improvisando.

Bernanke ahora lidera con Timothy Geithner, entonces presidente de la Fed de Nueva York, y Hank Paulson, que estaba al frente del Tesoro, una iniciativa que busca ayudar a las futuras generaciones a lidiar de una manera más efectiva ante un escenario tan complejo. Se trata de crear una especie de manual para tiempos agitados.

Los ‘tres tenores’ de la crisis participaron en un debate organizado por la Brookings Institution. "Es muy duro revivirlo", admite Geithner, pero es importante reflexionar sobre la experiencia para mejorar las opciones. "Pudo haber sido mucho peor", añade Paulson.

La semana que tuvieron que lidiar con las réplicas de Lehman Brothers fue de gran ansiedad y estrés. "Durante el día no había tiempo para tener miedo", recuerda Hank Paulson. Lo que le quitaba el sueño por la noche, cuenta, era pensar que el problema no se podría superar y se caería en una segunda Gran Depresión. Geithner añade que lo fácil fue tomar la decisión. No tanto, dice, ver la cara de incredulidad de su mujer cuando leía en la prensa lo que habían hecho.

La desconfianza se apoderó de toda la población. "No persuadimos al ciudadano de que lo que estábamos haciendo era lo justo y necesario", admite Bernanke. Paulson defiende que se fue al corazón de Wall Street para contener el derrame y salvar a la economía para proteger al público, "pero eso es muy difícil de explicar y defender porque a la gente no le gustan los bancos". "Por eso las crisis financieras son tan dañinas", reitera Geithner, "porque se espera hasta que arden".

Geither insiste que el objetivo ahora es mitigar el impacto de futuros eventos similares, actuando de una manera más preventiva en lugar de esperar al momento de pánico. "Ahí está el dilema", señala. La situación actual es diferente a la de hace 10 años, por la estructura del sector bancario, por la red de seguridad de la nueva regulación financiera.


SANDRO POZZI
Ediciones EL PAÍS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA