Sectores

Los incentivos de la banca también tienen una apuesta ‘verde’

A gremios y organizaciones se suman las entidades financieras, con tasas favorables y más beneficios

Vivienda

Hay más actores apoyando la construcción sostenible, que, de hecho, en Colombia tiene una política pública.

Foto:

Foro: Istock

Por: Diana M. Díaz G. y Gabriel E. Flórez G.
07 de diciembre 2018 , 06:56 p.m.

La disposición del sector edificador hacia el cuidado al medioambiente atrajo la atención del sistema financiero, que entendió que la eficiencia energética y el ahorro de agua, entre otras cualidades de las construcciones, son la mejor carta de presentación para respaldar este tipo de obras.

A esto hay que agregarle cómo las organizaciones públicas y privadas están reconociendo la necesidad de generar incentivos económicos, incluso, con acciones del Estado como el Conpes 3919 del 2018, que es una hoja de ruta sobre el tema.

Sin embargo, mientras se consolidan las acciones para promover ayudas de alcance nacional, que incluyan el tema financiero, los constructores siguen incorporando voluntariamente nuevos desarrollos para conseguir certificaciones verdes y cumplir los objetivos de desarrollo sostenible planeados por la ONU para el 2030.

En esa búsqueda, y teniendo en cuenta que la mayoría de los desarrollos inmobiliarios verdes son diferentes a vivienda, Bogotá empieza a ser pionera en este segmento. De hecho, cuenta con incentivos como el aumento de la edificabilidad para las construcciones que adopten medidas en materia de ecourbanismo y ahorro de agua y energía en viviendas nuevas de interés social (VIS) e interés prioritario (VIP), resolución SDP 613 del 2015.

Al respecto, Luis Jaramillo, funcionario de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), explica que “también se están otorgando descuentos en el impuesto sobre la renta (Decreto 2205 del 2017 y Resolución 589 del 2018), luego de la verificación de los proyectos por parte de la SDA. Otro estímulo es la exclusión del IVA, orientado a promover medidas pasivas para edificaciones que se encuentren certificadas desde su fase de diseño o que estén en proceso”.

Bogotá empieza a ser pionera en el desarrollo de proyectos de vivienda sostenibles

Esto es un complemento a las iniciativas del sector financiero, que –como en el caso del Grupo Bancolombia– ofrece una menor tasa de interés para el constructor (ver gráfico). Lo interesante es que esto redunda en beneficios para el comprador.

“Por eso, es importante que ellos entiendan el concepto, para que estén en capacidad de identificar y elegir los proyectos verdes”
, explica Franco Piza, director de Sostenibilidad de la entidad, quien reitera cómo los destinos habitacionales empiezan a mostrar una tendencia de crecimiento, a la cual se suman los usos comerciales.

La confirmación de que las acciones para impulsar la financiación de las construcciones verdes y amigables con el medioambiente están aumentando en Colombia, se ve en un informe de la Asobancaria, en el cual destaca a los bonos verdes como un instrumento para apalancar de manera efectiva y transparente diferentes proyectos que tienen como objetivo mitigar los efectos del cambio climático.

La entidad destaca el caso del Banco Davivienda, que en el 2017 lanzó estos bonos por un monto de 433.000 millones de pesos con plazo de 10 años
y una tasa de interés de referencia IBR de 2,13 por ciento. Con estos, la idea es impulsar proyectos medioambientales y sociales, cuyo resultado pueda medirse en una producción más limpia, energía renovable o infraestructura sostenible.

Este componente financiero, ahora es más cercano a los compradores e inversionistas de desarrollos inmobiliarios verdes. Como explica Camilo Luengas, líder técnico del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS), “se ha superado el momento en el que se hablaba de que las ventajas de la edificación sustentable solo eran para quienes operaban los desarrollos inmobiliarios; hoy, todos los actores de la cadena tienen un balance positivo para sumarse”.

Finalmente, Luengas destaca el hecho de que entre esos participantes esté el Estado, a través de las políticas públicas, que trazan pautas para el monitoreo ambiental,
la generación de energías renovables y una mayor eficiencia energética para las construcciones el país, entre otras”.

Por eso, el tema tiene un capítulo clave en el Plan Nacional de Desarrollo, que confirma que el compromiso ahora es de la banca, el gobierno y los gremios. Es decir, se están sumando más actores.

DIANA M. DÍAZ Y GABRIEL E. FLÓREZ G.
VIVIENDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA