Sectores

El censo de población termina a la media noche

A propósito de esto, muchos opinan. He aquí a Bernardo Guerrero en réplica a Carlos Caballero A.. 

censopoblacion

El conteo de los colombianos termina este martes a la media noche

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de octubre 2018 , 01:57 p.m.

En su columna de opinión del sábado 27 de octubre de 2018, el columnista del Tiempo, Carlos Caballero Argáez, presenta una verdad de Perogrullo: “Forzosamente, el dato del censo va a ser distinto de la cifra proyectada”, que no aporta nada a la discusión académica sobre las tendencias demográficas recientes.

De hecho, un error muy común que se ha venido cometiendo es pretender validar el censo con unas proyecciones demográficas, discutibles como toda proyección, basadas en una metodología poco flexible frente a los cambios en los componentes demográficos. No son las proyecciones las que validan un censo sino el censo el que sirve para validar las proyecciones.

Sin embargo, discrepo del columnista, en el sentido de que para él no importa que seamos 45 o 48 millones de colombianos y cualesquiera que sea el resultado es una consecuencia de los cambios demográficos.

Oculta el mencionado autor que todo censo presenta problemas de cobertura y contenido. Un nivel de población muy bajo, o una estructura de edad inadecuada, que no refleje consistencia en las tendencias de los componentes demográficos de la natalidad, la mortalidad y la migración, con sus respectivos ajustes de calidad y cobertura, reflejan problemas de omisión censal que deben ser tenidos en cuenta.

No hay que olvidar que un censo debe cuantificar , con precisión, la población total.

Las cifras preliminares publicadas sobre población censada no son compatibles, a simple vista con indicadores de la evolución de los componentes demográficos, utilizados por las Naciones Unidas, la Oficina del Censo de los Estados Unidos y por algunos demógrafos independientes, razón por la cual se requiere una rigurosa y objetiva evaluación postcensal de cobertura, calidad y consistencia entre los componentes demográficos.

Hasta el momento, no se conoce la metodología que utilizará el DANE para evaluar la cobertura y la calidad del censo. No se avizora la aplicación de una encuesta postcensal de cobertura, el uso de registros administrativos, previa una evaluación de cobertura y calidad, podría facilitar la medición de la omisión. El método de conciliación censal no es de buen recibo en ciertos círculos demográficos, entre otras razones, porque arrastra el lastre de errores de censos precedentes.

Así las cosas, es necesario ser prudentes con los resultados del censo hasta que no se lleve a cabo una rigurosa evaluación del mismo. Técnica y económicamente la omisión si importa.

No hay que olvidar que en el censo 2005 la recolección en más de 700 municipios se hizo en el 2006 con el agravante de que como no se ajustó la fecha de la pregunta sobre fecundidad retrospectiva, se subestimó la fecundidad y para solucionar el problema se hizo uso de métodos que sobreestimaron la población entre 0 y 10 años, lo cual entre otras cosas ha implicado altos costos, por ejemplo, en las campañas de vacunación.

El remedio resultó peor que la enfermedad. Ojalá el rigor en el análisis demográfico prime sobre los espectáculos mediáticos que surgen de la urgencia de presentar resultados.

Opinión de BERNARDO GUERRERO
Demógrafo ex funcionario del DANE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA