Sectores

Camacol pide ajustar precios de la VIS y mantener subsidio a la tasa

Presidenta del gremio, Sandra Forero, hizo la petición en el Congreso anual realizado en Cartagena.

Vivienda social

Según los constructores, el mercado ha cambiado y por eso en el caso de la vivienda social hay que evaluar factores que impactan los costos.

Foto:

Foto. César Melgarejo-EL TIEMPO

08 de junio 2018 , 06:51 p.m.

El mercado ha cambiado y, por eso, “hay que involucrar los factores que impactan los costos de producción, las trasformaciones socioeconómicas regionales y las exigencias y cargas urbanísticas a nivel local”, dijo este viernes la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol),  Sandra Forero, durante el cierre del Congreso anual realizado en Cartagena. La directiva agregó que “se debería fijar un nuevo precio tope para las categorías de este tipo de oferta”.

Según Forero, “esto permitiría incentivar la construcción de proyectos y, a su vez, garantizar la accesibilidad de los hogares bajo el modelo de cierre financiero de ahorro, subsidio y crédito, establecidos en los programas de la política de vivienda”.

A propósito de la política estatal para el sector, la dirigente gremial reconoció que los componentes para el cierre financiero en la adquisición han tenido grandes avances en su tipología y operación. “Por un lado, está el desarrollo de un marco unificado de subsidios a la cuota inicial y la existencia de coberturas a la tasa de interés, muy bien articulados”, explicó.

Sin embargo, la directiva anotó que estos elementos han estado delimitados para algunos programas, “sin cubrir la totalidad de fuentes de recursos, sin garantizar su continuidad y sin alinear todas las estrategias del marco de política de vivienda del país”.

Modelo único de subsidios

Por eso, dejó a consideración del próximo Mandatario “la creación de un modelo único de articulación de subsidios de vivienda en el país, y mediante Ley de la República, garantizar su continuidad y ejecución permanente, así como su priorización y financiación”.

Esto debe incluir –según la iniciativa de Forero–, "el desarrollo de un aplicativo tecnológico y un sistema de evaluación, asignación y ejecución de los subsidios de vivienda del país, independientemente de su fuente de fondeo y población objetivo, a lo que se le deben sumar nuevos mecanismos fiscales para garantizar la continuidad de los recursos de subsidios y las coberturas a la tasa de interés”, enfatizó.

Pero no fueron las únicas propuestas. Forero también habló de la necesidad de profundizar la financiación de vivienda, construir vivienda para arrendar y asumir acciones para que haya seguridad jurídica, entre otros (ver recuadros). Es importante tener en cuenta que al cierre de esta edición, aún no se había pronunciado el presidente Juan Manuel Santos, invitado al que fue su último congreso.

Además, hay que sumar nuevos mecanismos fiscales para garantizar la continuidad de los recursos de subsidios y las coberturas a la tasa de interés


LAS PROPUESTAS

Hay que profundizar en la financiación

Pese a que en los últimos años el acceso al crédito de largo plazo para la financiación de vivienda ha mejorado, aún hay elementos estructurales que limitan su expansión. Por eso, Camacol sugiere “eliminar las asimetrías y los obstáculos que genera el marco legal, mitigar los riesgos de recuperación de las garantías e impulsar las operaciones de ‘leasing’ habitacional, que serviría para complementar el crédito hipotecario.

Para ello, es importante establecer un nuevo marco legal con el fin de respaldar la financiación, de acuerdo con las condiciones actuales del mercado y para la gestión de riesgos del sistema financiero. Se necesita, además, un marco de incentivos al ‘leasing’ habitacional en vivienda social, mitigando, además, el riesgo derivado de estas operaciones.

Se debe construir para arrendar

Actualmente, 4,9 millones de hogares urbanos viven en arriendo en el país, es decir, el 44 por ciento del total, número que crece en 5 por ciento anualmente. Además, de estos el 72 por ciento tiene ingresos inferiores a 4 salarios mínimos (3’124.968 pesos). Incluso, este mercado moviliza recursos anuales por 23,8 billones de pesos.

Por eso, la propuesta del gremio constructor apunta a “actualizar el marco legal de arrendamientos en el país, para establecer un balance de riesgos entre las partes, vincular nuevos esquemas y modelos de operación, y diseñar instrumentos que estimulen la formalización de este mercado”. También sugiere “crear el subsidio de arrendamiento y diseñar una estrategia legal y operativa para acelerar el proceso de restitución de los inmuebles”.

Se necesita un marco de incentivos al ‘leasing’ habitacional en vivienda social, mitigando, además, el riesgo derivado de estas operaciones

Las propuestasIncentivos para el ahorro y la inversión

Según las cifras de Camacol, la inversión en vivienda nueva de los estratos medio y medio-alto representa el 75 por ciento del total del país, es decir, allí hay una oportunidad. También está el potencial del capital extranjero y la dinámica de los mercados regionales; de hecho, hoy solo el 3,8 por ciento de los hogares propietarios del país tienen una vivienda de recreo.

“Esto, en conjunto, requiere un marco de incentivos efectivos y de un modelo de ahorro para la inversión. Por eso, es clave crear incentivos a la inversión en oferta nueva y recuperar los estímulos que impulsaron su dinámica en los últimos años, hoy limitados por topes a las deducciones tributarias aplicables a las personas naturales (cuentas para el fomento a la construcción, AFC, y deducción de intereses de créditos hipotecarios)”.

Seguridad jurídica y menos trámites

Para contrarrestar la suspensión o la modificación de licencias urbanísticas consolidadas contrariando los preceptos legales y constitucionales, sin el reconocimiento de las indemnizaciones a favor de sus titulares, el gremio sugiere “garantizar el deber de las autoridades territoriales de respetar esas situaciones jurídicas consolidadas al amparo de las licencias, durante el trámite de modificación de los planes de ordenamiento territorial”.

A esto le suma la necesidad de “generar mecanismos de reparación o compensación cuando se dé lugar a la ocurrencia de un daño antijurídico...”.

También hace un llamado para que los 70 trámites que en promedio surten los proyectos de construcción dejen de ser un problema crítico, ya que desincentiva la inversión”.

Hay que contrarrestar la suspensión o la modificación de licencias urbanísticas consolidadas contrariando los preceptos legales

Crear Viceministerio de ciudades

Según el diagnóstico presentado en el Sistema de Ciudades mediante el documento Conpes 3819 del 2014, “Colombia no cuenta con políticas suficientes que promuevan la articulación, la complementariedad y la coordinación entre las ciudades”.

Asimismo, la estructura actual del Ministerio de Vivienda “no contiene un brazo institucional con dedicación prioritaria al cumplimento de los objetivos trazados para la consolidación del Sistema de Ciudades, en particular en materia de ordenamiento territorial y otras variables”.

Por eso, también se propone “crear el Viceministerio de Ciudades, dentro del Ministerio de Vivienda, que tendría como funciones formular, adoptar, coordinar y ejecutar la Política Nacional Urbana, y cumplir de los objetivos para consolidar ese Sistema.

Mas opiniones‘Los ajustes son necesarios para el sector’

“Para garantizar la continuidad de la política habitacional en el país, le sugerimos al próximo Presidente de la República crear un modelo único de articulación de subsidios de vivienda. En esto sería clave una Ley de la República que cree las condiciones que los haga viables”, Sandra Forero, presidenta de Camacol.

“En el negocio de la construcción hay inversiones, créditos, compromisos, licencias, etc. que se tramitan con años de antelación al desarrollo y a la entrega de los inmuebles. Por eso, la inseguridad jurídica o el cambio en las reglas de juego al desarrollador, frenan el desarrollo”, Mario Ciardelli, gerente de la constructora Amarilo.

“La propuesta de ajustar los precios de la vivienda social se justifica porque el mercado ha cambiado. Hay costos indirectos asociados al proyecto (insumos, normas técnicas, etc.) que en muchos casos hacen inviable desarrollar estas obras. Por eso, el tema debe revisarse”, Andrés Arango, socio fundador de Urbanum.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
​Coordinador editorial Vivienda
Twitter: @GabrielFlorezG

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA