Sectores

El Plan de Desarrollo tiene 12 bases y siete agendas regionales

El 'Pacto por Colombia, pacto por la equidad’, tiene los ejes de la carta de navegación 2018-2022.

Bases del Plan de Desarrollo 2018-2022

El emprendimiento y la productividad es una de las estrategias a las que le apunta el Gobierno para generar mayor equidad.

Foto:

Archivo / ELTIEMPO

Por: Ómar G. Ahumada Rojas
11 de octubre 2018 , 10:50 p.m.

El Gobierno ya definió los frentes de acción que orientarán sus acciones de política pública durante los próximos años, a través de la formulación de las bases del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, que son los ejes sobre los cuales se sustenta el proyecto de ley que debe ser sometido a consideración del Congreso de la República.

Para ello, según un documento del Departamento Nacional de Planeación (DNP), conocido por EL TIEMPO, el plan fue llamado Pacto por Colombia, pacto por la equidad, y su columna vertebral está fundada en la sumatoria de la legalidad más emprendimiento, dando como resultado la equidad.

En total son 12 las bases del PND, las cuales le apuntan directamente a uno de los componentes de la ecuación anterior, que incorporará y planteará estrategias con los 17 objetivos de desarrollo sostenible y las 169 metas fijadas para que hacia el año 2030 se logre erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas tengan paz y prosperidad. El plan también estará acorde con las buenas prácticas de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), que aportará aspectos claves como la mejora normativa, la competencia y el medioambiente y desarrollo sostenible.

En este sentido, el PND del gobierno de Iván Duque incluirá metas volantes consistentes con dichos objetivos y, según se pudo establecer, la socialización de estas bases comenzará después del 25 de octubre próximo.

Las bases

En materia de legalidad, la primera base es la de legalidad y seguridad, que incluye tres elementos principales, como lo son la seguridad, justicia y convivencia para la equidad; transparencia y lucha contra la corrupción; y política exterior y soberanía.

Otro de los componentes de este eje es la equidad como política pública moderna para la inclusión social y productiva, que abarca acciones para una inclusión social sostenible, pero acelerando la inclusión productiva; acciones coordinadas para superar la pobreza; enfoque en grupos poblacionales indígenas, afros, raizales, negros, gitanos y palenqueros; la juventud naranja e instrumentos para conectar la política social a los mercados.

La tercera base del componente de legalidad, según el documento, es la de los bienes productivos y recursos naturales para la productividad y la equidad, en la que las estrategias tienen que ver con la creación de un mercado eléctrico 2.0, la transformación de los recursos naturales para el crecimiento nacional y regional; y el agua potable, saneamiento básico y aseo.

Entre tanto, el componente de emprendimiento del PND tiene como bases el crecimiento verde, el transporte y logística para el comercio exterior y la integración regional, así como una base denominada ‘La paz que nos une’.

La primera tiene como elementos la conservación y uso del capital natural para nuevas oportunidades económicas, una agenda sectorial para la sostenibilidad y la productividad, al igual que el crecimiento resiliente al cambio climático y a riesgos de desastres.

En el PND, la base de transporte le apunta al fortalecimiento institucional del sector, a la movilidad urbana y regional de carga y de pasajeros, así como al transporte nacional y logística.

En cuanto a la paz, esta base del plan de desarrollo plantea un componente de víctimas y estabilización, una mayor coordinación y eficiencia para esa estabilización, e instrumentos y herramientas para alcanzar esa paz.

Y sobre el resultado esperado, que tiene que ver con la equidad, el primer eje es el emprendimiento y la productividad y prevé esquemas de emprendimiento y formalización, el desarrollo productivo e internacionalización, la adopción tecnológica e innovación empresarial, mejoras regulatorias, competencia y financiamiento, así como una transformación y desarrollo rural.

Otra base del plan en este aspecto es conectar territorios y fortalecer la descentralización, apuntándole a tener ciudades incluyentes y que sean motores de productividad, una conectividad y aprovechamiento de vínculos urbano-rurales, a fortalecer políticas e inversiones para el desarrollo regional, al igual que un fortalecimiento fiscal e institucional.

Para la equidad otra de las bases del plan es la economía naranja y la cultura, a través de una política integral de la economía creativa y un esquema de cultura y transformación social.

Otras dos bases transversales del PND 2018-2022 son la transformación digital, con un entorno y masificación de acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones; al igual que una administración pública eficiente y de servicio al ciudadano, mediante la conectividad con el ciudadano.

Una vez socializadas las bases, el próximo año sería presentado el proyecto de ley para que el plan quede en firme.

El 14 de noviembre se presentan las bases al Consejo Nacional de Planeación, el 7 de febrero del 2019 el proyecto llega al Congreso y el 7 de mayo del 2019 es el plazo máximo para aprobación del PND 2018-2022.

El 14 de noviembre se presentan las bases al Consejo Nacional de Planeación, el 7 de febrero del 2019 el proyecto llega al Congreso y el 7 de mayo del 2019 es el plazo máximo para aprobación del plan

Agendas por región y participación de la gente

El Plan Nacional de Desarrollo del cuatrienio observa las dinámicas regionales más allá de las fronteras político-administrativas, entendiéndolas desde el punto de vista funcional, así como desde una óptica de asociatividad, mediante una planeación intermedia para el desarrollo supramunicipal.

De estas dinámicas se derivarán siete agendas regionales para el Eje Cafetero y Antioquia, el Pacífico, la región Central, los Santanderes, la Orinoquia, la región Caribe y la Amazonia.

A estas se suma el componente de los colombianos en el exterior. Con ello, el Gobierno ya planeó una estrategia de participación en las regiones.

Así, entre octubre y noviembre se prevé abordar la esfera regional, con 14 talleres, dos por región, en universidades y centros de pensamiento y la esfera departamental con 15 talleres con los actores políticos y 10 talleres ‘Construyendo País’, entre octubre y enero del 2019.

Entre tanto, la dimensión comunitaria se llevará a cabo entre octubre del 2018 y febrero del 2019, a través de un portal electrónico, consultas formales a las comunidades indígenas y un diálogo social enfocado en víctimas, género y población en situación de discapacidad.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA