Sector Financiero

Colombia queda cerca de perder el grado de inversión

El efecto de la menor nota se verá en un mayor pago de intereses por parte del país.

Dinero

La economía colombiana sigue sufriendo las repercusiones de los efectos de los menores precios de las materias primas.

Foto:

Archivo EL TIEMPO / Cortesía

11 de diciembre 2017 , 11:36 p.m.

La agencia calificadora Standard and Poor’s (S&P) redujo este lunes la calificación crediticia de Colombia a 'BBB-' desde 'BBB'.

De acuerdo con S&P, la combinación de un crecimiento más débil de lo esperado en el 2017 y la dependencia parcial de ingresos extraordinarios para compensar el bajo desempeño de la reforma tributaria del 2016 demuestran la dificultad de reducir gradualmente los déficits generales del Gobierno para cumplir con la regla fiscal. “Aunque esperamos que los déficits fiscales de Colombia se reduzcan, los resultados de la reforma del 2016 han estado por debajo de lo previsto y el cumplimiento de la meta fiscal ha recaído parcialmente en ingresos extraordinarios”, señaló.

Y recalcó que el país sigue sufriendo las repercusiones de los efectos de los menores precios de las materias primas, reflejadas en el alto nivel de deuda externa y en la pronunciada volatilidad en los términos de intercambio del país, “que hacen evidente la menor resiliencia de las cuentas externas y de la economía a los choques externos”.

El efecto de la menor nota se verá en un mayor pago de intereses por parte del país, toda vez que BBB- es el más bajo grado de inversión y después de este el escalón que sigue es BB+, considerado como el más alto grado especulativo, es decir, cuando prestarle a un país no es ‘invertir’ sino ‘especular’ con el dinero. En la revisión, Standard and Poor’s mejoró el panorama a estable desde negativo, al afirmar que la perspectiva refleja la expectativa de que las instituciones políticas contribuirán a la estabilidad económica tras las elecciones nacionales del 2018.

La reducción de la nota de Colombia ante los inversionistas mundiales se dio tras varios meses de advertencias, ya que a comienzos del 2017 Standard and Poor’s había cambiado a negativa su perspectiva frente a Colombia, y analistas anticipaban el ajuste antes de cerrar el 2017.

Elecciones no afectarán

Sin embargo, S&P señaló que Colombia ha tenido una institucionalidad fuerte en materia económica y confía en que las elecciones presidenciales del año entrante no traerán mayores cambios en este frente, clave para la estabilidad.

Esto, con todo y el descontento popular con la clase política por los escándalos de corrupción y un proceso de paz que ha sido complejo de materializar. “Las mejoras en la última década han soportado el aumento en la inversión y el crecimiento”, dijo S&P.

La firma puntualizó que la calificación podría subir en los próximos dos años si el nivel de deuda externa y de déficit baja más de lo previsto. Pero advirtió que podría haber otro recorte si “contrario a nuestras expectativas, se dan signos de deterioro en el acceso de Colombia al financiamiento externo y si el déficit fiscal no disminuye lo suficiente y la deuda general del Gobierno sube como proporción del PIB”, entre otros temas.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA