Empresas

Falta de pollo en Reino Unido obliga a cierres de KFC

La impaciencia de muchos clientes habituales llevó a algunos locales, incluso, a llamar a la policía

KFC

Local de KFC en el sur de Londres.

Foto:

Ben Stansall / AFP

22 de febrero 2018 , 07:42 p.m.

El desabastecimiento de pollo en los restaurantes británicos de la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken, más conocida como KFC, está adquiriendo ya tintes de tragicomedia, a medio camino entre la denuncia social y el género de catástrofes. 

Alrededor de la mitad de los 900 establecimientos que tiene la empresa en el país, seguían este miércoles cerrados por falta de pollo, después de que la escasez empezara a notarse el pasado fin de semana. Mientras tanto, los locales que han podido abrir se las han visto y deseado para satisfacer la demanda de la legión de ansiosos amantes de estos cubos de grasientos trozos de pollo, tocados con el crujiente rebozado, marca de la casa.

La desesperación de muchos clientes habituales llevó a algunos locales, incluso, a llamar a la policía, que tuvo que pedir calma. La prensa británica ha citado varios casos de empleados desesperados de KFC que habían tomado la iniciativa de comprar pollos ellos mismos para mitigar la tensión de los clientes.

Alrededor de la mitad de los 900 establecimientos que tiene la empresa en el país seguían este miércoles cerrados.

La crisis ha invadido las redes sociales con el hasgtag de #KFCCrisis, y hasta hay quien ha tratado de aprovechar el tirón para vender su mercancía (sin usar, asegura, y adquirida el pasado lunes) en eBay.

La principal pregunta, la de dónde está el pollo, parece estar ya resuelta. Las aves se encuentran dentro de decenas de camiones atrapados en una terminal de distribución de la localidad de Rugby. La nueva pregunta es: ¿aguantarán la carne en buen estado hasta que se resuelvan los problemas logísticos?

Las aves se encuentran dentro de decenas de camiones atrapados en una terminal de distribución de la localidad de Rugby.

El problema, según la compañía, proviene de una avería en el sistema de distribución de la empresa alemana de transporte DHL, con la que este gigante estadounidense empezó a trabajar el pasado fin de semana. KFC ha reconocido que parte de la carne atrapada en Rugby deberá ser destruida. “Sabemos que esto puede haber causado inconvenientes a algunos de ustedes en los últimos días y que los puede haber decepcionado cuando querían su menú de pollo frito”, lamentó la empresa este lunes.

EDICIONES EL PAÍS, SL 2018

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA